Publicidad

'Servant': la elegante serie de Apple TV y Shyamalan abre las puertas a los mayores terrores de la paternidad
Críticas

'Servant': la elegante serie de Apple TV y Shyamalan abre las puertas a los mayores terrores de la paternidad

Publicidad

Publicidad

Con el exquisito gusto que aporta una puesta en escena de aires clásicos, 'Servant' inicia su andadura en Apple TV con tres episodios que nos meten en situación, crean una atmósfera reconocible e inquietan con una premisa, cuanto menos, curiosa.

Los ricos también lloran

Apadrinada por M.Night Shyamalan, que se encarga de dirigir el primero de los once episodios que foman la primera temporada de la serie, 'Servant' cuenta el drama de un matrimonio que no está pasando por su mejor momento, y que ve en la incorporación de una empleada interna que ayude con su retoño un alivio al que aferrarse. Como si Mary Poppins hubiera aterrizado en Philadelphia, solo que siendo mucho más joven y, sobre todo, mucho más inquietante.

La pareja protagonista, los Turner (impecables Lauren Ambrose y Toby Kebbell), forman un matrimonio de clase alta, con una gran casa donde él trabaja como chef bon vivant de éxito mientras ella se encarga de cubrir las noticias para un canal de televisión. Más o menos lo normal en un matrimonio de clase alta. Lo que pasa es que sus problemas también son de clase alta.

A simple vista, un proyecto así no sería una de las grandes apuestas de una nueva y millonaria plataforma, pero el toque del cineasta de 'El sexto sentido' (y otras mucho mejores y más disfrutables pero sin tanto nombre) abre el camino, rompe el hielo y marca el camino a seguir con el piloto. Además, Shyamalan volverá para dirigir el noveno episodio de la temporada.

Viviendo en el valle inquietante

La música de Trevor Gureckis y el tempo de una edición que no necesita sobresaltar gratuitamente ayudan a meternos en situación en esta creación de Tony Basgallop, nombre que leerás muchas menos veces que el del prestigioso cineasta que, por supuesto, se permite el habitual cameo simpático en el episodio dirigido por él. Basgallop se encuentra aquí ante la oportunidad de su vida, ya que sus créditos tampoco han sido especialmente revolucionarios, y el éxito de 'Servant' ha llegado antes de su estreno, con Apple TV renovando por una segunda temporada una serie que aún no se había estrenado.

Critica Servant Apple-2

Resulta especialmente complicado seguir analizando este primer cuarto de temporada (la plataforma solo ha subido los tres primeros episodios), pero por poco que hayas visto sabrás que algo pasa en esa casa desde el momento en que la joven y tímida Leanne Grayson (espectacular Nell Tiger Free a todos los niveles) pone un pie en la misma. Rupert Grint, el popular Ron Weasley de la saga de Harry Potter, completa el estupendo reparto de la serie.

Sin haber pisado a fondo el acelerador del género, 'Servant' se beneficia del juego de sospechas extrañas que acontecen en sus tres episodios, que saben conjugar a las mil maravillas los miedos de la paternidad y de lo paranormal. El miedo al dolor, a la pérdida (de líbido o humana), a la locura y a lo desconocido van de la mano del miedo irracional de lo que no tiene explicación.

'Servant' recupera en parte la vertiente de un subgénero popular en los sesenta y setenta, urbanizando unos dominios mucho más rurales con elegancia, sin prisa pero sin pausa, y sus episodios de apenas 30 minutos son otro aliciente a tener en cuenta que ayudan mucho a su ritmo y desarrollo. Puede que no resulte del agrado de todo el público, pero en mi caso ha sido lo que la plataforma necesitaba para contar conmigo como usuario.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir