Compartir
Publicidad

Antonio Valero y María Almudéver ruedan la tv-movie ‘La torre de Babel’, de Giovanna Ribes

Antonio Valero y María Almudéver ruedan la tv-movie ‘La torre de Babel’, de Giovanna Ribes
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el 28 de agosto se está rodando ‘La torre de Babel’, una película para televisión, dirigida por la valenciana Giovanna Ribes, que narra los avatares de un grupo de emigrantes de diversas procedencias (Cuba, Colombia, Sahara, Rumania...) que, por distintos motivos, busca cobijo en un edifico en construcción. Tras un altercado con el guardia de seguridad, que les cobra por permitirles pasar allí la noche, deciden atrincherarse en el edificio.

Antonio Valero, protagonista habitual en las películas de Mario Camus, como ‘El color de las nubes’, ‘Adosados’, ‘Amor propio’ o ‘Después del sueño’ y que ha aparecido en ‘El abuelo’, ‘Un asunto privado’, algunas producciones internacionales y varias series de televisión, encabeza un reparto que no podía ser sino multirracial. María Almudéver, a quien se conoce por su papel de Rosa, la novia de Bea en ‘Aquí no hay quien viva’ y por ‘Génesis: en la mente del asesino’; el catalán Ramon Fontseré, la colombiana Patricia Ércole o el venezolano Martín Brassesco, lo completan. Giovanna Ribes y Alejandro Herráiz fueron ganadores en 2005 con ‘La torre de Babel’ del Tirant de Projectes, el concurso organizado por los Premis Tirant dedicado exclusivamente a promover la creación de películas para TV de cualquier género con la idea de dar una oportunidad a los que tienen ideas para participar de la industria audiovisual valenciana. En esta segunda convocatoria del Tirant de Projectes se habían presentado once propuestas. El premio consistía en una beca para participar en un taller de la FIA y un incentivo para mejorar el guión y avanzar en el trabajo de financiación.

El grueso de la filmación, en HD, se ha venido realizando en Barcelona, en un edificio en construcción en el distrito 22. El lunes 18 de septiembre se trasladó el rodaje a Valencia, en concreto al emblemático edificio Veles e Vents, en el Puerto de València, donde concluirá después de cuatro semanas.

Esta coproducción de Radiotelevisión Valenciana con TV3 nace de la colaboración entre la empresa valenciana Tarannà Films y la catalana Factotum. El emblemático edificio Veles e Vents, en el Puerto de València, será la localización principal.

Giovanna Ribes y Alejandro Herraiz responden en esta entrevista a cuestiones relacionadas con el film.

-¿Cómo empezaron su colaboración?

-G.R.: Es el primer guión que hacemos juntos. Veníamos de trabajar con cámaras ocultas para la televisión. Era invierno y hacia frío. Estábamos hacinados en un coche. Los cristales empañados. Día de atasco a la entrada de Valencia. Limpio el cristal y veo un edificio a medio construir con las luces de gente trabajando. Le dije: Álex, ¿te imaginas que la gente viviera allí?

-A.H.: Era de madrugada. Me llamó la atención una furgoneta que paraba delante del solar. Eran inmigrantes. Le comenté: debe ser curioso trabajar con ellos. A la hora de sentarse junto a la fogata, de qué hablarán?

-G.R.: Decidimos que se llamara ‘La Torre de Babel’ porque era donde están todas las etnias. Casitas que representaran las comunidades que hay en Valencia o en cualquier ciudad de Europa. Queríamos hacerlo al estilo western pero al revés. La caravana está llena de indios que se defienden del séptimo de caballería.

-A.H.: Era berlanguiano porque todos opinaban, todos tenían un papel, pero no nos habíamos planteado nada. Lo escribimos por el placer de escribirlo juntos.

-¿Cuál es la historia?

-A.H.: Un grupo de inmigrantes tiene que pasar la noche en un edificio en rehabilitación y se ven asediados por gente de fuera. Deciden aguantar. Hubo un momento en que la presencia de los medios le da repercusión en Europa. Vimos que el tratamiento se disparó. Planteado como tv movie no era viable.

-G.R.: Estábamos en ese universo, todo el mundo hablaba pero nada pasaba. Entonces llegan los Tirant.

-¿Porqué se presentaron?

-G.R.: No era presentarlo por ganar sino porque creemos en la trayectoria de los Tirant. Es importante que participemos en nuestros festivales. Forma parte de hacer audiovisual mostrarlo y ver los trabajos de tus compañeros.

-¿Qué ha significado el premio?

