Publicidad

'Cobra Kai': la temporada 3 de la serie de Netflix supera a su predecesora y sienta las bases para un futuro prometedor
Netflix

'Cobra Kai': la temporada 3 de la serie de Netflix supera a su predecesora y sienta las bases para un futuro prometedor

La tercera temporada de 'Cobra Kai' ha sido la primera estrenada realmente por Netflix, pero lo cierto es que los responsables de la misma ya habían acabado con ella antes de que YouTube decidiera no seguir adelante con ella. Fue entonces cuando Netflix acudió al rescate, tardando bien poco en renovarla por una cuarta tanda de capítulos, siendo entonces cuando pueda haber algún cambio respecto a lo visto previamente en esta secuela televisiva de 'Karate Kid'.

Cuidado con los spoilers de la temporada 3 de 'Cobra Kai' a partir de aquí

Hace ya unos días compartí con vosotros mis impresiones sobre los cinco primeros episodios de esta tercera temporada, en los cuales ya se percibía cierta tendencia el exceso que podría acabar jugando en su contra. Pues bien, eso ha ido a más según pasaban los capítulos y ha acabado resultando especialmente nocivo para el personaje de Robby, poco menos que condenado a ser un recurso argumental en lugar de que lo que ha sucedido se sienta como una progresión natural del personaje interpretado por Tanner Buchanan.

Ciertos excesos

Y es que esa improbable alianza entre Kreese y Robby puede tener sentido para que haya una mayor carga emocional en ese torneo de la cuarta temporada que promete emociones fuertes, primero por los inevitables roces que habrá por el camino entre Daniel y Johnny, pero sobre todo por la resonancia emocional de enfrentarse a su padre y al que fuera su mentor.

Por ese laso es lógica la decisión de los showrunners Josh Herald, Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg, pero la forma de llegar a ello potencia el lado menos interesante de 'Cobra Kai', el cual ha llevado a que algunos personajes se desdibujen por completo. Con Kreese están en el límite de eso a menudo, pero donde más evidente ha resultado ha sido con Tory, quien ha acabado reducida al rol de chiflada vengativa dispuesta a cualquiera cosa.

Es una lástima que algo así haya sucedido, porque por otro lado, 'Cobra Kai' ha sabido manejar mucho mejor la carga nostálgica en esta segunda temporada, tanto sirviendo para cerrar un arco de personaje de LaRusso que se remontaba a 'Karate Kid II' como por la recuperación de Ali, el personaje que tanto marcó la vida de los dos protagonistas en la primera entrega de la saga.

Respetuosa y entretenida

Cobra Kai Protagonistas

Ahí se ha notado que los responsables de 'Cobra Kai' sienten un profundo respeto por lo visto hasta ahora en la saga en lugar de recurrir a ese truco tan de moda últimamente de ignorar las secuelas. No es algo en lo que siempre estén igual de acertados -se agradece darle más fondo a Kreese, pero el toque dramático asociado a sus flashbacks no termina de encajar del todo bien dentro de la serie-, pero se nota el cariño que tienen hacia este universo y eso ayuda a que uno sea más receptivo a lo que le están contando.

Por otro lado, es cierto que esta tercera temporada ha sido más un interludio que un verdadero avance en la historia, pero su capacidad para entretener y verte un capítulo detrás de otro permanece tan o más vigente que en las dos anteriores temporadas. Sus armas siguen siendo las mismas, pecando quizá de ser un poco repetitiva en algunos frentes, pero sin que sea algo que resulte molesto en ningún caso.

Si es que hasta hay una gran batalla final seguida de un intenso confrontamiento entre sus protagonistas -aunque aquí sea de Daniel y Johnny con Kreese en lugar de entre ellos dos-. A cambio, volver a echar mano de eso se siente como un paso necesario para que la historia realmente progrese, tanto es así que no tendría ningún problema con que la cuarta temporada pusiera punto y final a 'Cobra Kai', aunque sus responsables ya han dejado caer que eso no es algo que entre en sus planes.

Imagen Cobra Kai

Aparte, se agradece el esfuerzo técnico de puesta en escena en esa batalla campal del último episodio, donde ya no existe el factor sorpresa de la segunda temporada, pero a cambio te mete mucho más en lo que sucede al no recurrir al truco de cambiar de plano muy a menudo, algo habitual en la serie y que a mi juicio limitaba el impacto de los momentos en los que el karate pasa a ser la estrella de la función.

Por lo demás, 'Cobra Kai' sigue funcionando mejor desde la ligereza, pero es normal que cada vez sea más difícil que tenga una presencia tan predominante como en la primera temporada. A fin de cuentas, hay mucho en juego y eso es algo que también hay que reflejar con cierta seriedad. Lástima esos excesos que mencionaba antes que desluce un poco el conjunto.

En resumidas cuentas

Ali Cobra Kai

Puede que 'Cobra Kai' nunca vaya a conseguir una temporada tan redonda como la primera, pero en la tercera sí que ha habido mejora respecto a la segunda y ha encaminado todo para una cuarta que promete ser una gozada. Y ojalá más equilibrada que sus dos predecesoras.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio