Compartir
Publicidad

'Guardianes de la Galaxia', enganchados a un sentimiento

'Guardianes de la Galaxia', enganchados a un sentimiento
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha sido la película del verano. Y para variar, este honor no se lo ha llevado un blockbuster que deja terribles comentarios tras arrasar en taquilla sino un cautivador entretenimiento que ha cumplido las expectativas que despertó el tráiler, que ha conquistado a crítica y público, recomendable para todos, desde expertos del cómic a espectadores que no tienen ni idea de quién es Thanos, pasando por cinéfilos que vibran con autores rumanos o gente que solo va al cine de vez en cuando a pasar el rato. Todos disfrutamos 'Guardianes de la Galaxia' ('Guardians of the Galaxy', 2014).

Es muy llamativo que esta apuesta poco menos que suicida de Marvel haya triunfado solo dos años después de que su jefa, la poderosa Disney, fracasara con la adaptación de otra aventura que nos llevó lejos de la Tierra: 'John Carter' (2012). James Gunn no tiene más talento para la puesta en escena que Andrew Stanton pero acertó en algo clave: humor. Su película funciona porque, ante todo, no se toma en serio a sí misma, porque es una fiesta donde todo vale, invitando al público a reír (e incluso bailar) y pasarlo bien con unos excéntricos y alocados protagonistas.

Lo más parecido a Star Wars desde Firefly/Serenity

Desde que arrancó su etapa como estudio productor con 'Iron Man' (2008), Marvel se ha caracterizado por un enfoque ligero con generosa dosis de comedia, distanciándose de su principal competidora, DC, aferrada al dramatismo con el que Christopher Nolan se aproximó al Caballero Oscuro (de hecho, se rumorea que DC y Warner han aplicado una política de “cero bromas” en la próxima 'Batman v Superman'). Por tanto, Gunn no ha aportado el espíritu lúdico, ni mucho menos, pero sí un tono disparatado y gamberro impropio de una superproducción de Hollywood (costó la friolera de 170 millones de dólares Y SE NOTA).

Quizá no había otra forma de hacerla (bien). Marvel necesitaba a estos personajes para la expansión de su universo, tan desesperadamente como cuando llevaron a la gran pantalla 'Los Vengadores' ('The Avengers', 2012). En aquella ocasión se arriesgaron con Joss Whedon (nunca antes contó con un presupuesto tan ambicioso y fue incapaz de sacar adelante una película de Wonder Woman para DC/Warner) y esta vez se la jugaron a todo o nada con un realizador de corte similar, amigo del primero, cuya visión del subgénero de justicieros enmascarados es la bruta 'Super' (2010).

Gunn no tiene carta blanca, debe hacer concesiones, como rellenar minutos con acción que en lugar de ser espectacular resulta rutinaria y aburrida (persecuciones mareantes y peleas prescindibles), pero deja su sello personal, su humor, numerosos guiños al cómic (creado en 1969 por Arnold Drake y Gene Colan si bien la formación actual es de Dan Abnett y Andy Lanning), una irresistible selección musical y sacar el mayor partido a un reparto donde brilla Chris Pratt, sorprende Dave Bautista e impresionan las creaciones de Rocket y Groot (voces de Bradley Cooper y Vin Diesel).

Guardianes de la Galaxia: unos amigos chiflados y encantadores

La película tiene detalles impagables que derriban cualquier defensa; tienes que amarla. Empezar con “I´m not in love” de 10cc, que el protagonista conserve su viejo walkman como si fuera el mayor tesoro del universo, un salvaje que no entiende las metáforas pero habla con un lenguaje digno de la RAE, un alienígena gigante con forma de árbol que solo dice una sola frase, un MAPACHE MERCENARIO TRAUMATIZADO, HARTO DE QUE NO LE TOMEN EN SERIO, QUE USA ARMAS, DISEÑA PLANES DE FUGA Y PILOTA NAVES. ¡Cómo resistirse!

Al margen de otras consideraciones más cínicas (y probablemente ciertas), es una buena noticia para el cine fantástico que 'Guardianes de la galaxia' haya sido un triunfo económico: amplía los horizontes de lo que es válido dentro de una superproducción. No llega al nivel de 'Los Vengadores' (le falta un tercer acto tan épico y un villano tan carismático como Loki) pero puede calificarse tranquilamente como la segunda mejor película de Marvel; es muy divertida, te mantiene entretenido durante dos horas y arranca más carcajadas que la mayoría de las comedias que suelen estrenarse hoy en día.

3,5 estrellas
  • Otras críticas en BlogdeCine:

'Guardianes de la Galaxia', un hito del cine de entretenimiento

'Guardianes de la Galaxia', rutas conocidas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio