Publicidad

El esperpento de 'Mujeres y hombres y viceversa'

El esperpento de 'Mujeres y hombres y viceversa'
19 comentarios

Publicidad


Por razones de calendario estos días me ha coincidido poder ver la televisión estos días a media tarde, y mal de mi he estado viendo durante un tiempo no demasiado prolongado (para evitar los daños cerebrales) el programa de Telecinco ‘Mujeres y hombres y viceversa

Para el que no lo conozca, el programa de la cadena de Fuencarral trata simplemente de buscar el amor a base de citas, una persona llamada tronista tiene citas con los pretendientes y va eliminando a los que no le gustan (después de tener unas cuantas citas con ellos) para quedarse poco a poco con su nuevo amor. Al menos, esa era la idea en un origen, porque el programa se ha convertido en un auténtico despropósito y ha dejado a un lado la idea original de las citas (que ahora mismo son más cortas que antes) para convertirse en un creador de tramas rosa sin parangón. Ha aparecido fotos de los pretendientes ligando con chicas que no son la tronista, gente que no se llama ni es quien realmente dice, personas externas al programa diciendo que habían ligado con algunos pretendientes, con la negativa de estos claro… y así unas cuantas desfachateces que no tienen sentdo en un programa como era supuestamente este.

Paolo Vasile dijo en una rueda de prensa hace unos días que querían dejar atrás el rosa en su programación, y es aquí cuando yo me pregunto ¿en serio? Vale que ya no está el tomate, y que La Noria es un poco más suave que Salsa Rosa (o Sábado Dolce Vitta), pero puedo decir que ‘Mujeres y hombres y viceversa’ es, sin lugar a dudas, lo peor de la televisión de este país, por lo que esa s palabras de Vasile se van con el viento. Y esta situación me da pena, pena por Emma García que la considero una buena comunicadora (no tan buena eligiendo sus proyectos, eso si) y se ha metido en un programa que puede acabar con la reputación más o menos buena que tenía.

Y quizás lo más triste es que un programa como este tiene audiencia, no demasiada, pero si la suficiente para mantenerse en audiencia y seguir creando historias manipuladas hasta la saciedad que vale, pueden enganchar a muchas personas, pero deberían suprimirse de la televisión actual, porque son lo peor de lo peor.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios