Compartir
Publicidad

Fantasía y terror en televisión: ¿vienen para quedarse?

Fantasía y terror en televisión: ¿vienen para quedarse?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esto de los contenidos para televisión, los géneros e incluso los planteamientos parecen ir por modas, por tendencias. Un día CBS decide hacer 'CSI', al siguiente tenemos una docena de aspirantes a 'CSI', con 'Perdidos' pasó (sigue pasando) igual. Con los géneros pasa parecido: van rotando, yendo y viniendo cual Guadiana y hay veces, como el caso que nos ocupa, que sorprende la aparente importancia que está adquiriendo. Si ya a veces la ciencia ficción tiene difícil encontrar hueco en el primetime no digamos géneros como la fantasía y el terror, bastante menos versátiles a la hora de plantearlos para televisión.

En los últimos años hemos pasado, en el terreno estadounidense, de una ausencia casi absoluta de series de fantasía y/o terror (quitando 'Supernatural' que toca ese palo de la fantasía/terror sobrenatural y otras series muy "light" o "mundanas" como se les llama) a presenciar un regreso paulatino de, sobre todo, vampiros, zombis y brujas, elementos de terror bastante clásicos en sí pero que muchas veces no lograban encajar en un medio como la televisión gozando de una salud bastante buena en otros. Por alguna u otra razón la televisión siempre se ha mostrado algo reacia a abusar de estos géneros por lo que sorprende bastante cuando en las últimas semanas están saliendo tantos proyectos.

Y no me interpretéis mal ya que personalmente no me quejo. Viendo el panorama de los últimos años es de agradecer que desde Estados Unidos se empiecen a meter más seriamente en series de género de fantasía algo oscura (como 'Once upon a time' o 'Grimm'), terror gótico (el reboot de Frankenstein de NBC, del cual se saben muy pocas cosas) y otras obras de corte similar como el nuevo 'Dr. Jekyll y Mr. Hyde' en el que está interesado ABC (recordemos la británica 'Jekyll') amén del último centro de atención de la crítica norteamericana el 'American Horror Story' que emitirá FX este otoño o el posible regreso por parte de HBO de 'Tales from the Crypt'.

Terror en televisión: carne de antología

En la historia de la ficción televisiva, antes de las series tal y como las conocemos ahora, había dos tipos de programas: el teatro para televisión (tipo 'Estudio 1') que ha dado tantas magníficas producciones y que era una evolución lógica del radioteatro en ese trasvase de fórmulas entre radio y televisión en los primeros años, y las antologías, espacios en los que en cada entrega nos ofrecían una ficción distinta, normalmente sin relación entre sí, llegando a serializarse con el paso de los años. El siguiente paso era la serie propiamente dicha pero coexistía con las otras fórmulas y de hecho en muchos casos emitían algún que otro piloto de alguna serie no desarrollada.

Evidentemente no todas las antologías eran "de género" sino que nos encontrábamos con todo tipo de historia: suspense, misterio, comedia... pero durante el paso de los años, con la institución de la serie tal como la conocemos como formato estándar la antología ha sobrevivido el paso de los años como vehículo principal tanto de series de animación (Looney Tunes, por ejemplo) y de géneros minoritarios como los que nos ocupan como terror, fantasía y ciencia ficción. Quizás los dos ejemplos más conocidos de este tipo de antologías de género sean primero 'The Twilight Zone' (en español 'Dimensión desconocida' en su primera etapa y 'Más allá de los límites de la realidad' en su etapa moderan) en CBS y 'The Outer Limits' ('Rumbo a lo desconocido' y 'Más allá del límite' en su primera y segunda etapa respectivamente) en ABC.

Ambas son antologías muy populares (¿quién no ha visto al menos algún episodio de una de estas dos series?) y que reunían historias de cualquiera de estos géneros, generalmente ciencia ficción y terror (algo liviano, recordemos que estamos en televisión y no pueden ser muy hardcore). Quizás la última antología de estas características que hemos visto por estos lares ha sido 'Fear Itself' ('Terror en Estado Puro') que NBC emitió en 2008 y que canceló oficialmente en 2009 tras trece episodios y 'Masters of Horror' en Showtime que gozó de dos temporadas.

El problema de la fantasía en la televisión americana actual

Juego de Tronos

Si ya el terror ha tenido sus dificultades para tener presencia en la televisión no digamos ya la fantasía. Y me estoy refiriendo a la fantasía épica, la medieval... a las networks no le gustan las series de "fantasía pura". La televisión es un negocio basado en el público mainstream y lamentablemente la fantasía féerica/medieval no es un género de masas. Evidentemente nos encontraremos con obras "slipstream" que se cuelan en esta corriente pero las networks prefieren no arriesgar en ese sentido y anclar este tipo de producciones en el "mundo real". Miren si no los planteamientos de 'Once upon a time' y 'Grimm'.

A día de hoy sería muy difícil encontrarse una adaptación de una exitosa saga de fantasía fuera del cable premium por mucho lector que tenga. Son series arriesgadas, primero porque la trama no permitiría demasiados episodios autoconclusivos con lo que tendríamos la primera en la frente: las series más vistas son las procedimentales simplonas y las que no lo son tienen que marcar muy bien los tiempos tanto de la trama del episodio como de la serie para poder enganchar al público. Es una cosa contra la que no se puede luchar, o por lo menos cambiar radicalmente.

Por otra parte está el problema del presupuesto. No son series baratas de producir ya que requieren mucho más presupuesto casi para todo, y mucho más tiempo para preparar los episodios entre maquillaje, vestuario, decorado y, lo que más sube, los efectos especiales. Vamos un coste muy alto para la productora que repercutiría en una alta license fee para las cadenas, coste que dudo mucho que se asuma. Por otro lado son series que lo suelen hacer bastante bien tanto a nivel de ventas de DVD como de merchandishing, pero aquí cada serie es un mundo y no puede contar con unos beneficios cuanto menos dudosos.

En resumidas cuentas por mucho que nos gusten las series de ciencia ficción, fantasía y terror no terminan de ser rentables, a menos que hablemos del mundo de la animación que es un mundo aparte o de la comedia, algo más versátil para estas cosas. El hecho es que o mucho cambian las cosas o me da a mí que proyectos como los que se están preparando para los próximos años son excepciones que confirman la regla de que televisión y fantasía/terror no siempre pueden ir de la mano, por lo menos en EEUU. Menos mal que siempre nos quedará el Reino Unido y Japón para disfrutar.

En ¡Vaya Tele! | Terror en televisión: cinco series recomendables

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio