Compartir
Publicidad
'Jurassic World: El reino caído' cierra un círculo buscando al Spielberg de Parque Jurásico: así ha evolucionado la gran saga de dinosaurios
Estrenos

'Jurassic World: El reino caído' cierra un círculo buscando al Spielberg de Parque Jurásico: así ha evolucionado la gran saga de dinosaurios

Publicidad
Publicidad

'Parque Jurásico' ('Jurassic Park', 1993) fue uno de los mayores éxitos de taquilla de la explosión del blockbuster, también una de las grandes películas del fantástico. La adaptación de Steven Spielberg consiguió mantener el espíritu de la novela de Michael Crichton sin dejar de ser una aterradora y emocionante aventura repleta de algunas de las mejores set pieces ejecutadas por el realizador, puesto que, con la tecnología de vanguardia, logró lo imposible.

Por fin, los dinosaurios aparecían en la gran pantalla de forma creíble y el público respondió en masa, y rompió el récord de taquilla establecido por ‘E.T. El extraterrestre’ ('E.T. The Extraterrestrial', 1982) como la película más taquillera del mundo, y no fue eclipsada hasta que apareció el huracán sin precedentes de ‘Titanic’ (1997).

Además, la película ganó tres premios Óscar, por lo que Universal Pictures no tardó en poner en marcha secuelas que convirtieron la marca en una franquicia, de la que, 25 años después, aún vemos nuevas entregas. El estreno de ‘Jurassic World: el reino caído’ ('Jurassic World: Fallen Kingdom', 2018) es un buen momento para repasar la gran saga de dinosaurios y contemplarla con perspectiva.

‘Parque Jurásico’ (Jurassic Park, 1993)

Dirección: Steven Spielberg

Reparto: Sam Neill, Laura Dern, Jeff Goldblum, Richard Attenborough, Ariana Richards.

Lo que hace que la ‘Parque Jurásico’ original sea tan recordada es su capacidad de fusionar la aventura heredera de Kevin Connor con cierto aire de ciencia ficción y el terror. Mucho de ese mérito va unido a la capacidad de asombrar con su majestuosa representación de los dinosaurios llenos de detalle por primera vez. Originalmente, Spielberg iba a hacer panorámicas de los dinosaurios con stop-motion, pero impulsado por el éxito de James Cameron con efectos generados por ordenador en ‘Terminator 2’ (1992) dio el paso al CGI.

El supervisor de efectos visuales Dennis Muren le sugirió crear los dinosaurios digitalmente y la apuesta era tan arriesgada, que ha quedado en la historia como la primera vez que se generaron criaturas de este tamaño de forma digital. El momento en el que Alan (Sam Neill) y Ellie (Laura Dern) miran sorprendidos a los animales con miedo, éxtasis y Stendhal reflejan las reacciones del público en las sagas de cine. Era algo impresionante. Visto en perspectiva, puede que ningún otro monstruo de píxeles en el cine nos haya vuelto a crear esa sensación.

Glass

Luego está el aspecto del terror. A algunos se les había olvidado que Spielberg fue uno de los mejores directores de terror de la historia. Películas como ‘El diablo sobre ruedas’ (Duel, 1972) y ‘Tiburón’ (Jaws, 1975) le convirtieron en quien es hoy. La aparición del T. Rex es una gran pieza de horror y suspense, sosteniendo el tempo junto a las caras aterradas de los niños. O cualquier escena con los velociraptores se transforma en pura tensión. Es, en definitiva, merecedora de todo el éxito que vivió, aunque ninguna de sus secuelas se le llegaría a acercar.

Crítica en Espinof: Ciencia-ficción- 'Parque jurásico', de Steven Spielberg

El mundo perdido: Jurassic Park (The Lost World: Jurassic Park, 1997)

Dirección: Steven Spielberg

Reparto: Jeff Goldblum, Julianne Moore, Vince Vaughn, Pete Postlethwaite, Arliss Howard.

Spielberg regresó para dirigir la primera secuela, y aunque es considerada como una de sus películas menores, en realidad no es ni mucho menos tan terrible como se recuerda. De hecho, la fotografía oscura de Janusz Kaminski es bastante más rica que la de Dean Cundey en la original, e impulsa sus elementos de terror al máximo. Otro de sus mayores aciertos es darle el protagonismo al Dr. Malcolm (Jeff Goldblum), lo cual, dada la usual posición de secundario del actor, cada vez más apreciado, la hacen ganar puntos en el tiempo.

Hammond revela que ha enviado a la novia de Malcolm a una isla alternativa, donde se criaron los dinosaurios antes de ser enviados a la Isla Nublar, con la consecuente misión de Ian para convencerla/rescatarla. Obviamente, todo sale fatal. Algo que deja en evidencia el pequeño gran problema de credibilidad de las secuelas, la capacidad infinita de Hammond y similares para repetir el mismo error una y otra vez. En ‘El mundo perdido’ funciona por los pelos, pero en el fondo, la excusa es lo de menos. El gran problema es que el mismo esquema se repetirá una y otra vez en la saga.

Lost World

Juega en contra que la capacidad de asombrar de la primera, en 1997, ya no era posible. Los efectos visuales ya habían avanzado mucho, ya estábamos acostumbrados, por lo que impresionaba menos. Además, esos avances hicieron que Spielberg forzara la máquina mostrando varios dinosaurios en tomas más amplias y en ocasiones, se notaba el truco más que en la primera. Sin embargo se demostraba que Spielberg dominaba el arte de no mostrarlos como en su ‘Tiburón’, como la magnífica escena de la hierba que no deja ver quién se está comiendo a los cazadores.

Hay un buen puñado de grandes secuencias como la del barranco, el ataque de los velociraptores a una instalación, bastante cercanas al terror tradicional que se alternan con el gozo casi infantil que desprenden los momentos de la coda de San Diego: un T. rex suelto en la gran ciudad proporciona un mini kaiju con espíritu Harryhausen, llevando su híbrido de ciencia ficción seria al terreno de la película de monstruos pura. Hubo y sigue habiendo gente que tiene problemas con eso.

Crítica en Espinof: 'El mundo perdido: Parque jurásico II', lo que pudo ser y no fue

‘Parque Jurásico III’ (Jurassic Park III, 2001)

Dirección: Joe Johnston.

Reparto: Sam Neill, William H. Macy, Téa Leoni, Alessandro Nivola, Trevor Morgan.

Spielberg entregó la claqueta al director Joe Johnston, que ya fue candidato a hacer ‘El mundo perdido’ antes de que Spielberg se decidiera. El director de ‘Capitán América: El primer Vengador’ (Captain America: The First Avenger ,2011) abrazó la capacidad de serie B de la franquicia y consiguió una buena taquilla. Esta vez regresaba Neill en lugar de Goldblum, en misión de rescate a la isla Sorna. El factor sorpresa original se diluye totalmente y aparecen los primeros remiendos de la saga.

Jp30

Ya no es suficiente un T. rex, por lo que hace falta un nuevo dinosaurio: más grande, más malo, más listo. El Spinosaurus deja en poca cosa al rey y sirve como principal antagonista a lo largo de la película. Johnston intenta fusionar los elementos de terror y monstruos con la aventura viejuna, que es lo que le gusta y pese a que no tenga el carácter de grandiosidad de las anteriores es sólida y muy entretenida con sus apenas 90 minutos. El detalle de potenciar los experimentos genéticos es una idea lo veremos más adelante.

Crítica en Espinof: Ciencia-ficción- 'Parque Jurásico III', de Joe Johnston

‘Jurassic World’ (2015)

Dirección: Colin Trevorrow.

Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Nick Robinson, Vincent D'Onofrio, Ty Simpkins.

La franquicia permaneció latente durante más de una década, pero no sería por falta de intentos. Universal siguió desarrollando guiones para una nueva película de ‘Jurassic Park’, pero ninguna de ellas llegó a buen término hasta el año 2015. ’Jurassic World’ nos vendía una continuación pero, esencialmente, era un borrón y cuenta nueva con nuevos personajes y una nueva historia, pero dentro del mismo universo que el resto de la franquicia. Reconstruyendo sobre la base del original de Spielberg, se convierte en la primera secuela que regresa a Isla Nublar.

Colin Trevorrow iniciaba su trilogía con una idea reciclada de ‘Parque Jurásico’, pero planteándolo como algo nuevo e incorporando el viejo truco de crear un nuevo dinosaurio más peligroso, para atraer a los amantes del parque temático. Jugando con la premisa del “ya lo hemos visto todo”, ofrece una buena ración de los mismos elementos de la primera película, pero con suavizante. Salvo el encantador de velociraptores de Chris Pratt, no ofrecía nada fresco, así que sigue el guion de la original paso a paso con la coartada de la nostalgia como aliada de sus propias debilidades.

Jw

Owen Grady es un entrenador de dinosaurios con gran corazón y Bryce Dallas Howard una científica que corre en tacones. Caen bien, tanto que son más protagonistas ellos que los dinosaurios. Pero lo malo es que con el carisma de ambos el guion no logra sacarles todo el partido. Todo se trata de saldar con más dinosaurios, más efectos digitales sin apoyo animatronic y menos elementos de terror. Un lavado de cara en toda regla que lograba un taquillazo de 1600 millones de dólares mundial.

Crítica en Espinof: 'Jurassic World', diversión sin rastro de brillantez

‘Jurassic World: el reino caído’ (Jurassic World: Fallen Kingdom, 2018)

Dirección:J.A. Bayona.

Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, James Cromwell, Rafe Spall, Toby Jones.

Como ahora se intentan crear minifranquicias, trilogías y universos, el éxito de la primera nos ha llevado a esta secuela de la anterior, que decide retomar los pasos de ‘El mundo perdido’ a pies juntillas. Casi el mismo inicio, con Grady siguiendo a la isla al personaje femenino que va tras un ardid de la corporación de turno. Allí todo tiene menos terror y más acción, con una réplica de la escena de la furgoneta con una de las burbujas de plástico antidinosaurios. También tienes el mismo arquetipo de cazador de la primera y la segunda, sin ningún aporte novedoso, ni tampoco vergüenza al incluirlo.

Y finalmente, también un corte de la trama al salir de la isla que en ‘Jurassic World: el reino caído’ lleva a una mitad que dura un poco más, trasladando el desenlace en una mansión, con un segundo acto que bascula entre un aburrido viaje y mucho tiempo sin dinosaurios y la presentación de un bicho más malo, más mortal llamado Indominus rex, con el típico trasfondo de “castigo por jugar a dios” con la genética que aquí se ve incrementado por la falta de profundidad en el mensaje y la ambientación gótica, casi de castillo de Frankenstein.

Grosssomekomododragon Size Restricted

Juan Antonio Bayona hace un buen trabajo con un guion bastante pobre de Trevorrow, pero todo el conjunto se percibe como una obra de transición, algo estirada para poder incluir el epílogo que resulta lo más interesante por lo que viene en la tercera, cuya idea crea la ilusión de que esta es algo mejor de lo que es. Eso sí, la justificación que da lugar a ese nuevo planteamiento es tan sumamente idiota que empieza a ser una costumbre risible en su guionista normalizar el absurdo como lógica narrativa válida.

Si obviamos algunos giros de llevarse una mano a los ojos, personajes tan irritantes como el hacker, o la niña aparecida en la trama porque tiene que haber una niña para tener “ambiente Spielberg”, no es una entrega mucho peor que las demás. No es ni la más aterradora, ni la más espectacular, pero al menos cuenta con un sólido despliegue visual para compensar, de nuevo, el frustrante desconsuelo que es ver como se preocupan más porque sus protagonistas queden bien en cámara y salgan guapos que de explotar sus capacidades cómicas.

Crítica en Espinof: 'Jurassic World: El reino caído' es la mejor secuela de la saga

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos