Apple TV+ es la nueva Disney: cómo la gigante tecnológica está tomando la delantera en el entretenimiento para toda la familia
Otros

Apple TV+ es la nueva Disney: cómo la gigante tecnológica está tomando la delantera en el entretenimiento para toda la familia

Cuando hace un siglo un joven Walt Disney empezó a construir lo que con el tiempo se convertiría la gran gigante del entretenimiento, una de las máximas con las que se partía era la de que la gente saliese de sus películas y sus parques mejor de lo que entraron. Un entretenimiento blanco, familiar, con valores, efectivo y de calidad que ha perdurado y evolucionado a lo largo del tiempo.

Un estilo que parece haber perdido fuerza. E incluso dentro de la propia compañía se están priorizando marcas como Star Wars y Marvel por encima de lo "Disney" tradicional que, si bien se sigue produciendo, parece perderse en el catálogo de Disney+. Ante este panorama, una plataforma de streaming parece querer ser la nueva referencia del entretenimiento "familiar" y "blanco": Apple TV+.

Cuando se anunció que Apple iba a lanzar su propio servicio de OTT dentro de su aplicación televisiva, no nos terminó de convencer su propuesta: mucho ruido, muchos padrinos y madrinas, pero poca chicha. Y sus primeros estrenos tampoco nos terminaron de convencer. Año y medio después, si bien en cuanto a cantidad de catálogo no llaman la atención, podemos afirmar que ahí dentro hay calidad. Y, sobre todo, una filosofía de entretenimiento que compite directamente con la de Disney.

Bueno, filosofía de entretenimiento y también empresarial en cuanto a cómo  potencian la marca y la sinergías entre sus diferentes productos. Aquí es verdad que la compañía de Tim Cook tiene mucho que crecer, porque a pesar de lo importante que es como tecnológica, no terminan de lograr ser relevantes en lo audiovisual a nivel usuario. A pesar de que están haciendo las cosas francamente bien, priorizando calidad frente a cantidad.

Ted Lasso como modo de vida

Lasso

Y es en esta búsqueda de la calidad es donde se ven mejor las intenciones de Apple TV+ en cuanto al mensaje que quieren transmitir. En una época en la que el público pedimos ficciones oscuras, enrevesadas, de personajes retorcidos y navegando en un mundo de grises y dilemas morales va la blancura y pureza de 'Ted Lasso' y se convierte en una de las mejores comedias de 2020.

Y fijaos que Jason Sudeikis tampoco hizo nada rompedor. Pero es que se nos olvidan demasiado pronto las geniales comedias en torno a personajes que son puros ser de luz. Mismamente ahí tenemos a Ricky Gervais con su 'Derek', que nos robó el corazón hace casi diez años y demostró que necesitamos personajes como estos.

'Ted Lasso' fue la serie más llamativa de Apple TV+ en su primer año de vida y confirmaba lo que quería hacer la compañía con, al menos, sus comedias: lugares felices, donde uno saliese mejor de cómo había entrado, con un humor que no resultase ofensivo, con valores y destacando por encima de ofertas mucho más conocidas.

No era la única: la musical 'Central Park' fue un espectáculo pensado para levantarnos la moral que llegó en el momento justo. Con mis peros, 'Little Voice' se unía también a esa televisión de sentirse bien. La próxima '¡Schmigadoon!' es una fantasía que con humor recoge esa escuela del musical de los años 40 procurando un buen toque de magia en el camino. E incluso comedias que pueden tirar más hacia terrenos menos luminosos como 'Dickinson' encajan en esta filosofía de la casa.

Trabajando bien el terreno infantil...

Pero donde mejor se está viendo ese propósito es en su firme apuesta por el entretenimiento familiar y para los más pequeños de la casa. Siendo la nueva casa de Charlie Brown y Snoopy ('Snoopy en el espacio' y 'El show de Snoopy') y la alianza con Sesame Workshop ('Helpsters') ayudan a reforzar con televisión educativa e infantil.

Como bien destacan nuestros compañeros de Applesfera, hay una clara intención de dejar huella en estos terrenos, inculcando a través de la animación grandes valores y mostrando la importancia de gestionar diversas emociones. Ahí tenemos, por ejemplo, la encantadora 'Pequeñas historias zen' ('Stillwater') y su oso panda, quien se llevó el pasado junio un Peabody gracias a su tranquilizador tono.

El que desde Apple parezcan tener tan clara la línea editorial hace que no pase como en otras plataformas y cadenas, donde series infantiles (y no tan infantiles) como estas son engullidas entre propuestas algo más agresivas o, simplemente, menos interesadas en promover valores.

...sin olvidar lo demás

Little America

Dejando los terrenos más puramente infantiles, hay que reconocer que la plataforma no baja demasiado la guardia en ese sentido. Sus "factuals" como 'Carta a...' —con historias de inspiración y superación en torno a creadores, autores, activistas y otros personajes— o 'Dads' —con historias de padres e hijos— son un claro ejemplo de ello. Incluso tenemos ficciones como 'Little America', donde adaptaban historias reales de inmigrantes, remando a favor de obra.

No es que la plataforma esté compuesta solo de este tipo de series y películas o que todas sean recomendables, pero incluso en las propuestas más adultas (por llamarlo de alguna manera) hay cierta sofisticación y delimitación en torno a cómo diseñar los personajes y las tramas que otorgan cierta coherencia en torno a la narrativa del entretenimiento de Apple TV+.

Habría que ver si, según se va llenando el catálogo de la plataforma, este va evolucionando hacia otros terrenos. Actualmente, entre que está evitando el fondo de catálogo y el convertirse en churreros, Apple TV+ se está permitiendo el proyectar una imagen muy clara de que con ellos solo hay "buenas vibras", de que es el lugar confortable al que refugiarnos ante el caos propio de nuestro día a día y de ver un tipo de entretenimiento que parecía perdido.

Temas
Inicio