Publicidad

El adiós de 'Friday Night Lights': Los 15 mejores momentos

El adiós de 'Friday Night Lights': Los 15 mejores momentos
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se va, se está yendo, ‘Friday Night Lights’ se nos escapa de las manos. En 2009 fue ‘Battlestar Galactica‘ la que nos dejó huérfanos; en 2010, ‘Lost‘ acabó sus seis años de historia entre una marabunta de fans, teorías y conspiraciones en torno a ella que jamás se volverá a repetir; y 2011 es, sin duda, el año de la despedida de ‘Friday Night Lights‘, el drama más profundo, sentimental y empático que se ha creado en mucho tiempo, con unos personajes que no llegan, sino que perforan el corazón para quedarse ahí para siempre. Gracias a ella nos hemos acercado a un deporte tan desconocido para nosotros como el fútbol americano, y por culpa de ella hemos derramado lágrimas a mansalva.

Y se va, esta noche DirecTV despedirá la quinta y última temporada de la serie. Dentro de este mini especial sobre la serie que hemos querido hacer en ¡Vaya Tele! como homenaje ya os hemos traído a los cinco personajes imprescindibles, y no queríamos dejar de referenciar los grandes momentos de la serie. Empezamos con cinco, pero eran demasiado pocos; tuvimos que ampliar a diez, pero seguían quedándose cortos, así que finalmente hemos escogido los que, para nosotros, son los quince grandes momentos de ‘Friday Night Lights’. Quince escenas que definen a la perfección el estilo de la serie y que demuestran por qué nos hemos enamorado irremediablemente de este drama ambientado en Dillon. Acomódate en la silla y coge pañuelos, porque te van a hacer falta.

Lesión de Jason Street – FNL 1×01 (Pilot)

Ésta es la peor pesadilla para un entrenador y especialmente para un padre. Toda su familia está en las gradas esta noche; incluso algunos amigos de la familia han viajado desde otros estados para estar aquí esta noche.

Pocos “pilotos” definen tan bien a una serie como el de ‘Friday Night Lights’. Desde el minuto 1 hace suya esa forma tan cercana de narración, donde el locutor de radio hace de voz en off y los actores tienen vía libre para improvisar. Y en un episodio con tanto contenido futbolístico, la lesión fatal de Jason Street en los minutos finales te dejan compungido. El público en silencio, el equipo rival arrodillado y todo el mundo mostrando sus dedos cruzados en el aire; así es ‘Friday Night Lights’, una comunidad donde todo el mundo se preocupa por todo el mundo.

Matt Saracen canta “Mr. Sandman” – FNL 1×09 (Full Hearts)

Mr. Sandman, bring me a dream… make him the cutest that I’ve ever seen…

Matt Saracen enamora nada más verle, pero hacia la mitad de la primera temporada tiene una escena definitiva en la que hay que caer rendido a sus pies. En ella demuestra que es todo dulzura y amor, que por encima de los gritos y la fuerza, siempre una caricia, un beso y una canción serán más eficientes para conseguir lo que uno quiere. Landry, Julie y todos los que estábamos a este lado de la pantalla no pudimos evitar emocionarnos con esa versión casera de “Mr. Sandman”.

Los Panthers ganan el Estatal – FNL 1×22 (State)

Hace un precioso pase, Tim Riggins la recoge… ¡Oh! ¡Oh! ¡Se la pasa a Smash Williams que corre por la banda!... ¡Rompe la defensa! ¡Touchdown Panthers!

El final de la primera temporada fue la justa recompensa a un año de sufrimiento. Con la lesión de Street y las dudas sobre el entrenador y la capacidad de Saracen para llevar adelante el equipo, la victoria en la final del Estatal fue un profundo “¡Zas, en toda la boca!“ a aquellos que querían quitar a Eric Taylor de en medio. Toda la ilusión de Dillon estaba concentrada en el brazo de Matt, la destreza de Tim y la velocidad de Smash. Y jugando en equipo, lo consiguieron.

“Everybody leaves me!” – FNL 2×14 (Leave No One Behind)

Tú me dejaste por un trabajo mejor, tu hija me dejó por un chico mejor, Carlotta me dejó por Guatemala, mi padre me dejó por una maldita guerra. ¡Todo el mundo me abandona! ¿Qué hay de malo conmigo?

