'The White Lotus' mejora con su notable temporada 2: la sátira de HBO nos lleva a Sicilia para su deconstrucción de la política sexual
Críticas

'The White Lotus' mejora con su notable temporada 2: la sátira de HBO nos lleva a Sicilia para su deconstrucción de la política sexual

La secuencia de créditos inicial de la temporada 2 de 'The White Lotus' (que llega el próximo lunes 31 a HBO Max) ya es un claro indicativo de las diferencias temáticas que Mike White afronta en la estancia de este set de huéspedes en Sicilia. Los motivos tropicales son sustituidos por frescos de escenas entre lo bucólico y lo cortés para dar paso a escenas de desenfreno y sexo.

Y es que, White se ha querido esforzar porque esta nueva temporada de la miniserie, reconvertida en antología, sea diferente a la primera en varios planos. Ya no solo por la situación geográfica y por el reparto cambiado (a excepción de Jennifer Coolidge y Jon Gries) sino también por lo que el guionista y director quiere contar en estos nuevos episodios.

Algo que se nota desde los primeros minutos. En estas vacaciones los huéspedes —padre, hijo y abuelo que buscan reconectar con sus orígenes; dos matrimonios amigos; una casada Tanya con su marido y asistente— se verán navegando entre la sexualidad, la pasión, los celos y, de paso, un buen toque de juego de poder entre el hombre y la mujer.

Armas sexuales y masculinidades

No tanto en un sentido de guerra de sexos sino de explorar las distintas sensibilidades y el sexo, y afectos, como arma. Todo esto a través de la "particular cultura del sexo en Sicilia", como la define David Bernard (productor ejecutivo de la serie), como modo de deconstruir esta política del sexo.

Por un lado, la serie de HBO abraza su estancia en Sicilia, procurando otra diferencia notable gracias, también, a las circunstancias en el rodaje. Al contrario que la primera, rodada cuando todavía había unas restricciones muy fuertes en cuanto al COVID-19 (prácticamente estaban "embotellados" en el resort hawaiano), en esta ocasión nos sumergimos por la geografía, por los rincones y por las calles de la isla italiana.

Por el otro, tiene muy claro de qué quiere hablar y sus personajes se ven envueltos en su propio mundo de insatisfacciones y necesidades. Y, en este sentido, tendremos a una joven prostituta local (Simona Tabasco) y su amiga (Beatrice Grannò) para revolucionar la estancia de los huéspedes.

Personajes que a mi parecer resultan algo más simpáticos que los de la primera tanda. Dentro, también, de sus idioteces, no existe esa barrera apreciable en el set inicial de protagonistas de la serie, lo que hace que enseguida nos hagamos al dramatis personae actual.

White Lotus

Como ya pasó en la temporada pasada, el reparto está bastante bien escogido y equilibrado, pero la Tanya de Jennifer Coolidge es, de nuevo, la "MVP" de la serie desplegando su vis cómica y su porte en cada escena. También destacan tanto Aubrey Plaza como el dúo formado por Tabasco y Grannò, estas últimas sin fallar nunca.

Creo que, en líneas generales, 'The White Lotus' presenta en su segunda temporada una producción bastante más pulida, e incluso mejor, que lo que vimos el año pasado. En el lado negativo, lo que no ha logrado el guion es rascar más sobre la superficie, siendo una propuesta tan festiva como propone esta estancia estival.

Temas
Inicio