Compartir
Publicidad

'Fugitivos', Tony Curtis y Sidney Poitier unidos por una cadena

'Fugitivos', Tony Curtis y Sidney Poitier unidos por una cadena
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Stanley Kramer dirigió en 1958 esta película que tuvo un gran éxito, tanto crítico como comercial. Es un claro ejemplo del tipo de cine de denuncia que se solía hacer en aquellos años, y en este caso el tema a denunciar era el racismo, que está tratado en forma de thriller dramático.

Un camión que transporta presos tiene un accidente; como consecuencia, dos de esos presos, un hombre blanco y otro de color, encadenados ambos por una cadena, escapan y emprenden una larga huída en busca de la libertad. Pronto serán perseguidos por un grupo de hombras, policías y civiles, ansiosos de sangre, al frente de los cuales está un sheriff que cree en la justicia, y no quiere que las cosas se desmadren. Ambos fugitivos irán conociéndose poco a poco mientras atraviesan no pocos peligros.

Los dos papeles protagonistas corren a cargo de dos actores que empezaban a ser muy famosos en aquella época, Tony Curtis y Sidney Poitier. La verdad es que los dos están muy bien, antagonistas unidos por el mismo destino. Curtis interpretando a un hombre que sueña con ser alguien importante, y Poitier a otro, cansado y harto del racismo que sufre su persona. Ambos, totalmente distintos, y unidos por un interés común tratarán de sobrevivir en un mundo injusto, y que no está hecho para ellos. Los dos actores son lo mejor de esta película, y aparecen casi durante todo el metraje, una hora y media. Aquí aprovecho para decir que aquellos eran años en los que se sabía contar perfectamente una historia, por complicada que fuera, en poco tiempo; algo que hoy día parece que no tengan ni idea de hacer, y si no, obsérvese 'Harry Potter y el Cáliz de Fuego', en la que necesitan dos horas y media para contar una tontería, pero de esto ya hablaré en otro momento.

El film está dirigido con mano firme por Stanley Kramer, quién no puede evitar alguna bajada de ritmo, sobre todo en su primera media hora. Pero no se anda con rodeos ni florituras, va directo al grano, contando lo que tiene que contar de forma directa, tal y cómo era costumbre en él. Su cine, cargado en muchas ocasiones de denunica, nunca pasaba desapercibido; os recomiendo que veais 'La Herencia del Viento', con Spencer Tracy y Gene Kelly, una obra maestra descomunal.

La historia de 'Fugitivos' es más bien mínima, pero con los suficientes detalles para resultar interesante, aunque quizá no llega a profundizar todo lo que debiera, dejándote al final una sensación un poco vacía, a pesar de la estupenda secuencia de cierre. Ya les gustaría a muchas películas menores de la actualidad ser como ésta. De hecho, hay una especie de remake de este film titulado 'Fugitivos Encadenados', con Laurence Fishburne, Stephen Baldwin y Salma Hayek, y que es una película horrorosamente inútil.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos