Cuando Disney se arrodilló ante China por una película de Martin Scorsese: así empezó a doblegarse Hollywood ante la censura del gigante asiático hace 25 años

Cuando Disney se arrodilló ante China por una película de Martin Scorsese: así empezó a doblegarse Hollywood ante la censura del gigante asiático hace 25 años
10 comentarios

China es actualmente uno de los principales mercados cinematográficos del mundo, lo cual no quita que las autoridades de ese país restrinjan mucho las películas que pueden verse en sus cines. Esa es una política que llevan aplicando durante mucho tiempo y un tema especialmente sensible es hablar sobre el Tíbet, de ahí que Disney se viese en serios apuros en 1997 con el estreno de 'Kundun'.

Dirigida por Martin Scorsese, 'Kundun' indagaba en la figura de Tenzin Gyatso, el decimocuarto Dalai Dama. En China tenían muy claro que esa película no iba a estrenarse en su país, de ahí que en 1997 prohibiesen tanto su lanzamiento como el de 'Siete años en el Tíbet' por motivos similares.

"La buena noticia es que nadie la vio"

En ambos casos, la respuesta de los estudios fue disculparse, con Sony enviando a varios ejecutivos para apaciguar los ánimos, mientras que en Disney fueron un paso más allá en 1998. Michael Eisner, CEO de la compañía por aquel entonces, visitó al primer ministro chino para disculparse, y según una transcripción de la reunión, además de calificar a 'Kundun' como "un estúpido error", dijo lo siguiente:

La mala noticia es que se hizo la película, la buena noticia es que nadie la vio. Quiero disculparme y en el futuro deberíamos prevenir este tipo de cosas, que insultan a nuestros amigos, existan.

Lo más curioso de todo esto es que la posición ganadora por aquel entonces era para Hollywood, ya que el mercado chino tenía un peso bastante reducido, pero se le veía con mucha capacidad de crecimiento y las autoridades chinas reaccionaron con firmeza. Pronto ordenaron paralizar nuevos acuerdos con ambos estudios -y también con MGM, que ese año lanzó 'El laberinto rojo'-, hasta el punto de que inicialmente se impuso un veto de cinco años.

De esta forma, Hollywood perdió el interés en sacar adelante películas que pudieran irritar a las autoridades chinas, mientras que en ese país quedó claro que podían poner Hollywood a sus pies si lo creían necesario, cosa que han hecho en repetidas ocasiones -la última negándose a estrenar cualquier película de Marvel del año pasado-.

Kundun

Y no tiene pinta de que nada vaya a cambiar, pues esa disculpa de Eisner se considera que fue esencial para que Disney acabase abriendo un parque temático en China en 2016. Si se llegó a esos límites entonces, ahora que ese país es un mercado tan apetitoso, no esperéis que ninguna gran productora o distribuidora se atrevan a hacer una película así, porque la venganza de las autoridades puede ir mucho más allá de un título concreto...

Por cierto, Kundun también supuso que la entrada de Scorsese a China estuviese prohibida durante años. En concreto, hasta 2012, año en el que 'La invención de Hugo' gozó de un estreno limitado en ese país.

Temas
Inicio