Compartir
Publicidad
Publicidad

Bryan Singer: 'Superman Returns'

Bryan Singer: 'Superman Returns'
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y llegó la prueba de fuego. Tras el éxito de ‘X-Men’ y ‘X-Men 2’, que además de una recaudación extraordinaria cosecharon (en general) buenas críticas, Bryan Singer se la jugó. Todos esperábamos (y deseábamos) que el realizador norteamericano se encargara de cerrar la trilogía de los mutantes, y eso es lo que él tenía previsto en un primer momento, pero entonces se cruzó el hombre de acero, y dejó a sus criaturas en manos de Brett Ratner, uno de los que estuvo a punto de dirigir la nueva película sobre Superman (Tim Burton o McG también estuvieron vinculados al proyecto). Finalmente, el cambio no resultó en ninguno de los dos proyectos: ‘X-Men 3’ fue la menos rentable y la peor valorada de la trilogía, mientras que ‘Superman Returns’ decepcionó a los fans y se quedó lejos de ser el éxito económico previsto.

No es sencillo hacer una valoración de ‘Superman Returns’. Porque no es una película sencilla. A priori puede parecerlo, pero no es así. Y es que la película intenta dar demasiado, quedándose finalmente a medio camino, incapaz de cumplir con sus dos principales necesidades. Por un lado, ‘Superman Returns’ debería ser un producto de acción y sorprendentes efectos especiales, de puro entretenimiento; y en este sentido, no puede decirse que la película cumpla su objetivo. Por otro lado, y con Singer al mando, ‘Superman Returns’ debería indagar en los conflictos de Superman y los personajes que le rodean; tampoco, en mi opinión, la película consigue un resultado satisfactorio al intentar esto. Sin embargo, en el fallido conjunto hay momentos tan poderosos, tan mágicos, que hacen que finalmente estemos ante un film emocionante, de recuerdo imborrable.

La idea de hacer ‘Superman Returns’ (2006) era la misma que la de ‘Batman Begins’ (2005), recuperar para el cine a un personaje “muerto”, volver a hacer rentable un producto estrella que se encontraba apagado. Mientras que Christopher Nolan tuvo suerte con Batman, y todos quedaron contentos, no puede decirse que pasara lo mismo con Bryan Singer y Superman. Tanto es así que no dejan de aparecer rumores sobre el cambio de director para rodar la secuela, titulada provisionalmente ‘Superman: The Man of Steel’, alimentados por las declaraciones del guionista Mark Millar (que casi aseguró que escribiría el guión de una nueva trilogía), a pesar de que tanto la Warner como Singer no dejan de afirmar lo contrario. Lo último es que serán los hermanos Wachowski quienes realicen el film, tras una supuesta renuncia de Singer; ya veremos.

En cualquier caso, lo cierto es que Bryan Singer se arriesgó mucho con el regreso de Superman. Y en definitiva, puede decirse que se equivocó. Rechazó todos los guiones que se habían escrito para el proyecto (Kevin Smith y J.J. Abrams habían trabajado en ello) y empezó de cero junto con Dan Harris y Mike Dougherty. La intención era respetar al máximo la creación de Richard Donner (“casualmente”, Donner estaba implicado en la producción de las dos ‘X-Men’), no crear un nuevo Superman, sino partir de la idea de que era el mismo que había protagonizado las películas de 1978 y 1980. De este modo, de forma inteligente, se obviaba una nueva presentación tanto del hombre de acero como de los personajes más importantes de su entorno; se partía de lo ya sabido, de la memoria de las populares películas (sólo las dos primeras, repito, la III y la IV, con buen criterio, no cuentan) protagonizadas por Christopher Reeve, a quien se dedica el nuevo film (a él y a su esposa Dana). A priori, la idea era buena, ya que el público difícilmente podía apartarse de esa imagen, de esos recuerdos, y de paso ahorraba tiempo, escenas cuyo contenido podría resultar repetitivo. Con 150 minutos de metraje final y apenas un par de secuencias de acción, uno se pregunta si realmente se aprovechó ese tiempo.

love

Igualmente, Singer tiene en cuenta la ausencia de Superman en el cine y juega con ella en la trama de ‘Superman Returns’. Así, en la ficción, descubrimos que Superman se marchó del planeta Tierra, sin dar explicaciones, y que ha vuelto tras cinco años. Pronto descubre lo que ha cambiado y lo que no. Con su identidad de Clark Kent recupera el puesto de periodista en el Daily Planet y se reencuentra con sus compañeros de trabajo, Jimmy Olsen, Perry White (interpretado por Frank Langella, nominado al Oscar este año por su increíble transformación en Richard Nixon) y Louis Lane. Ella es quien parece más cambiada, y no es para menos, ya que se siente traicionada por Superman, a quien amaba. Ahora está con Richard White, con quien ha tenido un hijo, y no menos importante, ha ganado un premio Pulitzer por un artículo titulado “Porqué el mundo no necesita a Superman”.

Precisamente, ésa es la cuestión a la que intenta responder la película. ¿Necesita el mundo a Superman? Al parecer, Bryan Singer tenía en mente una escena, que finalmente no se llegó a rodar (seguramente por la polémica que habría provocado), en la que Superman sobrevolaba la Zona Cero, donde debían estar las Torres Gemelas, y su rostro debía expresar algo así como “no estuve aquí para impedirlo”. La polémica habría estado servida, pero ahí está la clave de lo que siente este hombre venido de Krypton. Repitiendo, en esencia, una secuencia de ‘Superman’ (1978), Singer nos convierte en testigos del reencuentro entre el protagonista y Lois, y con la excusa de una entrevista se resuelven algunas de las preguntas que giraban en torno al hombre de acero. Superman justifica su ausencia y también su regreso. Él, que oye lo que nadie más puede oír, sabe que el mundo sí le necesita. Y él, que fue enviado a este planeta por una razón, dará su vida por salvarlo.

Ahí reside, en mi opinión, lo mejor de ‘Superman Returns’, lo que hace que su visionado deje huella. Porque los efectos especiales son fantásticos (más en su momento que ahora), y permiten el lucimiento de algunas escenas verdaderamente espectaculares, pero no es eso lo que queda tras ver la película, ni siquiera cuando la ves en pantalla grande. A menos que sea algo nunca visto (cosa que no ocurre aquí), uno no se acuerda de una película por los efectos visuales. Se acuerda de si la película le entretuvo, si le emocionó, o si le aburrió. Sé que a muchos, a la mayoría, ‘Superman Returns’ les provocó más bostezos que otra cosa. Pero a mí me parece que hay momentos realmente valiosos en esta película, y es todo lo que rodea a Superman, el retrato que Singer hace de este personaje, alguien que no pertenece al mundo que le rodea, no por el rechazo de los demás, sino por quién es y por qué está ahí. Superman no es como los mutantes de ‘X-Men’ y ‘X-Men 2’, es alguien que se siente solo, y que se sacrifica por los demás. Y era complicado tomar el relevo de Reeve, pero creo que Brandon Routh fue una elección maravillosa, se le parece mucho y cumple a la perfección las exigencias del papel.

brando-spacey

Por otro lado, como ya he apuntado, ‘Superman Returns’ fracasa como película de palomitas, de entretenimiento. Carece de un ritmo adecuado, se detiene en detalles irrelevantes y apenas ofrece un par de secuencias montadas para mostrar el potencial del hombre de acero, que además vistas hoy no resultan nada del otro mundo. Por otro lado, el villano de la película, que no podía ser otro que Lex Luthor (encarnado por un Kevin Spacey flojo, muy sobreactuado), estando Singer interesado en recordar el pasado, no ofrece demasiada resistencia al superhéroe, revelándose limitado a la hora de crearle grandes problemas; y sí, me parece muy intensa la escena en la que Luthor acuchilla a Superman, pero no hay nada más, y, ¿por qué deja que salte? Del mismo modo, me parece que la película podría haber ahondado un poco más en la rivalidad entre ambos, siendo personajes que, en teoría, se conocen desde hace tiempo. Al igual que en ‘Verano de corrupción’, Singer no sabe sacar el máximo rendimiento de un personaje tan abiertamente malvado, tan evidente; como queda claro en sus otras películas, aprovecha mejor los que no se revelan con claridad, los que poseen una personalidad más ambigüa.

El otro principal problema que le veo a la película es la del romance. Por un lado, la propia película ahoga toda posibilidad de recuperar el amor entre Louis y Superman, quedando sólo el momento de la entrevista y algún que otro momento aislado ya por el final. Pero es que tampoco hay química entre Brandon Routh y Kate Bosworth, en mi opinión, el mayor error de casting de la película. La actriz, que entró gracias a trabajar con Spacey en ‘Beyond the Sea’, no encaja en el papel, no se muestra convincente interpretando nada de su personaje, no parece esa gran periodista que se supone que es, tampoco la madre del chico, y desde luego no se diría que ha mantenido o que mantiene ninguna relación con los dos hombres de su vida, el extraterrestre y el terrestre. En cuanto a su hijo, interpretado por Tristan Lake Laeabu, digamos simplemente que es realmente complicado hacer que un niño no resulte insoportable en la pantalla; desde luego, en eso Singer no se parece a su idolatrado Spielberg.

Me parece que hay que quedarse, en resumen, con la nostalgia que desprenden muchos momentos de ‘Superman Returns’, así como con el retrato que se hace de Superman. Resulta difícil no emocionarse con los títulos de crédito o con la maravillosa recuperación de Marlon Brando como Jol-El, y no sentir lástima por este solitario “inmigrante” venido de otro planeta. Son los aciertos del enfoque de Bryan Singer, quien no supo aprovechar todas las posibilidades de los personajes que tenía a su disposición ni explotar la espectacularidad de los poderes de Superman. No me cabe duda que si finalmente realiza una segunda parte, corregirá estos errores, como tampoco que esté deseando embarcarse en otros proyectos, más personales. ‘Valkiria’ era uno de ellos. Hablaremos sobre esa película en unos días.

3

En Blogdecine:

‘Superman Returns’, el auténtico superhéroe

‘Superman Returns’, una declaración de amor

Especial Bryan Singer en Blogdecine:

Bryan Singer

Bryan Singer: ‘Public Access’

Bryan Singer: ‘Sospechosos habituales’

Bryan Singer: ‘Verano de corrupción’

Bryan Singer: ‘X-Men’

Bryan Singer: ‘X-Men 2’

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos