Compartir
Publicidad
11 romances memorables del cine fantástico
Proyectos

11 romances memorables del cine fantástico

Publicidad
Publicidad

El día de los enamorados es una buena fecha para recordar algunos de los romances más conmovedores de la historia del cine... fantástico. Bellas, bestias, amor interdimensional, a través del tiempo, sideral, espacial, zombi y mutante. Te traemos un buen puñado de visiones mágicas del amor que han sabido traspasar las fronteras del género para hablar de lo único que verdaderamente importa.

  • 'La bella y la bestia' (La belle et la bête, 1946)

La versión de Jean Cocteau del cuento de 1757 de Beaumont, que carga de imaginación, surrealismo y magia levando el romance incluso al goticismo del cine de terror. Un punto de referencia en la elegancia para este tipo de películas de fantasía. Con diseños, arte y trajes sobresalientes diseñados por Christian Bérard y Escoffier, y un retrato de la Bestia como una criatura aterradora, erótica y sensible.

  • ‘En algún lugar del tiempo’ (Somewhere in Time, 1980)

¿Un romance a través del tiempo guionizado y basado en una novela de Richard Matheson? No puedes pensar en una película más apropiada para una sesión de cine fantástico en San Valentín. A pesar de que se hizo a finales de los setenta, proyecta el aura de una película de los años cuarenta. Una delicia demodé no apta para los que esperen mucha acción. La idea es la base de la más popular 'Peggy Sue se casó' (Peggy Sue Got Married, 1986) o la sobrevalorada 'Olvídate de mí'(Eternal Sunshine of the Spotless Mind , 2004).

  • 'Starman' (1984)

Injustamente minusvalorada por los fans del director, esta maravilla de John Carpenter es una estupenda muestra del concepto amblin de lo fantástico entrando en la vida cotidiana del americano tipo que retrata mucho mejor la sensibilidad de clase media que Spielberg en toda su carrera. Además demuestra la capacidad de Carpenter en otros registros y su historia de amor emociona. 'Midnight Special' (2016) se recrea en su tono.

  • 'Lady Halcón' (Ladyhawke ,1985)

A pesar de la banda sonora anacrónica, a pesar de los dejes ochenteros que cada vez envejecen peor ‘Lady Halcón’ es la historia de amor más grande jamás escrita. Nada que envidiar a Romeo y Julieta si tenemos en cuenta el amor que demuestran los protagonistas malditos de este cuento de Richard Donner. Más que nada por que en vez de Capuletos y montescos lo que tienen que soportar estos enamorados es ser de especies diferentes del reino animal.

  • 'La rosa púrpura del cairo' (The Purple Rose of the Cairo, 1985)

Woody Allen se sumerge en la era de la depresión con un romance melancólico, con toques de comedia y una historia desgarradora de fantasía y cine contra la realidad cotidiana. Las escenas en las que los personajes de la pantalla de cine hablan con los espectadores tienen algunas de las líneas más divertidas escritas por el director.

  • 'La princesa prometida' (The Princess Bride, 1987)

Si esta pequeña peliculita, con presupuesto de serie B y dirección acartonada, sigue siendo recordada por toda una generación no es sólo por la historia de venganza de Iñigo Montoya. El poder de su sencillez y la peripecia de cuento de aventuras se apoya en su historia de amor para salir victoriosa y encandilar a cualquiera capaz de sentir la desesperacion del pirata Roberts gritando "Amor verdadero" desde la muerte.

  • 'Eduardo Manostijeras' (Edward Scissorhands, 1990)

Si no la mejor película de Tim Burton, la más conseguida en cuanto a su impacto emocional, un auténtico cuento de hadas moderno, oscuro, melancólico, triste y con una historia de amor imposible llevada al extremo de la fantasía macabra entre Pinocho y Frankenstein. Baño noventero con romance entre los jovenzuelos que mejor representaban su angst: Johnny Deep y Winona Ryder.

  • 'Ghost' (1990)

Para los que la vimos en su momento era la película fantástica de fantasmas que le gustaba a nuestra madre. Una comedia dramática con una historia de amor entre Demi Moore y Patrick Swayze rota por la muerte y recuperada gracias a un vuelco sobrenatural con algunos ecos de mitología judeocristiana. Recuperó el subgénero de "fantasma enamorado" y volvió a hacer el cine romántico rentable.

  • 'Atrapado en el tiempo' (Groundhog Day, 1993)

Junto a 'Cazafantasmas' (Ghostbusters, 1984), la comedia más popular de Bill Murray, un hombre condenado a repetir el mismo día una y otra vez, aprendiendo, día tras dia y muerte tras muerte, que la única manera de pasar página es corregir sus defectos y entender el verdadero significado del amor. Más una comedia romántica que cine fantástico, aunque su gimmick temporal haya sido replicado muchas veces desde entonces.

  • 'Mortal Zombie' (Return of the living dead 3, 1993)

La mejor de las secuelas de 'El regreso de los muertos vivientes' (Return of the Living Dead, 1985), es más bien un episodio perdido de las andanzas del Re-Animator de Brian Yuzna, una pesadilla Splatter Punk con un verdadero amor desde a tumba que da sentido a la canción 'Mi novia es una zombi' de Los Vegetales. Un Romeo y Julieta de ultratumba con una poética del body horror, en realidad, de puro autor.

  • 'Más allá de los sueños' (What Dreams May Come, 1998)

Otra aparición del imprescindible Richard Matheson, aquí solo mentado como autor de la novela que inspiró esta moderna versión de los mitos de Orpheo y Eurídice, llena de referencias a La divina comedia con un hombre en busca de su esposa en el infierno y el cielo. La imaginería de ambos mundos es portentosa pero no distrae de su potente trasfondo emocional, coronado por un clímax de lagrimilla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio