Compartir
Publicidad

La historia de Cannes (I)

La historia de Cannes (I)
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El próximo miércoles día 11 de mayo empieza la 58ª edición del Festival de Cannes. Blogdecine hará un seguimiento especial del mismo; empezamos hoy con esta breve serie sobre su historia.

Si pasas por Cannes sin leer los carteles de la autopista quizás no reconozcas el lugar como aquel en el que se desarrolla el festival de cine más famoso del mundo. Cannes no es una ciudad grande, ni mucho menos una capital. Está situada en el área metropolitana de Niza (en la Riviera Francesa) y no llega a los 70.000 habitantes. Entonces, ¿cómo puede esta pequeña ciudad costera albergar el festival de cine más prestigioso que existe?

La historia se remonta a principios de los años 30, cuando los fascismos europeos despertaban, conformando quizás sin saberlo la nueva cara del mundo contemporáneo. Se pueden buscar las raíces del actual festival en la Venecia del 32, donde se organizó el primer festival internacional de cine. En aquella época el acontecimiento tenía mucho más que ver con rivalidades nacionalistas que con las películas en sí mismas. La Segunda Guerra Mundial se acercaba, y en Venecia se empezaban a favorecer las filmografías alemana e italiana.

La historia de Cannes
I - II - III - IV

En el 38 todo el mundo esperaba que La Grande Illusion de Jean Renoir se llevara el gran premio, pero la Coppa Mussolini se fue ex aequo para Olympia, de Leni Riefenstahl y la justamente olvidada película italiana Luciano Serra, Pilota. Los franceses se marcharon iracundos del festival, así como los representantes británicos y estadounidenses, en protesta por la irrupción de la política en el arte.

Inmediatamente, un grupo de críticos y cineastas franceses se reunieron para pedir al gobierno francés que sufragase los gastos de un festival internacional de cine en Francia, donde los filmes pudieran competir y ser vistos sin sesgos políticos ni represión política. Nadie quería por aquel entonces estar a malas con Mussolini, pero el grupo resultó realmente persuasivo, con miembros como Philippe Erlanger, al frente de Action Artistique Française; Robert Favre Le Bret, la cara visible del festival durante 50 años, y uno de los padres del invento, Louis Lumière.

Quedaba por escoger un sitio para celebrar el festival, algún lugar en la costa atlántica, como Biarritz, o en la mediterránea, que podría ser Cannes. La cuidad de la costa azul se comprometió a construir una sede a la altura del acto y eso decantó definitivamente la balanza.

Y así fue como finalmente en 1 de septiembre del 1939 se inauguró el Festival International du Film... sólo para ser cancelado un día después por el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos