'Drive my Car': el primer director japonés nominado al Óscar en 36 años no cree que su película vaya a repetir el fenómeno de 'Parásitos' porque "es muy normal"

'Drive my Car': el primer director japonés nominado al Óscar en 36 años no cree que su película vaya a repetir el fenómeno de 'Parásitos' porque "es muy normal"
11 comentarios

Sin duda, uno de los platos fuertes de la inminente ceremonia de entrega de —no todos— los Óscar que se celebrará el próximo domingo 27 se encuentra en la categoría de mejor película internacional, entre cuyos títulos nominados se encuentran dos largometrajes que han hecho historia antes incluso del reparto de estatuillas; siendo el primero de ellos 'Flee', que opta a los galardones a la mejor película internacional, al mejor documental y a la mejor película de animación.

El segundo, y mejor posicionado en las quinielas para llevarse el gato al agua, es 'Drive My Car'; el último trabajo de un Ryûsuke Yamaguchi que, además, es candidato al premio a la mejor dirección, convirtiéndose en el primer cineasta japonés en recibir la nominación desde que Akira Kurosawa lo hiciese hace 36 años por su impecable trabajo en 'Ran'.

Una película "normal"

'Drive My Car' llega a la última cita de la temporada de premios —en la que también compite a la mejor película y el mejor guión adaptado— después de haberse hecho con el BAFTA y el Globo de Oro al filme de habla no inglesa; haciendo evidente un éxito que, para su director, no tiene tanto sentido.

"Cuanto más lo pienso, menos seguro estoy de ello. Pero una cosa que sí puedo decir es que es una película muy normal, sobre personas que tienen diferentes defectos y que intentan tener una vida mejor. Amar a alguien o algo es un modo de conseguirlo. Pero cuando amamos a alguien, un día pierdes o te separas de esa persona. Es casi como un oxímoron. Ese es el aspecto que hace normal a esta película, que es sobre la pérdida y la obtención del amor".

* * *

No cabe duda de que corren buenos tiempos para los cineastas asiáticos. El éxito de 'El juego del calamar', 'Nomadland' o 'Minari' —merecidísimo el Óscar a la mejor actriz secundaria que recibió Youn Yuh-jung— son buena muestra de ello. Aunque, para Hamaguchi, la producción que abrió la veda fue la 'Parásitos' de Bong Joon-ho

"Creo que el motivo por el que esta película ha tenido aceptación alrededor del mundo es que las interpretaciones y las voces de los actores son creíbles. Nosotros, y la siguiente generación de películas asiáticas, estamos pasando por la puerta que abrió 'Parásitos'".

Vía | The Guardian

Temas
Inicio