-G.R.: Una ventaja increíble, tener tutores, que entonces eran de Pilots, que te permitían analizar el tratamiento, porqué se había disparado, replegarnos, trabajar personajes, llegar a un equilibrio definido. Después ha sido valorado positivamente en tv3 y en tvv y nos han seleccionado en la convocatoria de 2005 para rodar. Es una producción de Tarannà Films, mi pequeña productora, y de Factotum en Cataluña, de Jaume Vilalta.

-A.H.: A mi los Tirant me supusieron ponerme las pilas. Ves que a la gente le gusta. Habíamos trabajado pero creer en el proyecto, hasta los Tirant. La semana en la FIA nos abrió un mundo de posibilidades. Yo diría menos conferencias y más tutorías.

-G.R.: Las conferencias eran buenas para buscar coproducciones. Luego queda un camino largo. Nos gustaría empezar a rodar en mayo. Es bueno ponerse metas.

-¿Cómo abordan el rodaje de una película para televisión?

-G.R.: Continúas completando financiación. Luego, cuando entras en una tv-movie, has de tener claro que trabajas con las cadenas. El guión está ahí y todos juntos hemos de hacerlo mejor. Vale la pena el tiempo y el esfuerzo para tener un guión armado. Luego, todo lo demás rueda mejor. Podrás tener un traveling o no pero las renuncias vienen de un consenso que no desmorona la estructura. Y el casting? me fascina trabajar con actores. Ver cómo cambia el personaje. Es verdad que un largo es diferente a una tv movie en el tempo, pero lo importante es que todos tengamos claro a dónde vamos.

-¿Materializar la ficción es difícil?

-G.R.: Una película es el trabajo de un equipo. Yo tengo mis ideas, te las puedo transmitir, pero tienes que confiar y apoyarte en tus compañeros?la otra persona también te va a dar muchas cosas.

-A.H.: El guión lo acaban escribiendo los actores. Le dan vida, personalidad y eso enriquece.

-G.R.: Sobre todo en los diálogos. Contamos con la ayuda de la Asociación saharaui que nos ha aportado diálogos y música.

-Usted combina guión y producción ¿qué es lo más difícil?

-G.R.: Cada parte es importante para la otra. Lo más complicado es que seamos conscientes de que formamos parte de un engranaje, y no empezar a desmerecer al otro. Lo digo por experiencia. Por eso le puse Tarannà Films a mi productora. Significa carácter. Pero implica actitud, voluntad de hacer, y el logo es un caballo negro. El honor. Cuando digo formar equipo no es de colegueo. Es un trabajo duro. Pero tenemos que respetarnos y conocer el trabajo del otro.

-¿Cómo valora el momento actual?

-G.R.: Creo que hemos aprendido un poco eso. Cada vez haces más trabajos, ves que las televisiones apuestan por las tv-movies, la ficción, los documentales de creación, que las ayudas puedan mejorarse, que hay que mejorarlas más? no que creemos industria sin más sino que vayamos creciendo y creando. Somos una familia tan pequeña que igual hoy estás de guionista y mañana diriges tu película. Estamos todos aprendiendo. Forma parte de un esfuerzo colectivo de muchos años.

-¿Dónde ha visto ese cambio?

-G.R.: Forma parte de un proceso. Hemos madurado. Ha entrado gente nueva y eso ha hecho que dejáramos de mirarnos el ombligo. El yo veo lo tuyo, tú lo mío y nos alabamos mutuamente. Ahora, quien no quien si va a San Sebastián Necesitas abrir los ojos para ver cosas nuevas. A lo mejor las batallas tan duras que hemos tenido entre nosotros han servido para crecer.

-¿Qué faltaría para mejorar más?

-G.R.: Que no perdiéramos ese espíritu; que no olvidemos que estamos haciendo cosas pero no las suficientes como para esperar que cada uno de nuestros compañeros haga la mejor película de su vida. Lograr una obra maestra es difícil pero lo que sí puede suceder es que podamos llegar a ser buenos profesionales, que hagamos buenas películas, que trabajemos con honor. Si tú mañana haces una película esperaré que hayas disfrutado, me alegraré de que lo hayas conseguido, veré tu trabajo, te diré que igual fallas aquí o allá pero no con el ánimo de hundirte la moral sino para ayudarte a mejorar y estar todos en lo mismo. Esto está empezando. Quizá lo que falta es que nos demos cuenta.

-A.H.: Hace unos años nadie esperaba que hubiera continuidad. Ahora falta gente. Lo deseable es que siga, que no nos peleemos, señal de que estamos trabajando y que llegue gente nueva para hacer como las vías del tren, cada uno coloca una pieza y así se avanza.

Vía | Por la red, Premis Tirant, Levante MV, IMDB

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio