La isla de las tentaciones 5: la séptima gala nos dejó a Tania castigada, tatuajes secretos y el veto a una soltera
Reality Show

La isla de las tentaciones 5: la séptima gala nos dejó a Tania castigada, tatuajes secretos y el veto a una soltera

La séptima gala de La isla de las tentaciones nos ha dejado a Tania castigada por hacer trampas sin ver las imágenes de Samuel, Mario besando a Carmen, Ana indignada con Cristian y confesando dónde tiene su tatuaje secreto y Javi a la fuga tras ver las imágenes de Claudia.

En capítulos anteriores...

En la primera gala, conocimos a las parejas, a los solteros y solteras. En la segunda vimos los primeros acercamientos y en la tercera ya los primeros besos y la primera hoguera. La cuarta introdujo a una nueva pareja que expulsó a otra que ya estaba concursando en la quinta gala, donde también comenzó la hoguera de confrontación entre Laura y Mario, con él abandonándola antes de empezar.

En la sexta gala, la hoguera de confrontación concluyó con la surrealista e inquietante reconciliación entre Laura y Mario, Tania cayó en la tentación y besó a Hugo, algo que no vio pero sí escuchó Samuel, que se derrumbó solo de imaginarlo. El episodio acabó dejando en el aire la cuestión de que una de las chicas había hecho trampas.

En esta séptima gala, se desvelará que es Tania la que ha infringido las normas al irse al baño con Hugo, fuera del alcance de las cámaras. El episodio revelará cuál ha sido exactamente la infracción y qué sanción se le aplicará a la concursante. También veremos las dos hogueras, en las que Ana se verá sobrepasada y Javi saldrá huyendo al grito de: "¡Claudia!".

Javi huye de la hoguera

Eso sí, al ver a Claudia pasarse un hielo con la boca a otro soltero ya no ha podido más. "No la reconozco, yo no he visto así a mi novia en la vida". Ante la situación, se ha levantado y ha huido de la hoguera. En Villa Playa han mandado a todos a sus habitaciones. Y así concluye la gala.

Javi se dispone a ver las imágenes de Claudia y ¡sorpresa! Son las de la hoguera, en la que Claudia se quejaba de que está en una esquina sin hacer nada. Se lo toma bien y parece convencido de poder "integrarse más". A quien no le ha hecho ninguna gracia es a Mario, que no se fía ni un pelo (cree el ladrón...).

Mario va de afectado diciendo que "le volvió a fallar a Laura" y ahora está inseguro. Aunque tampoco es que le suponga demasiado, ya que está convencido de que lo volverá a hacer. Cristian tampoco puede quejarse mucho de que su novia lo acuse de picaflor, porque lo es.

Veto a una soltera

Pasamos a Laura, a la que se le ha pasado de un plumazo la confianza de la hoguera de confrontación al ver las imágenes de Mario. Él le dice a Carmen que "no va a cambiar" y que "no sabe si está enamorado". Evidentemente, el beso tampoco le ha hecho ninguna gracia. Aquí llega el giro: van a poder vetar a una soltera y la elegida es Cristina (pobrecita, si no ha hecho nada).

Unas tanto y otras tan poco: Paola vuelve a ponerse rabiosa y dramática por ver a su novio siempre con Cristina. El tío ya se ha arrancado a cantarle otra vez y ella solo piensa en arrancarle la cabeza. La sanción de Tania va a ser que no verá las imágenes de Samuel aunque sus compañeras sí las verán. Se las describen como quien juega al Pictionary (poca cosa, aunque lo vendan como "graves").

Las dos Españas. Ana en su primera hoguera. Verle tonteando con las otras solteras le ha cabreado pero bien: "Es un fantasma y un calentorro". Ahora se arrepiente de haberle hecho el bocadillo y el Colacao en Murcia. Como venganza, ha desvelado su secreto: Cristian tiene un tatuaje en sus partes bajas en el que pone "todo pasa por algo". "¿Qué pensaste cuando lo viste?" dice Sandra. "No lo vi. Es que estaba la luz apagada".

En las hogueras, Claudia ve a Javi siéndole fiel y no lo puede soportar. Dice que no puede estar con una persona así, "no es normal". Será la única concursante que se vaya de la isla destrozada porque no le pongan los cuernos.

Paola sigue comiéndose la cabeza por "lo de Andreu y Cristina" (recordemos que solo le ha cantado). Mientras, el susodicho está bocabajo en el sofá y se niega a moverse de ahí porque la echa de menos.

Un nuevo beso

Javi no quiere que su novia se sienta mal por ver imágenes de las chicas de la fiesta con él y se sube a dormir. Mario y Carmen también se han ido a un lugar apartado pero para hacerse arrumacos y besarse. Valeria los observa hecha una furia.

Cambiaron a Sara "por no disfrutar la experiencia" por Ana, que está en una esquina con cara de pocos amigos: "No quiero hacer nada porque sé que Cristian se está acordando de mí y me está respetando". Cristian meanwhile: en el sofá abrazando a María de los Ángeles. Samuel está cansado de ver al resto de sus compañeros flaquear, sobre todo "el otro que va sin muebles" (con "el otro" se refiere a Andreu, con lo de sin muebles ya no sé).

No sé por qué les gusta tanto lo de ponerse el hielo en la boca y pasárselo por el cuerpo a otro, cualquier día se atragantan. Se han encendido las cinco luces de las chicas a la vez por una coreografía en la que se daban un pico entre ellas y en Villa Paraíso se han vuelto todos locos.

¿Qué ha hecho Tania?

A Mario le ha faltado tiempo para correr detrás de Carmen. Lo que más destaca de ella es que "le gusta que ella se haya sentido atraída por él". Egocentrismo, ¿dónde? Hoy toca fiesta "circus", ellos van de magos y ellas... ¿de ayudantes de mago? Supongo. María de los Ángeles ha repetido la frase aquella de que quiere que le enciendan la chispa de la primera gala, se la debió de pensar mucho y querrá amortizarla.

Comenzamos con Tania viendo las imágenes de su infracción. Tania dice que no hizo nada y Sandra le pone cara de perro. Le dice que va a ser sancionada y ella se pone a llorar. Hugo, al enterarse, se pone a pedirle perdón de rodillas (¿esto le enseñará a dejar de ser un brasas? Lo dudo).

La séptima gala de La isla de las tentaciones se emitió el 3 de noviembre y la próxima será el 10 de noviembre a las 22:00.

Temas
Inicio