Publicidad

'Rastro oculto', el terror está en la red

'Rastro oculto', el terror está en la red
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

En 'Rastro oculto' ('Untraceable'), de Gregory Hoblit, que se estrena mañana, la agente especial Jennifer Marsh (Diane Lane) trabaja en un departamento del FBI que se dedica a detener a delincuentes que actúan en Internet. Ahora tendrá que enfrentarse al caso de un psicópata que cuelga torturas y asesinatos en su página. El destino de sus prisioneros depende del público: cuantas más visitas registre su página web, más deprisa morirán las víctimas.

Lo mejor de la película es un montaje muy poderoso, obra de David Rosenbloom, el hijo de Ralph Rosenbloom, autor del libro 'When the Shooting Stops, the Cutting Begins'. Una elegante realización y una bella fotografía completan un resultado formal que destaca y convierte 'Rastro oculto' en una película de mayor categoría que otras de similar argumento como, por ejemplo, 'WAZ'. La intervención de Diane Lane, mujer que también es elegante, continúa por el mismo camino de dignificar el producto que, a pesar de todo ello, no deja de tener sus elementos gore y sus ideas rocambolescas de retorcido psicópata.

El inicio del film es entretenido porque en él vemos cómo hackean a los hackers y tratamos de seguir toda la jerga sobre Internet. Y en realidad toda la película se ve con interés y funciona porque crea intriga y momentos de tensión. Lo malo es que tratemos de analizar 'Rastro oculto' más profundamente. El personaje de ella se supone que es inteligente, para eso se nos hace ver cómo resuelve un caso al principio como si fuese Sherlock Holmes. Sin embargo, en cuanto el caso que nos incumbe comienza, esas habilidades suyas dejan de existir. SPOILER Tiene que sacrificarse un compañero FIN DEL SPOILER para se coloque sobre la pista. Opciones obvias que tomaría cualquier detective, como buscar en las tiendas quién puede haber comprado heparina o un montón de lámparas de calor que cuecen a un ser humano en segundos, no las toman ni ella ni el policía que trabaja sobre el terreno. Al final del film, el personaje de Lane tampoco hace uso de la inteligencia. La vemos dar unas cuantas hostias, cosa que siempre mola, SPOILER pero no hay nada que la haya llevado hasta la resolución del caso, salvo su estupidez y el caer en una trampa demasiado evidente FIN DEL SPOILER. Si fuese una señora normal y corriente, sería lo lógico, pero se supone que es una astuta detective.

Se presenta como la mayor crueldad por parte de este asesino el hecho de que las visitas de usuarios de Internet a su página aumenten la rapidez de la muerte. Pero es mentira que esto tenga un significado profundo, como se intenta hacer ver, o que los internautas sean cómplices. Si resultase que los policías están a punto de encontrar la pista y el morir más rápido impidiese que los rescatasen, entonces sí tendría un sentido. Pero podrían haber tardado un día más en morir y la policía no los habría encontrado –SPOILER de hecho, la única a la que llegan a tiempo para rescatar se ha soltado sola FIN DEL SPOILER—o sea que es preferible que mueran rápido, porque, como de todas formas van a sucumbir, la crueldad será menor al ser torturados durante menos tiempo.

Se agradece de la película que no juega a darnos ninguna de las sorpresas típicas que cabría esperar en un film como éste, por ejemplo, que el malo es uno de los que ya conocemos: su compañero de trabajo, su madre… y que no secuestra a su hija. En otra época este tipo de giros sería lo que más nos podría gustar y sorprender en un film, pero hoy en día se hacen tanto que ya son lo más previsible y sorprende más que sepamos desde más o menos la mitad quién es el malo sin más.

En estos films, el malo siempre está motivado a actuar de forma criminal por una intención de protesta. Aquí es el morbo, el mismo tema sobre el que ya hace años protestó Amenábar en 'Tesis', con la diferencia de que ahora tenemos Youtube y este tipo de vídeos se difunden aún más. Morbo que, no cabe duda, también explota la propia película tratando el tema y haciendo que veamos todas las imágenes tal cual.

En definitiva, 'Rastro oculto' es una película que aparenta ser más digna que otras del mismo género, pero que si se rasca un poco se encuentra que es lo mismo. No supondrá un desperdicio de tiempo ni de dinero acudir a verla al cine, pero tampoco una experiencia extraordinaria. Mucho mejor que la anterior película de Hoblit, 'Fracture', pero inferior a 'Frequency' o 'Las dos caras de la verdad'.

En Blogdecine | Trailer de 'Untraceable' ('Rastro Oculto')

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios