'Escape Room 2: Mueres por salir' potencia la tensión por encima de la coherencia, en una secuela que no decepcionará a los fans de la primera entrega
Críticas

'Escape Room 2: Mueres por salir' potencia la tensión por encima de la coherencia, en una secuela que no decepcionará a los fans de la primera entrega

El estreno de 'Escape Room' hace un par de años sirvió hasta cierto punto para llenar el vacío que había dejado por aquel entonces la saga 'Saw'. La cinta dirigida por Adam Robitel era mucho menos contundente que la popular franquicia iniciada por James Wan, pero a su manera era una especie de versión más digerible por el gran público con un toque de 'Cube'.

Visto su éxito -costó 9 millones de dólares y recaudó más de 155-, la secuela era inevitable, siendo este viernes 13 de agosto cuando 'Escape Room 2' llega a los cines españoles. Para la ocasión se ha optado por arriesgar lo mínimo para dar forma a un intenso espectáculo que mantiene los mismos defectos y virtudes que su predecesora.

Más de lo mismo

No creo equivocarme al afirmar que 'Escape Room 2' es más de lo mismo, optando por seguir el camino de que más grande es mejor a la hora de plantear las diferentes pruebas a las que han de ir enfrentándose los protagonistas. Es verdad que tardan un poco más llegar por la necesidad de encontrar una forma de justificar que los dos protagonistas de la primera entrega vuelven a verse involucrados en un nueva entrega del juego mortal.

Por ello, el guion de Will Honley, Maria Melnik (también coautora del de 'Escape Room'), Daniel Tuch y Oren Uziel se centra a partir del inicio de la partida en que la intensidad nunca decaiga, buscando mantener siempre la adrenalina del espectador en niveles elevados para que no nos paremos a pensar en nada más que ver cómo los personajes van superando las diferentes pruebas no con poca dificultad.

Por su parte, el director Robitel, que ya se ocupó de la puesta en escena de la primera entrega, es consciente de aquello que interesó más al público, por lo que también se centra en potenciar esa intensidad que mencionaba antes para así encontrar la auténtica razón de ser de 'Escape Room 2': enganchar a los que disfrutaron con la primera entrega.

Sabías a lo que venías

Escape Room 2 Escena

Para ello hay elementos que funcionan mejor como el hecho de contar con una pareja protagonista (Taylor Russell, Logan Miller) que el público ya conoce. Eso te quita por un lado -tienes claro que ninguno de ellos va a ser de los primeros en morir, y eso si hay alguna posibilidad real de que alguno de ellos acabe cayendo por el camino- y te da por otro -ya no son personajes aleatorios los que se enfrentan a una situación de peligro-, pero acaba primando lo positivo, ya que al menos tiene algo a lo que agarrarte en lo emocional.

Por lo demás, se nota que los guionistas se han tomado su tiempo a la hora de meditar las trampas a las que han de enfrentarse, elevando su nivel de peligrosidad para intentar dar el menor respiro posible tanto a sus personajes como al espectador. Lástima que no termine de aprovechar que los jugadores hayan sido campeones en anteriores ediciones de este juego mortal cuando por ahí podrían haber encontrado un rasgo distintivo estimulante.

A cambio, lo que propone 'Escape Room 2' en lo puramente argumental coquetea con lo absurdo en más de una ocasión, siendo mejor la opción de dejarse llevar para pasar un rato más o menos entretenido que la posibilidad de intentar reflexionar un poco sobre la mitología que propone y desarrolla. De hecho, cuando menos nos paremos a pensar, mejor para la película, porque sentido no puede decirse que tenga mucho.

En resumidas cuentas

Escape Room 2 Imagen

'Escape Room 2' es una secuela continuista que se conforma con intentar seducir a aquellos que disfrutaron con la primera entrega. Los demás encontraremos más de lo mismo, potenciándose las escenas de tensión -que no la violencia, donde vuelve a estar todo medido de más- a costa de terminar de sacrificar cualquier credibilidad posible de lo que nos esté contando. No esperes más de ella.

Temas
Inicio