Uno de los puntos más bajos de Saracen se produjo hacia el final de la segunda temporada. Siempre había llevado bien la soledad, asumía de la mejor manera posible sus responsabilidades y cuidaba de su abuela sin rechistar. Pero no es lo mismo que te dejen sin probar el pan a que te lo ofrezcan y luego te lo arrebaten. Y es que cuando todo parecía ir mejor que nunca para el joven Saracen, todas las piezas a su alrededor se fueron cayendo para volver a dejarle hundido en la inmundicia. Y eso, amigos, ni siquiera él puede asimilarlo.

Smash Williams, sancionado – FNL 2×14 (Leave No One Behind)

Chicos, jugad duro. Y no importa lo que pase ahí fuera, recordad lo siguiente: ¡Sois los Panthers de Dillon, sois campeones estatales!

Este discurso de Smash Williams fue un gran paso en su evolución y madurez, de jugador de instituto a estrella profesional. Poco antes de ese día, Smash habría cogido una pataleta, se habría encarado a cualquiera que le hubiera impedido jugar en un partido tan importante como ése y, probablemente, habría salido perdiendo. Ese discurso que le da a sus compañeros de equipo refleja que Smash sabe asimilar las cosas tal y como vienen, que sabe dejar de ser un egoísta y renunciar a algunas cosas por el bien de los que le rodean.

El reencuentro de Jason con su hijo - FNL 3x08 (New York, New York)

Si no es lo que quieres, aun así buscaré un lugar cerca de aquí. No te acosaré ni nada, pero estaré cerca para poder quedarme con vosotros. Porque nunca voy a decepcionar a este bebé, nunca.

Esta escena supuso el adiós de Jason en la serie, al menos hasta la temporada final. Durante dos años sufrimos muchísimo con él, con las limitaciones que la silla de ruedas suponía. Le vimos fracasar en muchos proyectos, y en los momentos más bajos pensamos que una desgracia mayor podría ocurrir en cualquier momento. El bebé fue lo mejor que pudo haberle pasado, le dio un motivo para luchar, y gracias a él pudo conseguir un puesto de trabajo en una agencia de representación y una familia, que al fin y al cabo es lo que siempre había querido.

Tyra lee su carta para la Universidad – FNL 3×12 (Underdogs)

Quiero viajar a algún sitio en primera clase, quiero ir a Europa en viaje de negocios, quiero que me inviten a la Casa Blanca, quiero aprender sobre el mundo, quiero sorprenderme a mí misma, quiero ser la mejor persona que pueda llegar a ser.

Y si la despedida de Jason fue bonita, no lo fue menos la de Tyra. Durante tres años la vimos con muchos altibajos, tanto a nivel académico como sentimental. Pero había algo en Tyra que nos mataba a todos: su falta de autoestima. Poco a poco, gracias a Landry, la encontró, y la reflejó de forma casi perfecta en la carta que envió a la Universidad. Toda la ambición que siempre le había faltado en su vida la reunió en unas pequeñas líneas, y con ellas, consiguió un futuro de provecho.

Los Panthers pierden el Estatal – FNL 3×12 (Underdogs)

Sólo quedan seis segundos y este partido se reduce a una sola jugada. Malas noticias para los Panthers; el pateador de los Titans no ha fallado en todo el año. Ha sido un esfuerzo muy valioso por parte de los Panthers de Dillon.

Porque no todo en la vida es alegría y no todos los esfuerzos se recompensan de la forma en que uno quiere. ‘Friday Night Lights’ siempre nos lo ha enseñado, de forma muy dura a veces, pero creo que el mejor ejemplo es éste, el final del campeonato del 2008. Los Panthers habían hecho un esfuerzo sobrehumano para llegar allí, pero todo dependía al final de la destreza del otro equipo. Un gol de campo que el pateador de los Titans no falló. No os perdáis tampoco el discurso que el entrenador Taylor les dio a los chicos enfrente de sus familiares.

Los Taylor visitan el campo de los Lions – FNL 3×13 (Tomorrow Blues)

Y cuando las cosas van mal, se pueden poner mucho peor. Cuatro meses después de la derrota en el Estatal, Eric vio cómo el equipo que él mismo había levantado se rendía ante los patrocinadores y el dinero. Moralmente, se vio obligado a renunciar a su puesto como entrenador para asumir un rol mucho más complicado: levantar un equipo desde cero. La estampa que nos dejó el final de la tercera temporada, con los Taylor visitando el nuevo campo de los Lions, se quedará para siempre grabada en la retina de todos los fans de la serie.

