Publicidad

Diccionario Teléfilo: Biblia

Diccionario Teléfilo: Biblia
4 comentarios

Publicidad

Quizá el termino de esta semana no lo hayáis escuchado tanto como los demás que hemos tratado en el diccionario. El motivo se debe a que la Biblia de una serie o un programa es utilizada por los profesionales del medio (guionistas y productores) y prácticamente desconocida por los telespectadores.

Pongamos un ejemplo para explicarlo. Somos un guionista de televisión que ha ideado una nueva serie de televisión o un programa. Nuestro sueño es que esa idea se haga realidad en alguna cadena de televisión, por eso necesitamos financiación para que sea producida por alguna productora. El mecanismos para venderla (piching) necesita un dossier que explique brevemente (10 o 30 páginas) toda la información de nuestro producto. Esa es nuestra biblia.

En el contenido de una biblia es variable y todo lo que atraiga interés sobre el producto para venderlo es bien recibido. Es habitual que se incluya una ficha con el título, formato de los capítulos y su duración, el género, la franja donde se situará y el target al que va dirigido el proyecto. Se incluye una breve reseña del concepto general.

A continuación mostramos los elementos que componen nuestra idea: el mundo, sus personajes y las historias. En el mundo se trata de explicar cual va a ser el espacio y el tiempo donde se desarrolle la historia, así como los escenarios y localizaciones. En el apartado de los personajes se describen: quiénes son los protagonistas en la serie, cómo van a evolucionar a lo largo de la serie y quiénes son los personajes secundarios. Se incluye una descripción particular de los personajes, una biografía y sus relaciones con el resto. En cuanto a las historias debemos mostrar cuanto pueda dar de si nuestra futura serie, posibles capítulos, tramas que se pueden dar lugar e incluso dar un final a la historia si nos hayamos ante un pequeña serie. No hace falta que las historias estén totalmente desarrolladas, sino que con un par de líneas que muestren el desarrollo del episodio con un principio, medio y final.

Además de todo esto se pueden aportar dibujos y pequeños storyboard que ayuden a la explicación del producto. Cuanto más originales son mejor, ya que eso puede ser un elemento diferenciador de que un productor se decida por nuestra idea en lugar de tirarla a la papelera o seguir leyendo las cientos que le llegan a su despacho.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir