Compartir
Publicidad

'How to make it in America', un homenaje a Nueva York

'How to make it in America', un homenaje a Nueva York
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Terminada la primera temporada de 'How to make it in America' y anunciada ya su renovación por una segunda temporada, toca hacer balance de lo que han dado de sí sus primeros ocho episodios. Como apunta el título de esta entrada, más alla de la trama y de sus personajes, 'How to make it in America' supone un retrato fidedigno de la Gran Manzana con un trasfondo mucho más claro y menos elitista que el ofrecido por otras como 'Gossip Girl' o 'Sexo en Nueva York', con ambientes, culturas y personajes de todo tipo que pueden apreciarse ya desde los títulos de crédito.

La serie nos presenta a Ben Epstein y Cam Calderon, dos neoyorquinos intentando alcanzar el mítico "sueño americano", y para ello deciden utilizar su privilegiada visión del estilo urbano y más callejero de la ciudad para comenzar una nueva línea de vaqueros estilo retro con el que poder hacerse un hueco en el complicado mundo de la moda. Una historia simple que tiene su mayor baza en contarnos, de una forma cercana y realista los éxitos y fracasos que ambos deberán sortear para llegar a la cumbre. Pero, ¿lo conseguirán?

Si algo nos muestra 'How to make it in America' es que la oportunidad está allí donde la encuentres. Una llamada de teléfono, un encuentro en plena calle, un antiguo amigo o una fiesta comandada por el alcohol pueden suponer la oportunidad que estabas esperando para llevar a cabo tu propuesta. Y todas estas situaciones son aprovechadas para enseñarnos Nueva York; skaters, ejecutivos, niños pijos, negros, judíos... una mezcla de culturas y estratos sociales que, unido a la cuidada música a la que nos tienen acostumbradas las series de HBO, suponen el mayor atractivo de la serie.

Paralelamente a la historia de Ben y Cam, tenemos a René, el primo de Cam recién salido de la cárcel, que presta "apoyo" económico al dúo protagonista y que también busca el triunfo en los negocios con una nueva bebida energética llamada "Rasta Monsta"; un mafioso al que su aspecto y su actitud invitan a odiar profundamente, pero que finalmente demuestra tener buenas intenciones y una actitud honesta de llegar a lo más alto sin dejarse pisotear por los peces gordos del negocio.

Ben Epstein

Por último, la historia de Rachel, la novia de Ben, es a todas luces la menos interesante de la serie; una diseñadora de interiores que no está contenta con su trabajo ni con su nueva relación, y cuyo atractivo no reside más que en una tensión sexual y sentimental con el protagonista, ante la que finalmente acaba sucumbiendo. En el último capítulo, Rachel anuncia que se va de viaje "hasta que se le agote el dinero", pero sinceramente espero que vuelva y que en la segunda temporada pueda tener algo más de cabida en la trama principal, formando parte además de un triángulo sentimental junto a Ben y su nueva novia Julie, pudiendo ser esta historia una de las bazas de la serie tras su vuelta.

La otra baza sería, sin duda, el "proyecto empresarial" del dúo protagonista. En estos primeros ocho episodios apenas han conseguido vender 300 camisetas a un distribuidor en Japón, algo que casi no les da ni para pipas. Recordemos que Cam no tiene trabajo fijo y Ben fue despedido en el último capítulo de la tienda de ropa en la que trabajaba como dependiente, por lo que sólo tienen a su empresa Crisp NYC como medio para salir adelante.

En definitiva, una serie muy recomendable y fácil de disfrutar, sin tramas enrevesadas ni misterios que resolver, tan sólo un grupo de personas tratando de sobrevivir en la gran ciudad. Además, su formato "mini primera temporada" con sólo ocho episodios de menos de media hora de duración admite un visionado rápido, que os permitirá valorar la serie en su conjunto y no sólo por su evolución, en ocasiones difusa. Eso sí, para los próximos episodios habra que esperar mucho, hasta el verano de 2011.

Os dejo finalmente con los créditos iniciales de la serie, una delicia de imágenes y sonido que invitan a quedarse viendo la serie y que suponen, sin duda, lo mejor de 'How to make it in America' (sin menospreciar su historia). "I need a dollar, dollar, dollar is what I need..."

En ¡Vaya Tele! | 'How to make it in America', el miedo al fracaso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos