Compartir
Publicidad

'¿Quién quiere casarse con mi hijo?' arriesga poco con los nuevos solteros de la tercera temporada

'¿Quién quiere casarse con mi hijo?' arriesga poco con los nuevos solteros de la tercera temporada
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En su constante empeño por buscarle compañía a los personajes más esperpénticos de este país, Cuatro ha presentado a los nuevos protagonistas de la tercera temporada de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?', uno de los programas que no ha pasado desapercibido últimamente. No podía faltar el espacio que ha sabido perfilar un estilo de identidad al que la cadena ha decidido sacarle todo el partido posible. Así lo hemos visto en 'Un príncipe para Corina', actualmente en emisión, y en el resto de programas que suponemos que Cuatro sacará más adelante. Pero ahora toca volver a los orígenes, sobre todo después de que hayan sido presentados oficialmente los nuevos solteros de la cadena para la próxima temporada.

Como no podía ser de otra manera Luján Argüelles, rebautizada desde esta temporada como Bruján Argüelles, fue la encargada de presentar a los nuevos pretendientes, que siguieron la tendencia que ha marcado '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' en sus dos primeras temporadas. Lo cierto es que el programa ha decidido arriesgar poco en su nueva andadura, esa en la que quizá muchos nos esperábamos un salto mayor y un cambio que fuera más allá de la búsqueda del amor de un grupo de hombres jóvenes con unos perfiles ya vistos. Al menos esa es la sensación que me ha dejado esta "Bienvenida de solteros", que ha sentado las bases de lo que podremos ver después del verano.

Un amante del lujo junto a un padre ricachón (la principal novedad de este año), un niño grande con una madre algo sosa, un dandy gay y su amiga/compañera/diva/dj, un argentino rompecorazones de la mano de una progenitora desesperada y la desmesurada simpatía de una madre y su hijo exmilitar. Quizá nos hubiera gustado que las tornas se cambiaran definitivamente, al menos en una pareja, pero con esta estrategia la cadena, al menos, puede mantener el nombre del programa sin que existan confusiones.

Aún queda por analizar los perfiles de las candidatas que se atrevan a conquistar a estos solteros, la otra cara de la moneda fundamental para que el programa se mantenga como hemos visto hasta ahora. Es posible que se reserven algunas bazas que conseguirán llamar la atención de los espectadores, que al menos en Twitter se han mostrado bastante entusiasmados con el estreno de la nueva edición.

Lo que parece que no va a cambiar es el estilo en el montaje y en el uso de la música y efectos sonoros, unas cualidades que han sido las más alabadas de '¿Quién quiere casarse con mi hijo'? y que han conseguido alzar al programa a los altares. Se trata de una estrategia más que efectiva para hacer un guiño a la audiencia y buscar su complicidad. Todo para que esta pase un buen rato delante de la televisión, el principal motivo por el que una buena parte de la los espectadores deciden conectar con el espacio cada semana. Una vez más, se buscarán las risas del público, pero con una fórmula que ya ha sido repetida en dos ocasiones. Veremos si funciona una tercera.

En ¡Vaya tele! | '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' tendrá tercera temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio