Publicidad

'Mapp & Lucia', batalla de snobs

'Mapp & Lucia', batalla de snobs
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Au reservoir

Como suele ser habitual en tierras británicas, el periodo navideño suele traer algún que otro pequeño serial televisivo. Tal ha sido el caso de ‘Mapp & Lucia’, la miniserie de tres episodios que adaptan la serie de novelas cómicas de E. F. Benson y que emitió BBC One en los últimos días de 2014.

‘Mapp & Lucia’ nos cuenta la historia de la llegada de Emmeline “Lucia” Lucas (Anna Chancellor) y su mejor amigo Georgie (Steve Pemberton) a la encantadora villa de Tilling en la aún más encantadora década de los años 30 del siglo XX. Es un lugar donde el snobismo es la religión oficial y la llegada de Lucia supone un revulsivo cultural y provoca, además, un bucle de arrendamientos vacacionales mutuos entre la élite cultural de la villa.

Lucia enseguida cala entre los habitantes de Tilling, pero se encontrará con la rivalidad de Ms. Mapp (Miranda Richardson), que hasta ese momento era el no-va-más en ese aspecto. Así ‘Mapp & Lucia’ es una dramedia que explora la absurda rivalidad entre las dos por convertirse en el centro de atención sociocultural de Tilling con sus recitales de Mozart, sus cuadros, sus cenas-tertulias y un largo etcétera.

Bbc Mapp And Lucia

Mi principal aliciente para ver ‘Mapp & Lucia’ residía en que Steve Pemberton, quien nos trajera la genialérrima ‘Psychoville’, fuera el responsable de adaptar las novelas de Benson. Y de hecho se nota mucho su mano en las caracterizaciones de los personajes así como en el planteamiendo de algunas de las escenas que mejor funcionan.

No conocía yo a estos singulares personajes literarios, por lo que ‘Mapp & Lucia’ se ha convertido en una agradable sorpresa. El principal acierto de la serie está en su reparto, tanto Anna Chancellor como Miranda Richardson están espléndidas de lucidez a la hora de crear esta rivalidad y dominan unos caracteres fuertes y caricaturescos –no deja de ser una sátira del snobismo- pero sin llegar a lo histriónico.

Su mayor fallo está, no obstante, en el guion. Si bien tiene una buena mezcla cómica, queda todo muy indefinido a lo largo de la duración del episodio. Está claro que la intención es parodiar al “elevado cultural” y la tristeza que supone basar en ello el valor de la gente y creo que acierta en ello, pero no termina de atrapar. Por lo general 'Mapp & Lucia' tiene más virtudes que defectos, es una serie sencilla, sin mayores pretensiones y funciona bien como dramedia. Una buena serie para terminar el año (o comenzarlo, claro).

En ¡Vaya Tele! | Las nuevas series de BBC para 2014

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios