Publicidad

24 series que, desgraciadamente, no vivieron más de una temporada (III)

24 series que, desgraciadamente, no vivieron más de una temporada (III)
19 comentarios

Publicidad

Publicidad

La audiencia es soberana y pone el canal que le da la gana. Y cuando te encariñas con una serie que el gran público decide no ver por televisión, el que se queda en la estacada eres tú. Series que se quedaron en el tintero las hay a montones, y muchas de ellas apenas pudieron expresarse con una mísera temporada que, para el caso, era insuficiente.

Seguimos con nuestro especial de 24 series de televisión que no vivieron más de una temporada, y hoy contamos con cuatro ejemplos bastante recientes que más de uno sabrá reconocer. En unos casos falló la audiencia, en otros la cadena y en otros la propia serie. En otros casos falla todo eso y más, y es ahí cuando más frustrado se siente uno.

The Chicago Code

Studio 60

La suerte de Shawn Ryan en televisión es bastante dispar, y desde luego no la encontró en 2011 con 'The Chicago Code', que inevitablemente nació a la sombra de 'The Shield'. Ryan volvía a deleitarnos, esta vez en la televisión en abierto, con un policiaco lleno de acción y con la corrupción como principal guía argumental. ¿Su protagonista? La ciudad de Chicago.

Jason Clarke (Wysocki) y Jennifer Beals (Teresa Colvin) formaron en la ficción una de las parejas de detectives (y amigos) con más química del género, donde Shawn Ryan demostró una vez más por qué lo de 'The Shield' había dado tanto de que hablar. Su estreno en la "midseason" no fue la mejor estrategia, y que fuera FOX la encargada de emitir la serie no encajaba mucho con su perfil. Su final, eso sí, es completamente cerrado; lo digo por si alguien se anima con ella.

En ¡Vaya Tele! | 'The Chicago Code' merecía una segunda oportunidad

Pan Am

Pan Am

De vez en cuando, a ABC le da por matar una de sus series antes de que se estrene. Lo hace de forma muy sencilla, cambiando el orden de emisión de los capítulos, algo que puede funcionar en una comedia (aunque 'Happy Endings' no piensa lo mismo) pero que trastoca todos los planes en un drama. Es esto lo que pasó con 'Pan Am', que nació condenada al fracaso provocando el desconcierto entre sus espectadores potenciales.

Es cierto que 'Pan Am' tardó unos cuantos episodios en coger el vuelo (guiño guiño), pero cuando lo hizo nos deleitó con auténticos momentazos. Las historias personales de las azafatas y pilotos de la aerolínea casaban perfectamente con las historias de fondo, casi siempre en el terreno político y con la Guerra Fría como marco argumental. ABC regaló a la serie un capítulo extra para cerrar sus tramas, eso se lo concedemos. Siempre nos quedará Colette cantando el Über Alles.

En ¡Vaya Tele! | 'Pan Am', un bonito viaje sin rumbo ni destino

Trophy Wife

Trophy Wife

La gran víctima de este año en comedia ha sido una de las cancelaciones más dolorosas para los que seguimos con ella en la gran criba de septiembre-octubre. 'Trophy Wife' era una de esas series en las que el protagonista es el menos interesante; Kate era simplemente el nexo de unión que juntaba a personajes completamente opuestos y les obligaba a interactuar, alcanzando tal nivel de absurdo que uno no podía evitar desternillarse.

Si bien Malin Akerman y Bradley Whitford se quedaban en un mísero suficiente, las actuaciones de Michaela Watkins (Jackie) y, sobre todo, de Marcia Gay Harden (Diane) elevaban esta comedia a otro nivel. Los niños no producían repulsa, lo cual es un plus importante, y tiraban siempre que podían del humor referencial, llegando a tener un capítulo completo basado en 'Scandal'. La audiencia no quiso nada con ella, qué le vamos a hacer.

En ¡Vaya Tele! | 'Trophy Wife' tiene un reparto de primera pero el guión no está a la altura

Studio 60

Studio 60

En 2006 se juntaron dos grandes profesionales que se habían quedado en el paro recientemente. Matthew Perry había acabado borracho (guiño guiño) de éxito con 'Friends' y Aaron Sorkin se había cubierto de gloria con 'El ala oeste de la casa blanca' ('The West Wing'), finalizada solo unos meses antes. La combinación de ambos dio lugar a 'Studio 60 on the Sunset Strip', una dramedia ambientada en un programa al estilo 'Saturday Night Live' que Sorkin utilizó para hablar de lo que siempre ha hablado en televisión: moral, política y su concepto de amor.

No pudo llegar en peor momento. NBC comenzaba a ir cuesta abajo tras perder los grandes productos que la habían encumbrado en la última década, y lo que creía un éxito seguro no pasaba de la mediocridad en audiencia. La crítica tampoco estaba muy de acuerdo con ella, y de forma extraoficial se inició una lucha entre esta y '30 Rock' por obtener la renovación, una serie con una premisa muy similar pero con un tono completamente diferente. Al final acabó ganando la serie de Tina Fey, y no es que nos quejemos.

Luego consiguió desquitarse con 'The Newsroom', pero esa es otra historia que da para varios libros.

En ¡Vaya Tele! | 24 series que, desgraciadamente, no vivieron más de una temporada (II)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios