Publicidad

'Alfombra Roja Palace', el esperpento de Moreno más rancio visto en años

'Alfombra Roja Palace', el esperpento de Moreno más rancio visto en años
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

TVE retrocedió el pasado sábado unos veinte años en su historia para traer al presente una versión reconcomida de 'Noche de fiesta', ese programa que ya en los 90 estaba pasadísimo de caspa. En 'Alfombra Roja Palace' (telita con el nombre) no faltó nada, ni la voz en off de moreno, ni los desfiles de moda ni ese humor cerrado con tufo a machismo tan típico de Jose Luis Moreno. Una vergüenza para la cadena y hasta para nosotros, espectadores, partícipes indirectos de este esperpento.

'Alfombra Roja Palace' huele a manido desde todos los ángulos, incluso desde el más básico. Resulta incomprensible que un programa con un presupuesto de 220.000 euros semanales se permita unos errores garrafales de realización, continuidad y sonido. La gala fue un completo caos donde los presentadores no sabían lo que iba a pasar, el realizador no sabía a dónde enfocar y el regidor entraba y salía de plano como Pedro por su casa. 'Sálvame' ha hecho mucho daño, pero al menos en su caso es algo consciente.

'Alfombra Roja Palace' pretender ser una suerte de talent show donde los únicos que compiten por algo son, curiosamente, los niños.

El programa de Moreno pretende ser una suerte de talent show donde los únicos que compiten por algo son, curiosamente, los niños. TVE quiso rascar algo de la audiencia que encumbró a 'La Voz Kids' y 'Levántate', pero en el camino se encontró con que lo que ellos ofrecían no interesaba a nadie al otro lado de la pantalla. Y con razón, porque menudo circo. Enfrente se encontraba el jurado, famosos y famosillos incapaces de hacer una crítica y que solo venían a promocionarse a sí mismos.



Lo más curioso de todo es que entre actuación y actuación para el público infantil se intercalaban piezas de humor -o al menos pretendían serlo- donde el machismo, los celos y el trato como objeto de la mujer campaban a sus anchas entre chascarrillos y comediantes del siglo pasado. Una mezcla aberrante de targets que, por otro lado, casa perfectamente con la sensación de caos que desprendieron las tres horas y media de gala.

Un espectáculo dantesco aderezado con starlettes venidas arriba, bailarines, caballos, patinadores...

Y luego los chistes, todo tipo de monólogos y bromas en el escenario con algunos humoristas de tercer nivel y otros sacados de los años 90, estilo Jaimito Borromeo o Mari Carmen (la de sus muñecos), que hacían las delicias del público presente y probablemente también de alguna risa enlatada. Todo ello aderezado con starlettes venidas arriba, bailarines, caballos, patinadores o cualquier otro espectáculo que pueda rellenar horas de prime time. Y para finalizar, por supuesto, un brindis.

¿El resultado? Un 5,8 % de share para un programa de más de 200.000 euros -un presupuesto que pagamos todos- y la dilapidación de cualquier imagen que TVE pueda mantener en pleno desmantelamiento de contenidos. Y todo ello durante al menos tres meses más. Los lunes emite 'El ministerio del tiempo' y 'Alaska y Segura'; los sábados, 'Alfombra Roja Palace'. Ésa es nuestra televisión pública, la de los contrastes y amiguismos. Todo para la audiencia, pero sin la audiencia.

En ¡Vaya Tele! | 'Sábado Sensacional' sólo era el aperitivo: José Luis Moreno vuelve a TVE con 'Alfombra roja'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios