Publicidad

'Kingdom': los zombis en la Corea medieval de Netflix marcan uno de los estrenos más magnéticos de 2019
Críticas

'Kingdom': los zombis en la Corea medieval de Netflix marcan uno de los estrenos más magnéticos de 2019

Publicidad

Publicidad

Una de las víctimas más notorias de la famosa gripe española en su brote en Madrid fue el rey Alfonso XIII. Al contrario que otros miles de súbditos, él sobrevivió. Por alguna razón, este hecho histórico me ha venido a la cabeza cuando me he puesto a ver 'Kingdom', la excelente serie coreana de zombis que estrenó Netflix hace unos días.

Y es que 'Kingdom', basado en el webcómic de Kim Eun-hee y Yang Kyung-il, comienza con los rumores en torno a la muerte del rey en la Corea de la dinastía Joseon. El príncipe heredero, Yi-Chang (Ju Ji-hoon), se ve sin poder entrar en las puertas de palacio para cuidar de su padre afectado por una rabiosa enfermedad.

Como parte de un complot por arrebatar el trono, auspiciado por el ministro Cho Hak-jo (Ryu Seung-ryong), el príncipe es alejado del palacio para investigar la extraña plaga que asola el sur del país. Para más inri, esta infección zombi se expande en una época de sequía y grave hambruna por todo el país.

Así nuestro protagonista partirá por toda Corea con una pequeña cohorte formada por un médico (Bae Doo-na), el enigmático Yeong-Shin (Kim Sung-gyu), y su guardia personal Moo-Young (Kim Sang-ho) durante seis episodios en los que intentará aplacar la fiera plaga zombi.

Uno de los grandes miedos que tenía con 'Kingdom' es que fuese "una serie de zombis más" y que esa ambientación medieval no fuera distintivo suficiente. Pero la serie, escrita por Kim Eun-hee y dirigida por Kim Seong-hun, logra obtener al poco un encanto especial y una trama que recuerda ligeramente más a 'Juego de Tronos' que a 'The Walking Dead'.

Una historia de zombis refrescante

Es curioso que, acostumbrados a ver cómo afectan los apocalipsis zombis al vulgo, a las personas de la calle, sea tan refrescante ver la historia desde el punto de vista de la nobleza. Sobre todo si son capaces de venderme una buena historia de tejemanejes palaciegos a la vez. Y, en este sentido, la serie cumple con creces.

Aunque sí que es verdad que a veces esta mezcla queda un tanto rara, sobre todo en según que momentos. Pero nunca molesta. Si te interesa más el factor zombi, tendrás muy buenas raciones y si te atrae más la conspiración siempre hay algo para saciarnos.

Kingdom 105 Unit 00708

Por lo demás, llama la atención cómo en 'Kingdom' te llegan a caer bien todos y cada uno de los personajes. Incluso aquellos que son más ruines y villanos. Están milimétricamente definidos y sus intérpretes están a la altura.

También hay que destacar el cuidado especial a la ambientación. Grandes paisajes y majestuosos palacios se combina con modestas aldeas que nos hablan de las costumbres y tradiciones coreanas. Y sí, hay sangre y buenas persecuciones zombis con una, a mi juicio, muy buena dosificación.

Todo esto logra que 'Kingdom' sea especialmente magnética. Una historia modesta, sin grandes artificios pero que logra convertirse en una serie más que estimulante. Una sorpresa bastante agradable. La lástima es que la serie termina con ese cliffhanger, pero afortunadamente la segunda temporada ya está en marcha.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir