'Slither: La plaga': 15 años de la primera película de James Gunn, un delicioso festín de serie b, diversión y asco
Otros

'Slither: La plaga': 15 años de la primera película de James Gunn, un delicioso festín de serie b, diversión y asco

HOY SE HABLA DE

Durante el primer minuto de la primera película de James Gunn uno puede leer los nombres de Henenlotter, R.J. MacReady y Max Renn. Todo eso, repito, durante el primer minuto de película. Alguien que tiene el cielo asegurado por semejante decisión dio luz verde a financiar con 15 millones de dólares 'Slither: La plaga'. Un alucinante relato de humor, amor, ciencia ficción y viscosidad que si no estuviera estupendamente iluminada, y no tuviera una fotografía de primera y un reparto de altura, podría pasar por una serie Z.

El terror llama a tu puerta

Ahora mismo James Gunn está ampliamente reconocido como uno de los cineastas más intrépidos y contraculturales del momento, a pesar de que los estudios más poderosos de Hollywood se lo rifen entre polémica y éxito. También ahora mismo James Gunn está comprobando en sus carnes que las recaudaciones de taquilla no son las de hace unos pocos años, y su magnífica 'El escuadrón suicida' no parece estar embolsando en dólares el prestigio recibido a través de la unanimidad de los medios especializados.

Gunn es un cineasta del género y tiene buen ojo para sus proyectos. Ha producido 'El hijo' y fue el cerebro detrás de aquel inolvidable 'Lollipop Chainsaw'. También estuvo detrás de los escritos de '13 fantasmas' (sin acreditar) o 'Scooby Doo', una peli a la que hay querer muy fuerte que incluso se asoma un poco en su última gamberrada. Por supuesto, también fue el guionista de 'Amanecer de los muertos', claro. Pero la primera película de James Gunn cumple ahora 15 años y es el mejor momento para recordar que ya es un clásico.

Slither Movie

Forjado en las "cloacas" de la industria y antes de cobrar cheques llenos de ceros, James Gunn afiló sus garras en la Troma de oro. Una productora que promueve el cine de género independiente, barriobajero y libertario en forma de serie B Z descerebradas y llenas de ese espíritu que tan bien define al director.

Esos aires irreverentes, trash y subversivos eran la bandera de esta pequeña película distribuida por Universal que dejó patidifusos a todos los (pocos) espectadores que entraron a la sala con ganas de jarana y se llevaron mucho más de lo que se imaginaban mientras pedían el menú en el bar del cine. Pocas películas pueden presentar de manera más acertada a su creador.

slither la plaga

'Slither' es la obra de un cineasta orgulloso de sus referencias intentando llevar ese sentido de la maravilla y la asquerosidad al mainstream. Para hacerlo, nada mejor que un relato clásico de ciencia ficción de los 50 desde el prisma post-postmoderno de joyas como 'El terror llama a su puerta'. Fred Dekker lo hizo hace casi 40 años. Gunn lo adaptaba veinte años después. Los tiempos cambian, pero las historias siempre miran atrás para ser contadas con los medios del momento.

Una amenaza desconocida y viscosa pondrá el mundo en peligro desde el clásico pequeño pueblo de los Estados Unidos. Pero no estaríamos hablando de una película de James Gunn sin hablar de comedia. Y es que 'Slither' es muy, muy divertida. Lo que pasa es que lo que de verdad impresiona es la calidad (y la cantidad) de los efectos especiales y el diseño de las criaturas, un verdadero circo de los horrores que aún hoy resulta impresionante. Danelle Vierkant ('El renacido (The Revenant)'), Todd Masters ('Red State') y Dan Rebert, de la escuela de Stan Winston y que debutó en 'Terminator 2: El juicio final' (poca broma), son los responsables de ese horror tan divertido.

la plaga Elizabeth Banks

Nathan Fillion, Elizabeth Banks, Michael Rooker y el siempre hilarante Gregg Henry disfrutan de unos personajes claramente superados por los acontecimientos a través de unas interpretaciones en las que parece que, por momentos, alguno pueda estar pensando "pero qué es esto". Y todo eso, como el látex y los ríos de sangre y pus que corren por ella, solo mejoran el resultado final.

James Gunn rinde homenaje a todo lo que ama como sigue haciendo hoy día: con honestidad y respeto, disfrazando de basura un producto de primer nivel fotografiado por Gregory Middleton ('Juego de Tronos', 'Watchmen') y con música de Tyler Bates ('Guardianes de la Galaxia').

No sorprende que en realidad Gunn solo haya encontrado una respuesta entusiasta por parte del público en sus trabajos con Marvel / Disney, porque entre medias, de la primera a la última, nunca encontró a la audiencia que necesitaba. Ni aquí, ni con 'Super' ni ahora con su película para DC, curiosamente la más que digna sucesora de estas otras dos obras maestras. Qué aburrida es la gente, joder.

Temas
Inicio