Luke deja de ser un Panther – FNL 4×02 (After the Fall)

Sacaré sobresalientes en todas las asignaturas. Haré cualquier cosa, se lo juro, cualquier cosa. Se lo suplico…

La de Luke Cafferty fue la mejor presentación de un personaje que se ha hecho en la serie, y también la más descorazonadora. Todo el futuro de Luke se reducía al fútbol, sus opciones de futuro pasaban por jugar en el equipo y conseguir una beca con la que estudiar en una universidad de prestigio, pero todo se fue al traste cuando Tami le dijo que tenía que irse a Dillon Este. Un palo enorme para Cafferty, que aun a pesar de ver cómo los planes de su vida se iban al garete, pidió disculpas a la directora por haberle mentido. Así es Luke, honesto ante todo.

Funeral del padre de Matt – FNL 4×05 (The Son)

Le odio. No me gusta odiar a la gente, así que puse todo mi odio en él para así no tener que odiar a nadie más, y así poder ser una buena persona. Con mi abuela, con mis amigos, con su hija. Es lo único que quería decirle, quería decírselo a la cara. Pero ya ni siquiera tiene una cara…

‘The Son’ es, casi con seguridad, el mejor capítulo de toda la serie, y también el más doloroso. La muerte del padre de Matt nos pilló a todos por sorpresa, a Matt el primero, y durante todo el capítulo se debatió entre el shock por su muerte, el odio que le tenía y el aprecio por ser su padre. Finalmente le enterró con sus propias manos, la peor pesadilla para cualquier hijo.

Despedida de Lyla y Tim – FNL 4×06 (Stay)

Adiós, Lyla Garrity.

La de Lyla y Tim es una relación prohibida; prohibida por ellos mismos y por el mundo que les rodea. Son demasiado diferentes, tienen objetivos muy distintos y sólo se soportan en pequeñas pero intensas dosis. Esta escena de la cuarta temporada fue la última vez que vimos a Lyla en la serie, y en ella se despidió definitivamente de Tim, no sin antes plantearse dejarlo todo para iniciar una nueva vida con él. Es un final muy digno, pero sinceramente espero que vuelva esta noche para despedirse también de nosotros.

Tim asume la culpa por Billy – FNL 4×13 (Thanksgiving)

Eres mi hermano, eres todo lo que tengo. Y ahora tienes una familia, eres padre, y tienes que ser un padre. Ésta es mi decisión.

Cuando decimos que la infancia de Tim le marcó para siempre, no lo decimos porque sí. Cuando se reencontró con su padre, no pudo evitar hacerse ilusiones en recuperar el tiempo perdido, y cuando tuvo en su mano la posibilidad de que su sobrino pudiese disfrutar de lo que él no tuvo, no se lo pensó. Tim asimiló toda la culpa, por el bien de su familia, pero ¿hizo bien? La cárcel no es moco de pavo, y por lo que hemos visto últimamente, no parece que le haya sentado nada bien…

Conversación entre Luke y Vince – FNL 5×02 (On the Outside Looking in)

El entrenador es un tipo que sabe lo que hace. Tuvo sus razones para abandonar en aquel partido, sólo que todavía no sé cuáles son.

Cuando Vince y Luke se pusieron a charlar en esa terraza, no sabían que una tercera persona escuchaba todo lo que decían. ‘Friday Night Lights’ tiene su pilar más fuerte en unos guiones curradísimos, y ésta escena es un gran ejemplo de ello. Apenas tres minutos en los que se mezcla el humor con los pensamientos más profundos de la estrella del equipo, un Vince Howard que ha cambiado muchísimo en un año. Y todo ello gracias al entrenador Taylor, que recostado en su hamaca disfrutaba del producto de su esfuerzo.

Crisis en el matrimonio de los Taylor – FNL 5×12 (Small Town)

Voy a decirte lo que tú no has tenido la decencia de decirme a mí: Enhorabuena, Eric.

Las cosas nunca habían estado tan mal en el matrimonio de los Taylor. Eric hace alarde un egoísmo inusual mientras Tami se debate entre la unión con su marido y un trabajo que es un sueño para ella. ¿Serán suficientes los 18 años de matrimonio y dos hijas en común? ¿Se atreverán los guionistas a separar al mejor matrimonio de la ficción en los últimos años?

Es el último episodio de ‘Friday Night Lights’. Tendremos alegrías, eso que nadie lo dude, pero también muchas decepciones. Así ha sido siempre en la serie, y no creo que vaya a cambiar ahora. Disfrutemos, pues, del último capítulo; pañuelo en mano, como siempre.

En ¡Vaya Tele! | El adiós de Friday Night Lights

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir