Publicidad

'A los gatos, ni tocarlos: Un asesino en Internet': el true crime del año es este espeluznante thriller para Netflix
Críticas

'A los gatos, ni tocarlos: Un asesino en Internet': el true crime del año es este espeluznante thriller para Netflix

Publicidad

Publicidad

Los formatos de moda, el true crime y la no ficción, se fusionan en el último estreno documental de Netflix, 'A los gatos, ni tocarlos: Un asesino en internet', una espeluznante historia real sobre la utilidad (o no) de las redes sociales a la hora de buscar a un tipo peligroso a través del ciberespacio.

Atrápame si puedes

Tras la aparición en internet de un video protagonizado por un misterioso personaje matando a dos gatitos, la red enloquece de tal modo que hasta un grupo de detectives aficionados se dedicará a localizar al sospechoso. Lo harán en un brutal juego del gato y el ratón que no parece tener límites y donde no solo las mascotas más adorables del mundo están en peligro de muerte.

Dimitri Doganis y Adam Hawkins, productores detrás de títulos tan interesantes como 'El impostor', 'American Animals' o 'Tres idénticos desconocidos', saben sacar todo el jugo a una historia de esas que pasó inadvertida en medio mundo y que ahora se muestra con toda su crudeza. A través de un documental narrado por los propios protagonistas de la historia, el espectador se irá haciendo pequeñito pensando en los límites de las redes sociales y de la moralidad del ser humano.

a los gatos.netflix

Centrándose en los testimonios los dos "investigadores" principales de la función, el documental repasa en orden cronológico, aunque dosificando la información para lograr momentos de verdadero impacto, la aventura de un grupo de (des)conocidos de Facebook que un buen día decidieron intentar parar los pies a un tipo peligroso. A un asesino.

¿Cuántas veces nos hemos sorprendido a nosotros mismos maldiciendo a aquellos que torturan animales en las redes? Es cierto que el tono puede molestar por el hecho de ver cómo la gente se moviliza por la muerte de mascotas y no de un ser humano, pero creo que la gran diferencia está en el hecho de que esos animales están totalmente indefensos y confían en el hombre. El documental no insiste en que las vidas de estas mascotas valgan más que la de un ser humano, pero advierte que cuando traicionamos su confianza y abusamos de nuestro poder, lo siguiente podrían ser asesinar a una persona.

A la caza

A lo largo de sus tres horas, divididas en tres episodios, los personajes de la historia se plantean dudas y cuestiones que habrán pasado por la cabeza de cualquiera de nosotros a la hora de dar o no voz y visibilidad a según qué tipo de personajes, llegando al final a una conclusión, tal vez, algo amarga.

Crítica Dont Fuck With Cats Hunting An Internet Killer Netflix

Para cerrar la narración, uno de los protagonistas hace una pregunta relevante, pero también un tanto hipócrita con el tono del documental. Nos gustan las historias sobre asesinos en serie y crímenes reales, pero tal vez esta moda de películas y documentales estén avivando un fuego innecesario. Como tantos otros asesinos en serie, estamos ante el relato de otra persona vanidosa y psicópata que necesita sentir la admiración y la atención pública, y las nuevas plataformas de streaming son el mejor y más grande escaparate del mundo.

Netflix cierra el año recordando que a la hora de manejar este tipo de historias verídicas, tan marcianas que parecen salidas de la mente de algún creador de ficción retorcida, son siempre una gran opción. Aunque más allá del retrato (clásico) de un asesino, la mayor virtud de 'No te metas con los gatos: Un asesino en internet' radica en el retrato que ofrece de cualquiera de nosotros. O al menos de cualquiera de nosotros con suficiente tiempo libre como para jugar a los investigadores. Tenemos las herramientas, tenemos las ganas y tenemos el valor. ¿O tal vez no?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios