Publicidad

'Jodorowsky’s Dune': cómo la película que nunca existió modeló el género fantástico tal y como lo conocemos
Críticas

'Jodorowsky’s Dune': cómo la película que nunca existió modeló el género fantástico tal y como lo conocemos

Hay muchas grandes películas que nunca han llegado a existir. Proyectos soñados que van desde el ‘Superman’ de Tim Burton a ‘La isla del Dr. Moreau’ de Richard Stanley o, por supuesto el ‘Napoleón’ de Stanley Kubrick. Pero ninguno de ellos duele tanto en la comunidad cinéfila como el ‘Dune’ de Jodorowsky. Viendo las nuevas imágenes de la versión que ha dirigido Denis Villeneuve es inevitable pensar en el gran proyecto frustrado del director y artista chileno.

Y es inevitable porque sigue permaneciendo en el tiempo, como una herida abierta que ha entrado en la leyenda gracias a su legado silencioso: cómo creó un equipo que ha participado y dejando ideas perdidas del proyecto en la crema del género. Hasta ahora había mucha información sobre el proyecto, mucho arte conceptual e historias contadas por sus protagonistas, pero nunca habíamos visto cómo todas esas partes jugaban juntas para formar un todo, y no hay nadie mejor para contarlo que el propio director (o no-director) de la locura que habría supuesto su visión de la novela de Frank Herbert.

Dune Moebius

Ante todo, hay que tener en cuenta que Alejandro Jodorowsky es un cuentacuentos nato, para algunos un genio, para otros un charlatán. Lo que queda claro con este documental, en forma de entrevista “ilustrada”, es que alberga una pasión por el proyecto que parece no haber perdido a sus 84 años —en el momento del rodaje—, y habla del mismo como si aún los estuviera explicando a sus inversores. Desde luego, Jodo, como lo llaman sus conocidos, ha demostrado que es bastante más que un Paulo Coelho del surrealismo.

Crónica de un sueño más grande que la realidad

En su exposición, el director de ‘El topo’ (1970), demuestra un gusto exquisito por el arte y el diseño, estar al corriente de tendencias y el trabajo de otros autores de cine y todas las disciplinas, incluso en la actualidad. Para crear su visión, Jodo quiso rodearse de un equipo de genios. Algunas opiniones algo torpes lo dibujan como un amateur caprichoso que busca entrar como un elefante en una cacharrería, pero el trabajo de Frank Pavich pone en contexto el trabajo previo del artista y se dedica a alinear culturalmente sus intenciones con los setenta.

Se cree que si llega a haber sido filmada ‘Dune’ habría sido un desastre, un totum revolutum sin sentido. Tan solo los planos espaciales que presenta habrían supuesto una revolución en narrativa space opera, pese a que algunos creen que sería como una de esas explotaciones italianas de ‘Star Wars’, olvidando que esta todavía no había sido rodada. El libro de storyboards que contiene la película en viñetas solo ha sido “visto” de boca de Jodorowsky por Nicolas Winding Refn, que afirma que habría sido absolutamente revolucionaria.

Claro que Refn puede que tan solo esté fanfarroneando porque solo él ha tenido dicha oportunidad. Independientemente de ello, es un proceso fascinante ir descubriendo cómo Jodo fue buscando a sus “guerreros” para componer el equipo de artistas que compondrían los “vengadores” del proyecto. Desde H.R. Giger y Dan O’Bannon a Pink Floyd y Dalí, es una idea tan megalómana que no hay forma de imaginar qué habría resultado al final. Lo que queda claro es que es un film que todos habríamos querido ver. Es demasiado grande como para no soñar con él.

Hr Giger 5 Dune

El germen oculto de la fantasía y ciencia ficción actual

Y aunque las realidades de la industria impidieron que Jodorowsky lo dirigiera, por falta de confianza para unos, presupuesto irreal para otros, la parte más increíble del documental viene en su clímax, cuando se revela cómo el storyboard preconfigura decenas de trabajos míticos del cine fantástico y de ciencia ficción. Desde ‘La guerra de las galaxias’ (1977) a ‘Alien’ (1979), pasando por ‘Indiana Jones: en busca del arca perdida’ (Raiders of the Lost Ark, 1980), 'Contact' (1997), ‘Flash Gordon’ (1980) y tantas otras en las que el equipo estuvo involucrado.

Por supuesto, mucho de ese germen se deja notar en el trabajo de cómic de Jodorowsky. Mucho de lo que vemos está impreso en ‘El incal’, considerado una obra maestra del cómic, que debería ahuyentar los escepticismos de cara al film que nunca fue. Resulta conmovedor el relato de un Jodo aliviado al ver que la versión de David Lynch fue un fracaso, sin dejar de reconocer en el americano a uno de los grandes artistas del siglo XX. El documental acaba siendo una revelación, un secreto desvelado y sobre todo, un manifiesto de que el noveno arte puede contener a todos los demás.

Jorodowsky’s Dune’ nos habla del verdadero poder del cine y recuerda que lograr lo increíble es tan sencillo como formar una visión ambiciosa, dando un bofetón en la cara que grita que el arte está esperando a removerse, en las millares de cuentas de Instagram llenas de diseñadores y artistas que pueden remodelar las aburrida manufactura puritana del blockbuster actual. Casi da pena que, incluso con un nombre como Lynch o Villeneuve, es imposible no sentirse decepcionado tras saber que en la dinámica de mercado actual, es imposible ver algo que nos conmueva como lo que imaginó el director deSanta Sangre’.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios