Publicidad

'[REC]' de Balagueró y Plaza, terror psicológico y costumbrista

'[REC]' de Balagueró y Plaza, terror psicológico y costumbrista
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Quarantined', el título del remake norteamericano de '[REC]', dice mucho más de la que película que el original. En la poca información que nos iban suministrando mientras se realizaba la grabación, la sinopsis se limitaba a contar que una reportera de un programa salía con su cámara a cubrir el turno de una dotación de bomberos. Les llegaba una llamada de un edificio y acudían a ver qué ocurría. Allí pasaban cosas terribles.

Sólo con esto, la verdad es que no me sonaba especialmente atrayente. Sin embargo, descubrir que, una vez entran en el edificio, la policía sella todas las salidas y les obliga a permanecer en cuarentena, me sorprendió gratamente. Este confinamiento obligado aporta matices psicológicos que le dan a la cinta una dimensión que no sospechaba que tuviese.

Manuela Velasco interpreta a la presentadora, Ángela. Está perfecta en el papel, especialmente en la primera parte del film, cuando todo transcurre en la estación de bomberos y aún no se sabe si va a ocurrir algo esa noche. Ahí se dedica a decir y hacer tonterías y a comportarse casi como Bridget Jones cuando le sacaron el célebre plano en el que se deslizaba por la barra. Este fragmento de la película podría parecer sobrante, ya que aún no tiene ni terror ni tensión y es tan similar a los programas a los que recrea que resulta poco interesante, pero es necesario para ir preparando a los espectadores para lo que vendrá después y para marcar la evolución del personaje de la protagonista. Además de que no llega a hacerse tedioso porque es breve.

Una vez se llega a la casa, el tono de la película cambia al mismo tiempo que se trastocan las actitudes de los participantes: hay un aviso y por lo tanto el humor de los bomberos no es tan distendido como cuando esperaban en la estación, pero tampoco es tenso del todo porque puede ser una menudencia vecinal. En el momento en el que se enfrentan con la amenaza, se crispan los ánimos y, con ellos, el estilo de rodaje. Esto es totalmente coherente, ya que la persona que está rodando es uno de los personajes y está presenciando todos los actos terribles.

Desde este instante se suman al reparto todos los vecinos del edificio y un par de policías. El perfil de personajes de todos ellos está realizado de manera impecable. Y esto de nuevo le aporta a '[REC]' una faceta más con la que no contábamos cuando sólo se nos decía que era un film de terror: el retrato costumbrista. Tenemos entre los vecinos a personas muy diferentes entre sí, pero muy parecidas a lo que nos podemos encontrar en la vida real. La autenticidad es tan grande que se produce mucha empatía a favor de algunos de ellos y en contra de otros. Estos momentos en los que vemos mejor cómo son estas personas, además, tienen humor. La credibilidad es mayor aquí que en muchos films centrados sólo en el aspecto social.

Sería en estos momentos cuando más se pondría de manifiesto la parte psicológica de la que hablaba antes: los vecinos, viendo su vida en peligro, no tienen problema en culparse los unos a los otros o en permitir que los demás perezcan mientras ellos se salven. Se muestran las verdaderas caras que personas que hasta ese momento, muy probablemente, vivían tras una máscara de cinismo. De forma muy lejana, me recordaba a algunas de las obras de José Saramago —'Ensayo sobre la ceguera' se podrá ver en cine próximamente— al pintar una realidad extrema en la que todas las reglas sociales y humanas resultan inútiles y hay que crear un nuevo orden dentro del caos. Esa minisociedad que no tiene más remedio que ser autosuficiente porque sabe que el mundo exterior le ha dado la espalda se parece mucho a las que presenta el portugués.

La información se va dosificando de forma muy hábil a lo largo de la película. Quizá porque los espectadores compartimos la mirada con uno de los participantes, no podemos adelantarnos a lo que sabe ni tampoco puede él saber cosas que desconozcamos. Así, a medida que quienes están en cuarentena averiguan lo que ocurre, lo conocemos también nosotros. Como la información no se sabrá por completo hasta el final, se mantendrá a la audiencia en tensión y con curiosidad por saber lo que está ocurriendo hasta los últimos minutos. De esta forma se evita caer en lo cansino de algunos films de terror que simplemente colocan una escena terrorífica tras otra sin que la trama avance en absoluto. A favor del guión también se puede decir que, quizá por ser más sencillo, no cae en las trampas o los flecos sueltos en los que caía 'El orfanato'.

Como me ocurre con los films de Paul Greengrass, me mareé muchísimo viendo '[REC]' debido a los movimientos de cámara de algunas de las escenas. Quizá no os ocurra a vosotros porque soy especialmente sensible para estas cosas y, si viajo en coche de pasajera, acabo siempre con náuseas. Me dio rabia porque esta sensación molesta impidió que se me contagiase el miedo, que es ese sentimiento en teoría desagradable, pero que sí esperamos a que nos hagan sentir algunas películas. De todas maneras, no dudo de que el film de Plaza y Balagueró consiga dar sustos en momentos inesperados y sorprender con imágenes impactantes. Sólo con ver las reacciones del público en Sitges lo podemos comprobar.

En definitiva, se trata de un film muy considerable y del cual se puede apreciar mucho más el mérito si se conoce cómo se realizó. Quizá no sería muy recomendable para personas demasiado sensibles a las escenas de sangre o para quien no disfrute con el género de terror. Pero para los que lo pasamos bien pasando miedo es una gran opción después de una serie de productos del género que tiraban a lo mediocre.

En Blogdecine | Noticias y tráilers de '[REC]'.

'[REC]' se estrena el 23 de noviembre.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir