Publicidad

Cuatro apuesta por la ficción con 'Rabia', un drama que quiere ser thriller
Cuatro

Cuatro apuesta por la ficción con 'Rabia', un drama que quiere ser thriller

Publicidad

Publicidad

"Es un primer paso en la nueva manera de hacer ficción para Cuatro". Así ha presentado Manuel Villanueva, director de Contenidos de Mediaset, 'Rabia', la nueva serie que la otra cadena de televisión generalista del grupo estrenará próximamente ("en una o un par de semanas", ha apuntado Villanueva). Creada por Isla Audiovisual, 'Rabia' es una historia de género, "una apuesta arriesgada, pero Cuatro tiene que hacer este tipo de apuestas", en palabras de Villanueva, en la que nos situamos en un mundo en el que algunas personas, que se sometieron a una terapia genética experimental, empiezan a sufrir la rabia.

En los pacientes aparece, inicialmente, una cicatriz que indica que tienen el virus, pero éste no se desarrolla del mismo modo en todo el mundo. En algunas personas se queda latente, mientras en otras los infecta en cuestión de minutos y los convierte en sujetos extremadamente violentos. En la versión humana de los perros rabiosos, vamos. Así que el gobierno reúne a todos los "contaminados" en centros de confinamiento en los que no sabe qué hacen con ellos. Los protagonistas de la serie son un grupo de infectados que escapa antes de llegar al centro, y se esconde en un albergue abandonado.

¿De qué va 'Rabia'?

Rabia Vico

La principal protagonista de 'Rabia' es Marta (Patricia Vico), a la que la policía detiene cuando intentaba huir para no poner en peligro a su familia. Marta lleva al grupo de contaminados a ese refugio, pero cada uno de los integrantes del grupo tiene sus propios problemas, desde quienes no quieren estar allí (aunque no tengan ningún otro sitio al que ir) a quien pretende utilizarlos a todos en su propio beneficio. Los responsables de Isla Audiovisual afirman que la serie tiene "ingredientes de aventura, thriller, pero lo más importante son los personajes".

'Rabia' ha sido desarrollada específicamente para Cuatro, buscando apostar por el avance de la ficción nacional

A priori, tiene que ser una historia de supervivencia con la tensión añadida de que todos pueden desarrollar la rabia en cualquier momento, y de que la policía está buscándolos. Además, ninguno termina de confiar del todo en los demás, y hay un personaje que podría tener la clave del misterio alrededor del virus y del destino de los contaminados de los centros. Lo cierto es que es curioso que 'Rabia' llegue al mismo tiempo que 'Fear the Walking Dead' porque también muestra una sociedad en la que no se sabe cómo responder a esa epidemia, con la diferencia de que los rabiosos no son zombies.

De hecho, la caracterización de los infectados que desarrollan la enfermedad está muy lograda. Corre a cargo de David Ambit, que ha participado en películas como '[REC]', y que reconoce la influencia de '28 días después' y 'Amanecer de los muertos' a la hora de crear a los rabiosos. A éstos se les ve poco en el primero capítulo, que la prensa pudo ver en la presentación de la serie, porque se potencia más la dinámica entre los personajes.

Un arranque demasiado largo

Rabia Martinez

Y ese primer episodio, ¿qué tal está? Es muy presentación de la nueva situación en la que se encuentra la sociedad con los contaminados, y de los diferentes personajes que van a centrar las tramas, e intenta añadirle cierto picante a la trama con algunas escenas de acción resueltas, con alguna excepción, con solvencia. Sin embargo, su principal problema es la duración del capítulo. Termina haciéndose largo, con varios amagos de cierre y una situación de crisis en el refugio que se alarga demasiado y pierde, así, un poco de fuerza.

También hay algunos personajes que necesitan rebajar un poco su intensidad, como el compañero de la policía que persigue a los fugados, interpretada por Adriana Ozores, o el delincuente entre los escondidos, que bordea peligrosamente la caricatura, y se apunta que hay cierto malestar en la sociedad por la falta de información sobre lo que el gobierno hace con los contaminados, pero no se aprecia en ningún momento en pantalla.

'Rabia' va a tener ocho capítulos y, por lo que han señalado sus responsables, un final más o menos cerrado, con una puerta abierta a la continuidad si la audiencia responde. El primer episodio tal vez sufre demasiado de esa necesidad de presentar la situación de partida, y quizás en los siguientes empecemos a ver de verdad la tensión entre los contaminados fugitivos, o nos cuenten algo sobre la investigación sobre el virus, que se menciona de pasada. Sí es cierto que es una apuesta por producciones de género que, aunque tengan un amplio reparto de todas las edades (y hasta un niño), no busca tanto el público generalista, sino ir a por la audiencia más específica de Cuatro. Será interesante ver cómo responden los espectadores a ella.

En ¡Vaya Tele! | Cuatro se viste de thriller con el primer trailer de 'Rabia'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir