Publicidad

‘Una revolución en toda regla’: el corto documental ganador del Óscar trata un tema tabú que merece mayor metraje
Críticas

‘Una revolución en toda regla’: el corto documental ganador del Óscar trata un tema tabú que merece mayor metraje

Publicidad

Publicidad

La regla. El periodo. La menstruación. Ese sangado cíclico causante de innumerables mitos, leyendas, desinformaciones y prejuicios incluso en sociedades avanzadas y occidentales como la nuestra. Ese tema, tabú para mucha gente, es el protagonista del cortometraje documental ganador de un Óscar 'Una revolución en toda regla' ('Period. End of Sentence').

En el documental, que podemos ver en Netflix, Rayka Zehtabchi nos cuenta, en poco menos de media hora, cuenta la historia de un grupo de mujeres de Hapur, India, que se dedican a fabricar compresas asequibles para promover y mejorar la higiene femenina entre la población más desfavorecida de la región.

Es curioso cómo la tradución de un título es capaz de alterar la percepción de lo que nos vamos a encontrar y la interpretación que podemos dar al documental. Si bien el título inglés es tajante (period significa tanto periodo como punto, de ahí el "final de frase"), el que viene con la distribución española parece que el documental parezca más "guerrero" de lo que es.

La respuesta a ello es válida en las vertientes. El documental quiere hablar claro de lo que es la menstruación en La India y lo revolucionario que queda hacerlo y trabajar para procurar que toda mujer tenga acceso a compresas buenas y baratas. O, como dice una de las mujeres que fabrican este tipo de artículo, son "como un hombre, feo pero hacen su función".

Un problema de duración (y un pelín de escaleta)

Creo que el problema de 'Una revolución en toda regla' es que, quizá por su naturaleza de cortometraje, no deja claro lo que quiere contar la documentalista. Incluso queda un poco como si estuviésemos viendo dos reportajes en uno debido a su división "argumental".

El primer acto se centra en que el espectador conozca el tabú y el desconocimiento general que existe en esta región concreta del planeta. Desde la vergüenza general que tienen las chicas al hablar de ello hasta la ignorancia total por parte de los chicos pasando por cómo llega a condicionar la vida de una mujer el tener el periodo. Y ahí nos encontramos desde temas de higiene, dejar el colegio y hasta no poder entrar en el templo por estar "impura".

El segundo ya nos introduce el Pad Project y la figura de Arunachalam Muruganantham, un empresario que inventó las compresas low cost viendo que el porcentaje de mujeres que usan este tipo de productos higiénicos en La India es demasiado bajo. En esta parte vemos a varias mujeres enseñarnos cómo lo confeccionan y lo venden.

Period End Of Sentence

Esta división en actos, si bien es una decisión directorial como otra cualquiera, rompe un poco el documental en su temática y diluye el discurso. Y ahí me da la sensación de que podrían haber escarbado muchísimo más en la exploración del tabú y en la vida con la regla en países pobres y en el acceso a los productos sanitarios tan básicos.

Me imagino que por falta de tiempo ha habido una necesidad de concreción que ha ido en detrimento de un documental altamente interesante, emotivo y humano pero que queda más parco de lo que pide el tema. No es que sea superficial, pero sí que el formato corto se le ha hecho demasiado corto a la hora de hacer una exposición que, si bien es interesante, deja con la miel en los labios.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir