Publicidad

'Los Simpson: La película', para pasar un buen rato

'Los Simpson: La película', para pasar un buen rato
10 comentarios

Publicidad

No puedo decir que soy fan de Los Simpson en el sentido estricto de la palabra, es decir, no estoy al tanto de las temporadas, me entero de casualidad de las nuevas emisiones y no me sé de memoria los nombres de todos los personajes, pero desde el inicio he disfrutado de todos los capítulos que he tenido oportunidad de ver (que en unos 17 años son muchos) y estaba deseando que se estrenara la película.

Las expectativas que tenía eran las mismas que cuando veo la serie, pasar un buen rato, y desde luego, a mi parecer, el film las ha cumplido perfectamente.

Buenos gags, momentos entrañables, un punto de surrealismo, algo de la crítica habitual, diálogos con chispa, referencias ingeniosas, y sobretodo un Homer en estado de gracia, que me arrancó no pocas carcajadas.

El film se centra en la familia Simpson como protagonistas absolutos, pero reserva un buen guiño para la mayoría de los personajes.

Un aspecto que muchos han destacado como negativo, pero creo que resulta totalmente comprensible, teniendo en cuenta que en televisión cada capítulo se puede centrar en uno o dos ciudadanos de Springfield más, pero en un film era imposible dedicar un apartado más largo a todos. Elegir a unos y descartar a otros también podría haber sido una opción, pero seguro que hubiera dejado descontenta a mucha gente.

Además, creo que este cambio es lo que consigue la sensación de que no estamos viendo un episodio largo, sino una película, con una historia a lo grande, con sus héroes y villanos, entretenida y llena de detalles.

Por otro lado, en el cine había niños y adultos prácticamente a partes iguales, y por las risas generales creo que puedo decir que además Los Simpson: La película, tiene el mérito de contentar a todos los públicos, encandilando a los pequeños (golpes, caídas, persecuciones etc.), pero sin aburrir a los mayores en ningún momento.

Como guinda, las divertidas sorpresas que van apareciendo durante los títulos de crédito, que no tienen desperdicio.

En definitiva, aunque no me quede más remedio que repetirme, una vez, y otra, simplemente una película para pasar un buen rato, echar unas risas, y salir del cine de buen humor, que desde luego no es poco.

En Blogdecine | Los Simpson: La película que nunca debió hacerse

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios