‘Kingdom: La historia de Ashin’: un regalo que funciona como precuela y película de venganza superior a la serie de zombies de Netflix
Críticas

‘Kingdom: La historia de Ashin’: un regalo que funciona como precuela y película de venganza superior a la serie de zombies de Netflix

HOY SE HABLA DE

El universo de zombies ‘Kingdom’ está de regreso con un inesperado episodio especial titulado ‘Kingdom: la historia de Ashin’ (Kingdom: Ashin-jeon, 2021), una especie de aperitivo a la tercera temporada de la serie de zombies coreana de Netflix que ha resultado ser, de forma inesperada, mejor que el propio programa, cambiando los problemas y los asuntos políticos de la jerarquía social en la era Joseon, por una lacónica historia de venganza.

La historia de este episodio se remonta a décadas antes de que comenzara lo visto en la primera temporada. El guionista Kim Eun-hee y el director Kim Seong-hun se adentran en los orígenes de la flor púrpura de la resurrección, mientras narran la desgarradora historia de traiciones que forjan a la antiheroína de la película, que conocimos en los minutos finales de la segunda temporada, en un twist similar al de la presentación de Michonne a ‘The Walking Dead’.

La actriz Jun Ji-Hyun, conocida por ser una reina de la comedia, se reinventa en el papel de Ashin, con una mezcla de fragilidad y fuerza impulsada por el dolor, aunque la veremos solo en la segunda mitad del film, ya que seguimos al personaje desde niña, cuando vive en un pueblo fronterizo entre Joseon y Jurchen. Debido a la invasión japonesa del sur, las guerras se están expandiendo por todas partes. Las crecientes tensiones empeoran cuando varios habitantes de Jurchen desaparecen tras ser asesinados en el bosque y genera una rebelión mientras Joseon difunde propaganda para proteger su poder.

Venganza, tigres monstruosos y epidemias zombies

La frontera de Ashin se convierte en el punto de partida del conflicto que se está gestando, sirviendo como trasfondo y desencadenante para que la fe de Ashin en la humanidad se desvanezca lentamente tras una serie de trágicos eventos relacionados con un jefe de gobierno de Joseon que tiene como consecuencia su búsqueda de venganza por el pueblo Seongjiyan. A pesar del mínimo diálogo, Jeon Ji-Hyun despliega toda una gama de emociones y a través de sus ojos y expresión creándose una narración visual que le da un carácter propio al episodio.

En sus mejores momentos, el episodio narra el origen de la epidemia con un genial montaje de la cadena alimentaria que, si bien muestra un cgi mejorable, es muy efectivo y consigue crear un tigre zombie mucho más terrorífico y temible que el otro gran felino putrefacto del año, el de ‘Ejército de los muertos’. Sin embargo, aquí la presencia del animal convierte la primera mitad de ‘La historia de Ashin’ en un arquetípico relato de aldeanos a la caza del monstruo o tigre como ‘The Tiger’ (Daeho , 2015) de Park Hoon-jung o ‘Monstrum’ (Mul-goe, 2018).

Casi a modo de programa doble de hitos del cine coreano, la parte de la caza sigue con la parte de venganza y acción de terror zombie, concluyendo con un clímax despiadado en el que se junta la ejecución final de Ashin, como una especie de implacable ángel exterminador, con el ataque de los infectados, en una especie de mixtura de ‘Sympathy for Lady Vengeance’ (Chinjeolhan geumjassi, 2005) con ‘Rampant’ (Chang-gwol, 2018). Pero lo cierto es que en ningún momento parece un mal pastiche y llega a ese punto de forma orgánica en sus 93 minutos.

Kingdom Ashin Of The North 2021 2

La historia de Ashin es una historia potente y conmovedora, pero también oscura, porque no dejamos de estar viendo el origen de la que está llamada a ser la gran villana de la temporada 3 de la serie, rompiendo la escala de lo que es supuestamente la escala moral de la serie. Por una parte la codicia y el dolor han sido los dos grandes motores de sus protagonistas, no es difícil posicionarse hora con las comunidades marginadas, pero la finalidad se ha convertido en odio personal, que podemos entender como efecto de la represión, su reacción representa a las víctimas de un sistema destructivo absolutista e indulgente.

Una fantástica introducción a la serie

Ashin es la antihéroe del universo ‘kingdom’ un agente del caos y la muerte en nombre de una justicia que tiene consecuencias terribles para la nación. Todas sus acciones tienen buen fundamento pero es difícil no ir perdiendo lentamente nuestra empatía con sus métodos depravados. Es un monstruo, pero uno alque queremos ver más, algo en lo que ‘Kingdom’ no ha llegado nunca a brillar, en proponernos un personaje que queramos seguir y ver, que podría estar en un film de zombies o en uno de mafia.

Para competar la experiencia, la fotografía y la puesta en escena van un paso más allá que en la serie, con un acabado cromático más variado y mucha más variación de localizaciones y exteriores en hora y media que varios capítulos de la serie. Desde el bosque inquietante de coníferas, al desierto, distintas aldeas y pradera de hierba alta con bestias escondidas, ‘La historia de Ashin’ nunca se muestra perezosa en enseñarnos el mundo en el que transcurre, con un cuidado acompañamiento musical de cuerdas, percusión y sonidos poco convencionales que consolidan el cuidado a un episodio que quiere ser una película pese a sus limitaciones.

Ashin Of The North Netflix 1366x768 Letsott Min 1

Kingdom: la historia de Ashin’ es más que una precuela de relleno para dar impulso a la serie de Netflix, puede ser disfrutada por los neófitos y sirve, incluso, como introducción a su universo de forma más efectiva que el piloto. Hay algunas pistas y detalles como el personaje Ai Da Gan (Koo Kyo Hwan), que abren posibilidades para la tercera temporada, pero no entorpecen una narración clara y potente que compone unos de los mejores 90 minutos de la televisión de acción y terror del año. Ni siquiera nadie ajeno a la serie querrá perdérselo.

Temas
Inicio