Compartir
Publicidad

Hay más cine ahí fuera (5-11 agosto)

Hay más cine ahí fuera (5-11 agosto)
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Una vez más os traemos lo más destacable de la semana, cinematográficamente hablando, y que un servidor ha encontrado en webs ajenas a este santo lugar. Desde maestros del cine de terror, pasando por la digitilización más esperada por los cinéfilos más veteranos, hasta opiniones sobre ciertas películas totalmente opuestas a la mía, algo que resulta muy enriquecedor pues coincidir o no con alguien en la apreciación de una película es lo que menos me interesa.

  • Cuando falta poco para que anuncie un especial sobre la mítica Hammer —alguno más allá de frotarse las manos lo está celebrando a lo grande—, recupero de la imprescindible Miradas de cine un texto sobre el gran Terence Fisher —centrándose en uno de sus trabajos más recordados—, auténtico maestro del horror, imprescindible para entender la evolución del terror moderno. Si no habéis visto nada de él, y me consta que por aquí hay unos cuantos vírgenes en tal tema, no sé a qué estáis esperando.
  • A todos aquellos que queráis daros a conocer en el mundillo del corto, aquí tenéis vuestra oportunidad. Un concurso organizado por Gas Natural Fenosa. El premio es asistir al Festival de San Sebastián. Sólo espero que a mi compañero Juan Luis Caviaro no se le ocurra presentarse con el corto que un amigo y yo protagonizamos a sus órdenes —es un decir—, porque mi alter ego y yo no le damos permiso a usar nuestra imagen. Por vergüenza evidentemente.

  • En Judex hablan largo y tendido sobre 'The Purgue: La noche de las bestias' ('The Purgue', James DeMonaco, 2013) hablando de ella como una de las muestras del renacer que el género de terror está experimentando, según palabras de Juan Carlos Matilla, con quien no estoy de acuerdo en la apreciación de la película —a mí me parece un film desequilibrado y muy, muy cobarde—, pero al que es un gusto leer.

  • La colosal Dirigido por, sobre la que he llegado a oír sandeces espectaculares en su contra, ha cedido por fin a la moda imperante de Internet. Alguien en su redacción ha caído de la burra y comprendido que el futuro parece estar aquí en la red. Así pues, ahora además de conseguir la revista en vuestra librería más cercana —eso teniendo en cuenta que la distribución de la misma goce de buena salud— podréis comprarla en la red y acceder a sus contenidos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos