Compartir
Publicidad
Publicidad
Así era 'IT' de Cary Fukunaga: la adaptación de Stephen King que nunca veremos
Estrenos

Así era 'IT' de Cary Fukunaga: la adaptación de Stephen King que nunca veremos

Publicidad
Publicidad

La nueva adaptación de ‘IT’ de Stephen King ha roto los récords de recaudación en el primer fin de semana de un film calificado ‘R’ en la historia. Tiene una muy buena aceptación crítica y, en general, está gustando a los fans de la novela. Sin embargo, su condición de película comercial ha dejado una sensación de decepción en los que esperaban algo más que una burda secuencia de sustos de sonido atronador en pantalla.

El estilo de terror más bien vulgar de Andy Muschietti (quizá obligado por el estudio) deja un sabor de boca agridulce, puesto que la película tiene unos grandes valores de producción, una estética muy lograda y una imaginería visual sorprendente. Por esto, muchos se han lamentado que el proyecto no recayera en un autor con algo más de personalidad, o que siguiera en manos de Cary Fukunaga, el responsable del hype de la primera temporada de ‘True Detective’.

Caryfukunaga

Las razones de la salida de Fukunaga

La confianza ciega en el autor hizo que el momento de su separación creativa con Warner fuera tomado por todos como un desastre para la posible traslación de un proyecto tan oscuro y difícil de adaptar como ‘IT’ de Stephen King. Las razones parecían muy fáciles de adivinar. Fukunaga quería una versión de “terror elevado” y Warner una de terror “convencional” según las palabras del director. Pero algo huele raro. Su versión del guion puede ser fuerte, pero no mucho más que la versión estrenada en cines.

El estudio salió del paso admitiendo que había habido problemas con la dotación de presupuesto. Fukunaga cargó las tintas explicando que ellos querían una versión de ‘Los Goonies’ contra monstruos y no entendía su intención de crear algo que fuera más centrado en el “drama humano”. En parte puede tener razón, pero hay otras razones que no parecen haber salido a la luz que se pueden ir rastreando por foros de internet. Una de las quejas con el proyecto de Fukunaga fue la inclusión de algunas escenas sexuales de última hora.

No era la escena de la orgía del libro, no, pero algunas referencias sexuales con los actores jóvenes sí se encuentran registrados en quejas de los padres de los actores niños en un foro en el que se comunican. Principalmente, los problemas con el guión es que Fukunaga seguía escribiendo escenas de naturaleza sexual, a las que el estudio se oponía. Algunos padres sacaron a sus niños actores de la audición después de leer estas escenas.

Forofukunaga

Algunas de esos añadidos no están en la revisión de 2015 que circula por internet, por lo que no podemos comprobarlo. Se habla escenas en las que Travis Bowers viola a una oveja de Mike Hanlon y eyacula en un pastel de cumpleaños. En una particular, en la que una madre se queja de que en el primer guion recibido no se veía al padre de Beverly besándole el vientre y bajándole las bragas por debajo de la falda. Ese momento concreto está parcialmente descrito de esa misma forma en la versión de 2015, pero sin los besos, por lo que tiene sentido que hubieran correcciones enviadas a los padres a semanas del rodaje.

El guion de Fukunaga

Independientemente de esas escenas de índole sexual o no, el objetivo de Warner fue eliminarlas y rodar el resto tal y como lo había concebido el director con Chase Palmer. Existen dos versiones del mismo dando vueltas por internet, uno de 2014 y otro de 2015. Ambas difieren mucho entre ellas, aunque el segundo libreto tiene una gran cantidad de secuencias idénticas a la que hemos visto en el cine. Lo que sí comparten todas las visiones del guion de Fukunaga es el hecho de estar ambientada en los años 80 y centrada solo en la parte de los niños

Itportada

Los principales elementos de diferencia con la película son las libertades con el libro,mucha falta de algunas escenas clave de aquel y muy poca presencia de Pennywise. Pocas visiones de los chicos y la ausencia de otras formas del payaso o momentos de terror, en general. La primera de las versiones, la de 2014 es, por decirlo de una manera suave, bastante desastrosa. En ella, los niños no son tanto amigos como un grupo que se asocia por conveniencia. Tiene un problema de meter más de lo que le da tiempo a llegar. Es algo atropellado.

Tiene añadidos como la madre muy enferma de Bill, la visión de Stan en la sinagoga, con una mujer desnuda tocándose enfrente de él que recuerda a la de la habitación 237 de ‘El Resplandor’ (The Shining, 1980), un interludio en un bar con Pennywise tocando el piano que quedaba risible. Y un final similar al que ha quedado pero con los niños matando a Pennywise con una motosierra y un spray con fuego como el que usa uno de los matones en la versión final.

La versión de 2015

La versión que sirve de modelo para la película, daba un buen lavado de cara al anterior. En esta versión ya no había araña como tal, eliminando la única referencia a la mitología lovecraftiana del anterior borrador, en la que había un portal en forma de charco en el que Eso se veía hacia el final en forma de ¡estrella de mar gigante! Pero en esta, no solo no se transforma en ningún ser horrible, tan solo se aparece con su forma de payaso desmaquillado como el verdadero Bob Gray.

Pese a que esta versión estuvo a punto de rodarse, hay cambios que habrían supuesto cambios con el libro bastante absurdos. En primer lugar se cambian los nombres de los personajes por alguna extraña razón. Por otra, se elimina completamente al personaje de Stan. Solo se utiliza su nombre para nombrar a un pez dorado que tiene Bill. Muchas de las características de su personaje se fusionan con el de Richie, que aparece en la primera escena hablando por los walkie talkies con Bill. Tenía sentido en esta versión pero no tanta de la manera que ha quedado en la película, salvo establecer un guiño de la época.

Esa primera escena, con el encuentro entre Georgie y Pennywise tiene mucho más intercambio de diálogo y la descripción de su muerte es un poco más salvaje. Pero el hecho de que sea un misterio para su hermano ya estaba aquí. Bill tiene alguna escena más con su madre en la que queda más claro que en su casa sus padres se han convertido en fantasmas en vida, y se desarrolla más la relación con su padre.

Una versión no tan profunda como ella misma se cree

Al desaparecer Stan, Richie es el judío de la pandilla, pero en vez de un cuadro de Modigliani se le aparece un hombre guapo, que le increpa sobre su homosexualidad latente. Luego Pennywise le amenaza con contarles su secreto a los amigos. Su Bar Mitzvá es el punto álgido del film que lleva hacia el clímax. En la fiesta da un speech que aparece en el tráiler y que no sale en la versión estrenada en cines.

Bev es similar pero en el guion su madre sí aparece. Tiene una conversación con ella sobre la regla lejos de ser comprensiva, además tolera los abusos de su padre, un personaje mucho más desarrollado. Fukunaga se extiende innecesariamente en el personaje y en la idea sugerida en la novela de que es una marioneta de Pennywise, pero haciéndolo mucho más burdo y explícito, mostrando incluso una escena en la que tiene diálogos con él para que acabe con los chicos a los que persigue antes de ser asesinado por Henry.

Henry aquí llama Travis bowers. Él y su pandilla tienen escenas sexuales con la pandilla de Greta, a la que intenta forzar a hacerle sexo oral. También sitúan la acción en el 4 de julio pero en vez de haber una pelea de piedras, los perdedores le tiran un petardo dentro del coche. La muerte de Patrick Hockstetter es diferente. Sucede mucho más adelante, mientras va con los matones. También ve a niños muertos antes de morir, pero perece ahogado.

Fukunagasi3

La visión de Ben no es en la biblioteca sino en el río, se encuentra un pescador que sería Bob gray, el hombre que hay debajo del maquillaje de Pennywise. Eddie no tiene escena de leproso, solo la cuenta, y luego reaparece en la casa de Neilbolt. El farmacéutico tiene la conversación de los placebos con él y añade algo que no está en el libro, que también trata a su madre. El personaje de Mike Hanlon también se reduce mucho y se cambiaba la historia del matadero.

Los cambios más radicales

El añadido más importante, aunque está en la versión que se iba a rodar pero no se pudo por falta de presupuesto, es un interludio. No uno de los preexistentes en el libro, sino uno creado al efecto que viajaba al pasado de Derry hasta el punto en el que expone el primer encuentro entre los nativos y los colonos que ocuparon y fundaron en pueblo. Transcurre en 1625 y parece una escena sacada de la película 'La Bruja' (The Witch, 2015). Empieza con unos puritanos hablando con indios nativos. Un indio se aterra mucho al ver a los niños colonos.

Como si estuviera basada en las leyendas del wendigo, el mal de los bosques es tratado de forma casi gótica. La escena clave está cuando una madre de los peregrinos va al dormitorio de sus niños y encuentra a Eso en una forma prehumanoide, traslúcida y dentada, tratando de comerse a los niños por la noche. Hace un trato con la madre para comerse a un bebé en una escena muy espeluznante y al mismo tiempo filosófica. La escena escenifica el pacto de Eso con el pueblo de Derry, explicando cómo el mal está arraigado allí y en su gente desde ese trato maldito.

Fukunagasitorigen Pennywise

Justo después de esa escena, la sigue una bastante vergonzosa, con Pennywise solo, mirando la foto de Georgie y Bill en el periódico y hablando consigo mismo. También se deja ver en una especie de runas con dibujos de Pennywise comiendo niños, que en el pueblo había una especie de culto que adora al payaso, o que ofrece sacrificios para “calmarlo”. Un subrayado demasiado expreso de que el mal está permitido por personas en Derry sobre el aspecto más gris, embrujante y ambiguo de la novela. En la película ha quedado como una ligera referencia, en el cuadro de la biblioteca, con una mujer llevando a un bebé al pozo de Pennywise.

Hay escenas del libro que no aparecen en la película, como el juego de las cerillas para echar a suertes quien se queda fuera de la casa abandonada y, de nuevo, el final da una vuelta bastante estúpida, convirtiendo a Eso en un gas naranja que persigue a los protagonistas a través de un escenario como una alucinación escheriana de la casa de Bill. Al final, le golpean y vuelve a salir el gas, dejando algo más abierta la posibilidad de que siga vivo.

En general, los momentos de drama importantes siguen en la película, pero la sensación al leer el guion es que los momentos de terror son escuetos y poco interesantes. Puede que su concepción del film fuera más seria y consolidada, pero tampoco parece un material sobre el papel para echar cohetes, más bien hace pensar, que pese a su dirección inmadura y su carácter comercial, el resultado estrenado en cines es más satisfactorio y se siente más orgulloso de ser una película de género.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos