‘Bullet Train’: una imprescindible comedia de acción ultraviolenta con Brad Pitt recuperando la chispa de ‘Snatch’
Críticas

‘Bullet Train’: una imprescindible comedia de acción ultraviolenta con Brad Pitt recuperando la chispa de ‘Snatch’

Desde hace unos años las salas de verano ha venido cayendo en un bache en donde los grandes estrenos se limitan a la gran entrega de superhéroes de turno y un buen puñado de películas para los más pequeños, desplazando otras propuestas de cine de entretenimiento a las plataformas de streaming, y hacía un tiempo que no nos encontrábamos con una película como ‘Bullet Train’, una comedia de acción salvaje que, sin embargo, no renuncia al gran espectáculo.

De la mano de David Leitch, la mano detrás de ‘Atómica’ o ‘Deadpool 2’, no es difícil imaginar ante qué tipo de película nos encontramos, pero lo sorprendente del proyecto es su casting de altura y un despliegue de medios más generoso de lo que podemos encontrar en ofertas similares como la estupenda ‘Gunpowder Milkshake’ e incluso la rotunda ‘Nadie’. Es lógico pensar que en este escalón de presupuesto tenga que ver la presencia de un Brad Pitt pasándolo en grande, que probablemente haya hecho confiar al estudio para estrenarla de forma global.

Antídoto contra Marvel y DC

Y no es poco decir en un escenario en la que el público solo ha acudido a las salas a ver episodios del serial de Marvel, y sigue anquilosado en la idea del blockbuster como parte de un algo más grande que nunca acaba de llegar del todo. Si el truco del universo compartido permite interconexiones y una historia mucho más grande, también ofrece una complicación y compromiso a largo plazo que acaban pasando factura en la cuarta fase o en la tercera sección del quinto movimiento. El cine se ha empachado de sí mismo.

Puede que por eso este año las películas más estimulantes de otros géneros han logrado la extraña comunión de público y crítica, con los casos de la sobrenatural ‘Elvis’, la necesaria ‘Todo a la vez en todas partes’ y el fenómeno de vértigo de ‘Top Gun: Maverick’, entre otras muchas propuestas que han respondido al contragolpe del monopolio de las mallas y capas como ‘Ambulance’ o esta ‘Bullet Train’, que rescatan modos de otro tiempo para escupirlo de vuelta con extra de diversión desprejuicidada.

Bad Bunny Bullet Train Sony Pictures

La película de Leitch sigue en los modos de la acción criminal de tintes británicos y herencia tarantiniana —esos anacrónicos rótulos para presentar a los personajes—, plagada de música rock que hoy nadie escucha y una actitud de película canallita de mediados de los años 2000 que, sin embargo, no entierran la mayoría de sus virtudes: una narración vertiginosa, personajes bien construidos y un puzle de enredo de situaciones que generan diversas líneas de tensión simultánea.

El regreso del Brad Pitt chalado de '12 monos' y 'Snatch'

Y es que si el protagonista de Pitt es un weirdo al que queremos ver todo el rato, no hacen de menos su nutrido plantel de secundarios, como los memorables Limón y Mandarina, el fugaz matarife de Bad Bunny o el enigmático osito de anime. Todos circulan en un tren en marcha pero no hay una situación como ‘Imparable’ o ‘Speed’, de hecho parte de la diversión del desarrollo es esperar a cada parada para ver qué sorpresa espera en ella a los personajes.

No conviene desvelar nada del argumento, pero puedes esperar un buen enredo de gente del mundo del crimen interconectada de las formas más improbables, muchísima violencia, flashbacks a destiempo, sangre, chistes graciosos, otros no tanto, peleas con las manos, peleas con cuchillos, tiros, explosiones, humor macabro, matarifes, sicarios, humor slapstick, yakuza, cárteles, cameos improbables y muy bien encajados y una explosión de imaginería Kawai para satisfacer a cualquier otaku.

Bradpitt

Más de dos horas a toda velocidad que se pasan volando y que consiguen que olvidemos durante ese tiempo que el cine pensado para la gran pantalla tiene que tener una hipoteca a una marca o franquicia. ‘Bullet Train’ es un necesario desparrame lleno de gore que no sabías que necesitabas este verano, el contragolpe de gracia a la cascada monoítica de Marvel y DC y la confirmación definitiva de que el gran espectáculo se vive de forma diferente en pantalla de cine y sabe de otra manera sin pagar el diezmo de los superpoderes.

Temas
Inicio