Publicidad

Huyendo de los Guardianes de la noche

Huyendo de los Guardianes de la noche
25 comentarios

Publicidad

Hace apenas unos días que Carlanga nos hablaba de los buenos trailers para malas películas. Ahora mismo, regreso de sufrir las consecuencias, en mis propias carnes.

Cuando vi el trailer de Guardianes de la noche, me pareció que sería una buena excusa para volver a ver algún filme de terror en el cine. Reconozco que soy demasiado impresionable, y con todo me asusto, así que intento ver (si finalmente las veo) las películas de este género, en casa, y cuando no hay más remedio.

Sin embargo, las imágenes del trailer, me parecieron de lo más sugerentes, y esta tarde ya estaba preparada para dejarme sorprender, o asustar, una de dos, porque tampoco estaba realmente segura de lo que me encontraría.

No recuerdo la última vez que abandoné una sala, antes de que finalizara la proyección, pero hoy, tras una hora de soberano aburrimiento, he tenido que hacerlo. Quizá se salvan los primeros diez minutos, por no decir cinco, pero el resto no hay por donde cogerlo.

La historia está tan mal desarrollada, que ni siquiera entretiene. Los sustos no asustan, los efectos no impresionan, y a pesar de que la sangre lo inunda todo, lo único que atemoriza es la idea de pasar una hora más perdiendo el tiempo.

Una pena, y eso que iba más que predispuesta a aterrorizarme, pero no ha habido manera.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios