Compartir
Publicidad
'Barcelona, noche de invierno': magia y comedia en una tierna película, ideal para la celebrar la llegada de los Reyes Magos
Críticas

'Barcelona, noche de invierno': magia y comedia en una tierna película, ideal para la celebrar la llegada de los Reyes Magos

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Aunque la Navidad es un lugar común en la cinematografía e incluso una especie de subgénero erigido en bastantes películas con la clara intención de poner calentito nuestro corazón, las producciones de este corte están copadas por la Navidad entendida dentro del imaginario americano.

Sin embargo, y a pesar de su importancia, no son tantos los ejemplos que se han realizado sobre la mágica noche de Reyes, que conmemora cada 5 de enero la visita de los Reyes Magos al recién nacido Jesús.

Más allá de dos simples versiones animadas, como la española 'Los reyes magos' (2003), dirigida por Antonio Navarro y de gran factura técnica y visual, y la mexicana 'Los tres reyes magos' (1976), de Fernando Ruiz y Adolfo Torres Portillo y de mejor distribución internacional, o 'Noche de reyes' (2001), comedia fallida que dirigiera Miguel Bardem que sucede en una noche de Reyes, las apariciones de estos personajes míticos en el cine son reducidas más allá de películas que, como ‘Ben-Hur' (1959) o 'Jesús de Nazaret’ (1977), repasan la infancia de Jesús.

Ahí entra Dani de la Orden, director de ‘El pregón’ o 'El mejor verano de mi vida’ y debutante con la simpática ‘Barcelona, noche de verano’, que con ‘Barcelona, noche de invierno’ completa la dupla de sus historias episódicas. La película está ambientada durante, precisamente, la noche del 5 al 6 de enero.

Barcelona Nit Dhivern 5

Para más inri, uno de los personajes protagónicos en esta cinta coral es un Rey Melchor venido a menos que salta de su carroza en busca de un amor del pasado. Y, claro está, es una película llena de magia que quiere calentarnos el corazón.

Comedia episódica irregular pero reconfortante

'Barcelona, noche de invierno' sigue los pasos de su predecesora en lo que a estructura se refiere: hay varias historias que suceden al mismo tiempo durante la noche de Reyes, donde hay espacio para el amor, la amistad y los sueños.

Bajo las mismas costuras de 'Barcelona, noche de verano', Dani de la Orden presenta pocas innovaciones temáticas en las tramas que maneja: amistad, amor, homosexualidad, vida conyugal, convivencia en pareja... Así, ambas funcionan como un díptico donde las diferencias son puntuales y las conclusiones similares.

Igual que ocurriera con su predecesora, la película se siente irregular en algunas de sus historias, accesorias y poco trascendentes respecto a la reflexión que sí presentan otros segmentos: es el caso de los compañeros de piso o el grupo de amigos que salen de fiesta en su última noche de Barcelona antes de volver a Madrid.

Barcelona Nit Dhivern 3

Eso sí, la cinta nunca pierde su cara amable y busca la identificación constante con sus espectadores, lo que explica también la diversidad de personajes y los diferentes segmentos de edad de los mismos que también ocurriera en 'Barcelona, noche de verano'.

Sujeta a la convencionalidad y bastante más dirigida al gran público de lo que podría parecer por su apariencia indie, 'Barcelona, noche de invierno' funciona especialmente bien en sus momentos cómicos. Aquí brilla su variado reparto, donde interpretaciones como las de Miki Esparbé, Berto Romero o Yolanda Ramos destacan y sostienen casi toda la cinta, junto a fantásticos actores y actrices como Alexandra Jiménez, Aina Clotet, Alberto San Juan, Bárbara Santa-Cruz, Alex Maruny o Asunción Balanguer que completan un elenco actoral de lujo.

No ocurre así cuando ‘Barcelona, noche de invierno’ busca el drama, donde la naturalidad se reduce al mínimo y la película da impresión hasta prefabricada. A pesar de esta irregularidad, el mimo que Dani de la Orden derrocha en sus historias queda impreso hasta la médula y ayuda a entrar en los distintos episodios que nos propone, incluso en los más accesorios.

‘Barcelona, noche de invierno’: costumbrismo navideño

Barcelona Nit Dhivern 2

Aunque el referente explícito de 'Barcelona, noche de invierno' es la película navideña por excelencia, 'Love actually', se desgrana en la cinta un interés de muestreo social y hasta cierto compromiso en las historias que se cuentan. No en vano hay una doble salida del armario en la tercera edad, así como la historia de una joven fotógrafa a punto de perder su trabajo.

Esta inclinación, sin embargo, se queda en lo superfluo, lo que provoca que el tratamiento de estas historias parezca un tanto superficial. La interesante ambivalencia de catalán y castellano es otro de los elementos a destacar de la cinta, que sirve como vehículo para transmitir con gracia una suerte de entendimiento entre la capital y la ciudad condal.

Incluso podríamos entender esta convivencia multilingüística que también aparece en películas como ‘Las distancias’ como un reclamo de la riqueza de la naturaleza multicultural de España, señalando más lo que nos une que lo que nos separa.

La conclusión de ‘Barcelona, noche de invierno’ es prácticamente la misma que la de su precuela, lo que la convierte en una obra carente de riesgo. Sin embargo, la segunda película de Dani de la Orden no es tanto una comedia densa y profunda como un divertimento tierno que, tratado desde la humildad, nos ayuda a reconfortarnos y a encontrar pedacitos de magia en cualquier rincón.

'Barcelona, noche de invierno' y su precuela ‘Barcelona, noche de verano’ están disponibles en Filmin.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio