Publicidad

HBO, entre el prestigio y la necesidad de competir con Netflix: ¿televisión de calidad o de cantidad?
HBO

HBO, entre el prestigio y la necesidad de competir con Netflix: ¿televisión de calidad o de cantidad?

Publicidad

Publicidad

El verano pasado, en una junta con empleados de HBO, el ejecutivo de AT&T John Stankey lo anunció: "Quiero más horas de contenidos". Según sus propias palabras, HBO necesitaba "más horas al día. No hablo de horas a la semana, ni horas al mes ... Estamos compitiendo con dispositivos que están en manos de personas que captan la atención del espectador cada 15 minutos".

Cuando menos era más

Los viejos tiempos de calidad con cuentagotas de la vieja cadena pueden llegar a su fin. El pasado mes de octubre, AT&T cerraba Filmstruck por ser demasiado nicho. Para el invierno, el CEO de AT&T, Randall Stephenson, estaba seguro de que no tenía planes de convertir a HBO en "otro Netflix".

Ahora AT&T y WarnerMedia planean una profunda reestructura corporativa que implicaría unir HBO y Turner, razón por la que el presidente y CEO de HBO Richard Pleple abandona el barco. Durante la presentación del documental 'The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley' saltó la bomba: sería la última producción de la plataforma bajo el liderazgo de Richard Plepler.

Plepler se unió a HBO en 1992 como miembro del departamento de comunicaciones, para pasar a ser co-director ejecutivo en 2007 y único director ejecutivo en 2013. Es posible el nombre no te diga nada de buenas a primeras, pero es uno de los máximos responsables de la (¿mal?) llamada "Edad de Oro de la Televisión".

Series como 'Los Soprano', 'The Wire', 'Sexo en Nueva York', 'Veep', y más recientemente 'Westworld' y 'Juego de tronos', llegaron durante su mandato. HBO ganó más de 160 premios Emmy con Plepler al mando. La salida de Plepler amenaza ahora esa clásica filosofía que permitió el ascenso de la cadena.

La "netflixicación" de HBO

La creciente Netflixification de HBO es una nueva muestra de la vertiginosa carrera por la lucha de contenido en un streaming cada vez más abarrotado. En 2018, Netflix publicó más de 90,000 minutos en contenido original, incluyendo unos 58,000 minutos de series originales; mantener el ritmo obliga a cualquier rival que solo quiera "calidad y prestigio" a forzar un poco más la maquinaria y, tal vez, recurrir a un contenido más "estándar".

Por otro lado, no todos los espectadores son abonados a Cahiers du cinéma, y ahí están los millones de horas de visionados en las producciones de Adam Sandler. Algunas son mejores que otras, pero ahí están los datos. Puede que solo hayan sido superadas por las cifras de 'A ciegas'. Tampoco es que la película con Sandra Bullock vaya a convertirse en un título recordado en el futuro (algo que sí podría pasar con 'Aniquilación'), pero ahí está 'Roma' para ir cerrando bocas, aunque la de Spielberg únicamente la abra.

Hbo-Netflix-2019

De momento es pronto para sacar más conclusiones, mientras las cabezas pensantes oscilan entre el "no queremos otro Netflix" y el "necesitamos más horas para poder competir" lo que está claro es que no es necesario comparar ambos bandos. Cada uno tiene su tono y su forma de hacer las cosas.

El vértigo de una ojeada a través de la aplicación de la plataforma o la oscura (por aquello del color) sobriedad de la casa de las ideas pueden vivir juntas. El problema llegará cuando las otras doscientas plataformas rivales quieran su parte del pastel. Porque sitio para todos es imposible que siga existiendo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir