Compartir
Publicidad
'Misión: Imposible - Fallout', acción de primera con un guion que no le hace justicia
Críticas

'Misión: Imposible - Fallout', acción de primera con un guion que no le hace justicia

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

‘Misión: Imposible’ ha sido durante mucho tiempo la única franquicia de Tom Cruise, aunque el actor ha relajado eso durante los últimos años con las secuelas de ‘Jack Reacher’ y ‘Top Gun’. No obstante, Ethan Hunt es el personaje que mejor refleja sus posibilidades como héroe de acción y además nunca tuvo problemas en dejar que los directores de las diferentes entregas llevasen el material a su terreno.

Por mi parte, creo que la saga tocó techo con la cuarta aventura de Hunt, pero la quinta entrega demostró que seguía en forma pese a que echase en falta un mayor empuje en la puesta en escena por parte de Christopher McQuarrie. Ahora se convierte en el primer realizador que repite en este universo con ‘Misión: Imposible – Fallout’, en la cual potencia más la acción respecto a su predecesora pero a cambio muestra más debilidades en su guion.

Cuando la fórmula empieza a mostrar sus límites

Cavill Imposible Fallout

Uno de los detalles más llamativos de ‘Misión: Imposible – Fallout’ es que es la primera secuela directa de la franquicia hasta ahora. Todas las anteriores entregas eran aventuras en la que todo quedaba zanjado, pero McQuarrie ha optado por dar una unión clara entre ‘Misión: Imposible – Nación Secreta’ y la que ahora nos ocupa, una idea muy estimulante sobre el papel pero que a la hora de la versas se ha saldado con resultados un tanto irregulares.

El primer detalle llamativo del guion es que McQuarrie tiene algo menos de libertad para definir la película de forma individual, contando con un número limitado de personajes, algo esencial para que ciertas sorpresas del libreto se vean venir de lejos. Quieras que no, eso resta emoción a la aventura cuando las cosas se calman e incluso daña algún momento de mayor intensidad dramática.

Es ahí donde se empiezan a ver las costuras a la fórmula de la saga, algo más o menos tapado hasta entonces por los sucesivos cambios de estilo de cada director que iba dejando su sello. Ya en ‘Nación secreta’ fue donde menos noté ese punto, pero hasta cierto punto eso seguía siendo algo diferente en la franquicia. Aquí eso no sucede y los trucos del libreto de McQuarrie resultan más obvios de lo deseable, aunque no tarda en dar con la tecla para que eso nunca llegue a resultar demasiado molesto.

'Misión: Imposible - Fallout' destaca por sus sensacionales escenas de acción

Escena Mision Imposible Fallout

Considero que las comparaciones con ‘Mad Max: Furia en la carretera’ son un tanto exageradas, ya que ‘Misión: Imposible – Fallout’ tienes muchos más momentos de calma para desarrollar la historia y que todo respire. Sin embargo, McQuarrie sí que eleva considerablemente las dosis de acción y demuestra una solvencia pocas veces vista en el género durante los últimos años -aunque eso no le da para igualar el impresionante segmento de Dubai de la cuarta entrega, aún hoy la mejor-, algo a lo que ayuda mucho la implicación de Cruise en las escenas más arriesgadas.

Últimamente estamos demasiado acostumbrados a que los rápidos cambios de plano en el montaje disimulen coreografías cuestionables, pero aquí todo es muy limpio, algo que atrapa al espectador, sobre todo a medida que la sensación de montaña rusa va acentuándose. De esta forma, incluso lo que en sí mismo consideraríamos locuras o fantasmadas funciona de maravilla, sobre todo volver a ver Hunt corriendo sin que nada pueda pararle o ese “combate” entre helicópteros.

Eso no quita para que McQuarrie también incida algo en la ya algo avanzada edad de Cruise. Es asombroso que sea capaz de hacer lo que hace a estas alturas de su vida, pero tampoco es un superhombre que pueda con todo y ahí aparecen en determinados momentos Rebecca Ferguson y un inspirado Henry Cavill para recordárnoslo. Con todo, él sigue siendo la estrella y no seré yo el que se oponga mientras siga dándolo todo en personajes que encajen con él -lo de ‘La momia’ sí que fue un tanto risible’-.

En definitiva, ‘Misión Imposible – Fallout’ es una buena película de acción y una nueva aventura de Ethan Hunt que no desmerece dentro de la saga pese a que el guion presente ciertos problemas. A cambio las escenas de acción son impecables y numerosas, lo cual ayuda a que su extenso metraje se pase volando. Me vale.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio