Compartir
Publicidad
Publicidad

'La Búsqueda', encontrando al Yimou más íntimo

'La Búsqueda', encontrando al Yimou más íntimo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy se estrena entre nosotros la última película de Zhang Yimou, 'La Maldición de la Flor Dorada', que ya he tenido oportunidad de ver, pero dejo para mañana lo que pueda decir sobre ella. También he visto su anterior film, 'La Búsqueda', realizado en el 2004, y que no conoció estreno en salas comerciales en nuestro país, algo que a estas altura ya no nos sorprende. Sí se ha editado este mes en dvd, tanto sola como en un pack dedicado al prestigioso cineasta chino, asi que es una buena oportunidad para todos aquellos que disfrutasteis con películas como 'El Camino a Casa', que corresponde a una época en el cine de su autor, que a mí personalmente es la que menos me interesa. Esa faceta de cineasta íntimo, narrando historias cercanas con personajes realistas, rodadas con pocos medios, no me dice absolutamente nada, y me aburre bastante. Prefiero cuando se pone espectacularmente romántico y rueda cosas como 'Héroe' o 'La Casa de las Dagas Voladoras', con historias mucho más fascinantes y personajes más interesantes.

'La Búsqueda' cuenta la historia de un hombre que decide, por petición de su nuera, ir a visitar a su hijo, enfermo de cáncer, con el que hace diez años que no se habla. El hijo se niega a recibirlo, y el padre en un último intento de conocer mejor a su primogénito, inicia un viaje hasta un lugar donde su hijo estuvo grabando a unos cantantes de ópera, en especial a uno en concreto, el cual ahora está en la cárcel. La visita a dicho hombre cambiará para siempre la vida de nuestro protagonista.

Una historia totalmente íntima, servida por Yimou con total sencillez, aunque en algún momento se para demasiado, como la relación del personaje central con un niño que nunca ha conocido a su padre. Dicha parte es demasiado evidente y previsible, y tiene alguna secuencia que podría habérsela ahorrado, porque por mucho simbolismo que tenga, a nadie le interesa ver a un niño cagando en medio de las montañas. Eso sí, montañas en la película hay para dar y tomar, y todas excepcionalmente fotografiadas, paisajes enormemente bellos y al mismo tiempo solitarios, en consonancia con la belleza interior de los personajes que pululan por el film, donde por supuesto se alza como claro vencedor, el central, interpretado por un extraordinario Ken Takatura, el inolvidable intérprete de 'Yakuza'. El actor con su sola presencia y su rostro sereno y tranquilo, sumido en profundos pensamientos, logra transmitir toda la pena de su personaje. Ninguno del resto del elenco está a la altura de este inmenso actor, y eso que el niño no es el típico repelente, estando el actor bastante bien.

El film es demasiado simple, y ahí radica al mismo tiempo su fuerza y su debilidad. Por un lado, la historia directa al grano, sin ningún tipo de floritura, hurgando en los sentimientos del espectador de forma clara y concisa. Pero por otro, todo resulta como demasiado evidente, y echamos en falta algo más de garra narrativa y sustancia argumental. Aún así, el film es mínimanete interesante en todo momento, y lo que es más importante, no aburre.

Una correcta película, que se ve con agrado, no más. Luego Yimou realizaría un film en las antípodas de éste, y en el que ya queda clara su visión de sí mismo, en lo que es uno de los ejercicios de egocentrismo más descarados de los últimos años. Al menos, en 'La Búsqueda' y en otras películas suyas, el director es más humilde, más sincero, y por lo tanto más cercano.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos