Compartir
Publicidad

'Juego de Tronos' cumple, fascina y promete

'Juego de Tronos' cumple, fascina y promete
87 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Adaptando lo inadaptable“, decían los responsables de la serie en HBO, pero lo han conseguido. Más de dos años después de que se anunciara por primera vez la intención de grabar un piloto, por fin tenemos en nuestras manos el primer capítulo de ‘Juego de Tronos‘. Y si toda la temporada va a ser como esta primera hora de metraje, que me traigan una pantalla de cine porque esto merece un visionado en condiciones. HBO lleva meses y meses promocionando la serie, con decenas de trailers y fotos promocionales, pero no son nada comparado con la grandeza de este primer capítulo.

Quizá los que nos hemos leído el libro hemos abordado el capítulo con mayor expectación, quizá sea porque conocemos a los personajes, sus intenciones y también lo que está por venir, pero sólo puedo calificar lo emitido hasta ahora con el adjetivo de “fascinante”. El libro peca en sus inicios de cierta lentitud, de agobio con multitud de personajes, nombres extraños e intenciones encontradas, algo que se solventa rápidamente en la serie. Por eso, los que ya conocemos la historia empatizamos rápidamente con ella; y los que no la conocen, no tendrán problema alguno en sacarle pronto todo el jugo.

Juego de Tronos‘ es muy fiel al libro en todos los sentidos, tanto en la ambientación como en los personajes y hasta el orden en que se van narrando las escenas, con frases extraídas palabra por palabra de los escritos de George R. R. Martin. El primer capítulo es un compendio de situaciones que pretenden enganchar al espectador, con unos paisajes exquisitos que muestran gran parte de las localizaciones (Invernalia, el Mar Angosto, Desembarco del Rey, El Muro…) y unos personajes cuyos rasgos quedan perfectamente definidos desde el principio. Las aspiraciones de figuras como Sansa o Arya, que apenas han tenido un par de frases, se reflejan en su modo de actuar y nos permiten conocerlas sin necesidad de mucho tiempo en pantalla.

El piloto de ‘Juego de Tronos’ supone una presentación perfecta de toda la atmósfera que envuelve a la historia. Todos los personajes principales han aparecido y también algunos secundarios, confirmando la admiración que muchos de ellos producen en el libro. Personalmente, mis mayores sorpresas se han producido con Jaime Lannister, responsable de ese grandioso final del capítulo, y Daenerys Targaryen, que apenas ha abierto la boca pero que es desde ya un personaje muy a tener en cuenta. La frialdad de Catelyn, la doble moral de la Reina Cersei, la desesperación de Jon o la excesiva soberbia de Viserys son sólo algunos ejemplos de lo bien llevada que está la presentación de todos ellos.

Sólo HBO podría llevar a cabo esta adaptación, ya no sólo por la complicación que supone crear todos los elementos del libro y la enorme factura que debe haber costado grabar la primera temporada de la serie, sino por la dureza de muchas escenas. ‘Juego de Tronos’ tiene sangre por todas partes, decapitaciones, desnudos, escenas de sexo duro, lenguaje subidito de tono, incesto... ¡y no se han cortado en introducir todos esos elementos! En la cadena han decidido hacer una adaptación fiel, y no se han dejado ningún detalle detrás.

Y a pesar de que el piloto está más orientado a presentar el ambiente y los personajes, pone ya los primeros ladrillos en lo que será el futuro de la serie: la lucha por el Trono de Hierro, que será llevada a cabo desde diferentes frentes con Lord Eddard Stark como figura central, tratando de evitar que la situación se vaya de las manos e intentando que no se declare una nueva guerra. En ‘Juego de Tronos’ hay buenos y malos, personajes con ambiciones y otros más liberados, pero es muy difícil ponerse del lado de uno de ellos. En el libro, todos ellos son fascinantes, y tiene pinta de que en la serie también lo serán. Nos queda mucho por disfrutar con ellos.

Los responsables del piloto, además, han sabido acabar el capítulo con la escena que supone el antes y el después en la historia de ‘Juego de Tronos’. Todas las personas con las que he hablado quedan impresionadas en el libro con la dureza de lo que cuenta, pero también con la grandeza que supone esa frase que sale de la boca del Matarreyes, y su acción posterior. No soy más específico para evitar spoilers, pero los que habéis leído el libro y/o visto el piloto sabéis a lo que me refiero. Un final maravilloso para una historia que tiene mucho camino por delante; esperemos que esto sólo sea el principio de algo destinado a hacer historia en la televisión.

En ¡Vaya Tele! | ‘Juego de Tronos’, todo lo que tienes que saber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio