Compartir
Publicidad

'Attack of the Puppet People', de Browning a Arnold

'Attack of the Puppet People', de Browning a Arnold
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bert I. Gordon fue uno de esos directores de segunda categoría, que se especializó en películas de Sci-Fi, la mayoría de serie B, las cuales no tuvieron demasiada repercusión, y hasta es probable que hoy en día sean tenidas más en cuenta de lo que lo fueron en su momento. Tal vez su título más famoso sea 'The Spider', una maja película con muchos puntos en común con la inolvidable 'Tarántula' de Jack Arnold.

Precisamente a Arnold vuelve a recordar este 'Attack of the Puppet People', y más concretamente a 'El Increíble Hombre Menguante', de la que toma prestada la escena en el sótano. Y también recuerda a 'Muñecos Infernales', el magistral trabajo de Tod Browning, en cuanto a la figura del personaje central se refiere: un fabricante de muñecas que sabe hacer algo más que simples muñecos. El film de Bert I. Gordon parece un compendio de ambas películas, con resultados muy inferiores, siendo lo mejor de la cinta, paradójicamente, los momentos menos originales.

La historia de 'Attack of the Puppet People' (por cierto, título totalmente confuso y equívoco) narra la triste existencia de un fabricante de muñecas que se siente solo en el mundo y tiene mucho miedo a ser rechazado. Para que esto no suceda, se le ocurre la brillante idea de reducir de tamaño a toda aquella persona que cree propicia para ello, con el fin de tenerlos a su lado para siempre, y a su total merced.

Lo cierto es que uno no termina de entender el porqué de algunas de estas películas, que en la década de los 50 se hacían como churros, y no me refiero a una finalidad económica. El caso que que este film está lleno de defectos bastantes preocupantes, y nunca termina de definirse. Para empezar la historia en sí carece de toda lógica, pues el tema de la reducción de tamaño de algunos personajes no está explicada con la suficiente convicción. Por otro lado, la figura del fabricante de muñecas no resulta amenazadora en ningún momento; y los peligros por los que pasan los protagonistas, no lo parecen tanto. Con todo esto la posibilidad del suspense queda totalmente anulada, y no sirve de nada el realizar secuencias como aquella en la que el villano de la función recibe una visita inesperada, algo que aprovechan los personajes centrales para intentar escapar de la dramática situación en la que se hallan.

Por supuesto la película no profundiza como sí lo hacen las otras dos antes mencionadas, y desaprovecha en gran medida su potencial. Los puppet people del título no son nada del otro mundo, y aunque es ciertamente original el detalle de guión con respecto a que alguno de ellos parece estar contento con su nueva condición, éstos terminan por resultar fríos, y ni sus pequeñas aventuras en su nuevo entorno están planteadas con pasión. En las mismas los efectos visuales no están mal, y lo que falla considerablemente son sus pobres decorados, algunos de los cuales se limitan a ser cosas pintadas en la pared, quedando así como algo muy cutre. Con respecto a la figura del fabricante de muñecas, resultan ridículas sus motivaciones, y uno nunca termina de creérselas totalmente. Esto sucede por ser este personaje alguien que desprende una enorme simpatía a todos los que se encuentran alrededor de él, con lo que sus razonamientos de porqué de sus actos son un poco incongruentes.

'Attack of the Puppet People' es una mala película de un director bastante mediocre que siempre estaba copiando ideas de otros, y ni siquiera es capaz de aprovecharlas convenientemente. Quedan para el recuerdo alguna que otra escena, como la de la foto, o simplemente el planteamiento de la historia, que hubiera dado para un buen film de terror, y no como lo que ha quedado, un film de género mal realizado que a ratos da incluso risa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos