Compartir
Publicidad

Las TV Movies y la Ley del Cine

Las TV Movies y la Ley del Cine
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Impresionada me tiene el último post del Pianista en el que hace un excelente análisis de cómo se han materializado los cambios de la Ley del Cine en las líneas de producción de ficción nacional de las cadenas. Todo se resume en que si antes había una obligatoriedad de destinar un 5% a la producción de cine (3% al cine “convencional” y un 2% al cine en televisión), ahora pueden destinar el 5% al cine en televisión, cuestión que tranquiliza la oposición leonina de las cadenas a la nueva Ley y que sienta las bases de los cambios a los que estamos asistiendo.

No hay nada como contextualizar para que cobren sentido noticias como, por ejemplo, la de la película de Cuéntame, o la manifiesta proliferación de TV Movies en formato miniserie que pueblan las parrillas. Por un lado están obligados y, por otro, resulta más rentable invertir en una producción de estas características que en una serie.

Pero lo más interesante es plantearse el porvenir y pensar en qué va a ser de la tele, tal y como la conocemos ahora. Unos, como Cuatro, se decantan de forma manifiesta por la producción internacional para ofrecer esa cuota de series de prestigio que tan bien les va a su imagen y que los espectadores agradecen. Otros, como Telecinco, siguen invirtiendo en series nacionales pero sus últimos resultados están dando mucho que hablar, para mal, y mantiene su productora de cine en estrenos muy taquilleros. La 1 tiene una oferta mixta, con series convencionales muy arraigadas (sus últimos estrenos no han cuajado), y recurrentes proyectos de TV Movies, participando en cine nacional con resultados irregulares este último año (su gran apuesta fue Los girasoles ciegos, que pinchó en los Goya). Antena 3 está virando el rumbo a toda pastilla, quizá demasiado deprisa porque si bien es cierto que El castigo arrasó y Yo soy El Solitario tuvo buenos datos, su propuesta del 23 F pasó con más pena que gloria. También han ensayado con la TV Movie de Los hombres de Paco que titularon Contra las cuerdas. La Sexta todavía tiene que decidir qué hacer porque es la cadena más pequeña y en este tema, hablando de porcentajes de inversión, el suyo es el menor relacionado con los beneficios, pero con Camino dieron en el clavo.

Dicen los expertos que esto es sólo el principio y que en breve las historias basadas en hechos reales, los sucesos de impacto social y la actualidad tendrán su espacio en prime time de toda parrilla que se precie. A juzgar por los últimos resultados, la apuesta funciona y sólo hay que saber qué es lo que al espectador le puede interesar. Sin lugar a dudas, la truculencia es un buen ingrediente pero no por sí solo. No seamos injustos porque hay productos muy bien hechos que aunque vendan como verdaderas interpretaciones de las historias el resultado para el espectador es atractivo. De ahí las polémicas con ficciones como la de Fago, por ejemplo.

Entre los nuevos proyectos que ya se han anunciado, destaca la línea de producción de Televisión Española que producirá Coslada cero, sobre la trama mafiosa de Coslada; Ojo por ojo, sobre la violencia en Barcelona en los años veinte; Operación Jaque, sobre la liberación de Ingrid Betancourt; y Operación Malaya, sobre la trama de Marbella, claro. Antena 3 tiene pendiente el estreno de la ficción sobre el caso de Miguel Ángel Blanco y otra sobre la vida de Marisol. Como veis, temas para todos los gustos que, desde mi punto de vista, se irán perfilando y tirando hacia un lugar común, según se vaya demostrando el nivel de acierto de las propuestas.

En este sentido el ejemplo clave lo hemos vivido esta semana, con las dos producciones sobre el 23 F que se han emitido. Mientras que la de Televisión Española ha roto audímetros en sus dos entregas, la de Antena 3 se ha pegado el batacazo. Así que bien es cierto que el tema es importante, pero también lo es el tratamiento y la calidad de la producción (cosa obvia pero ineludible). En cualquier caso, los espectadores tenemos la última palabra y serán las audiencias las que acaben determinando la línea general a seguir. No olvidemos que las audiencias también dependen de las promociones y del tino en la programación pero, en cualquier caso, ¿qué tipo de TV Movies pensáis que se terminarán emitiendo? Se admiten apuestas.

Vía | Pianista en un burdel
En ¡Vaya Tele! | Cultura también subvencionará los telefilmes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos