Compartir
Publicidad
Publicidad

'Mujeres Desesperadas' termina mirando al pasado

'Mujeres Desesperadas' termina mirando al pasado
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La season finale de 'Mujeres Desesperadas' se planteaba en el penúltimo capítulo como una de las más interesantes de esta temporada, y a pesar de la decepción de algunos o la indiferencia de otros al ver este final, debo decir que yo he quedado gratamente satisfecho. Quizá sea por los niveles de drama alcanzados o simplemente porque estas mujeres me tienen absolutamente fascinado y ya no puedo opinar otra cosa, pero a pesar de una sexta temporada dubitativa, 'Mujeres Desesperadas' sigue manteniendo el tono ácido y los altos niveles de drama que la lanzaron al éxito hace años.

Teníamos varios frentes abiertos al comienzo de temporada; algunos quedaron solventados poco después y nos suenan ya demasiado lejanos; otros se crearon más tarde y han perdurado hasta el fin de la temporada y algunos de esos frentes se han mantenido durante los 23 capítulos. Y, sin duda, Drea de Matteo ha tenido mucho que ver en el nivel de interés que ha despertado esta sexta temporada.

Angie Bolen era, junto a su familia, la protagonista del misterio de esta temporada, un misterio que se ha resuelto de forma vertiginosa en este último capítulo. Admito que Angie no era santo de mi devoción, no me gustaba nada su actitud y no encajaba nada dentro de la personalidad de las desesperadas, pero la escena final mientras vuelve la cara para susurrar "La bomba está en el detonador" me pareció tan genial que ahora me arrepiento de que no se haya quedado para próximas temporadas.

En cuanto a las cuatro desesperadas protagonistas, a nadie se le habrá escapado que esta temporada adolece de tener un número exagerado de capítulos autoconclusivos, con historias que aparecen y se resuelven en el mismo capítulo, sin ninguna trascendencia a largo plazo. Tramas que, además, quedan en el propio núcleo familiar, evitando la interacción con las vecinas que, al fin y al cabo, suponen la base de la serie. Y es que Bree y Lynette han estado casi aisladas esta temporada, una por sus problemas sentimentales y la otra por su embarazo.

Bree

Sobre Bree, la verdad es que ya empiezo a estar cansado del empecinamiento de los guionistas en que la pelirroja no sea feliz. La muerte de Karl a mitad de la temporada, con Orson en silla de ruedas y un hijo bastardo que le quiere quitar la empresa son demasiados problemas para un personaje que es mucho más interesante cuando puede sacar toda su mala leche. El último capítulo de la temporada nos deja a Bree sola y contando a Gaby que Andrew atropelló a la madre de Carlos. Me da a mí que en la séptima, Bree volverá de cabeza al alcohol.

Lynette (la madre conejo, como la llaman algunos) sigue sin ganar para disgustos. Primero, un embarazo gemelar; luego, la pérdida de uno de los bebés en el accidente de avión; más tarde, una rusa que utiliza a su hijo para sacarle dinero y obtener los papeles; y finalmente, la pseudo-adopción de un adolescente que va por ahí matando jovencitas. Otra cosa no, pero Lynette es una madre luchadora en toda regla a la que los guionistas también se empeñan en machacar. Con su bebé ya nacido y menos problemas alrededor, habrá que ver si por fin la rubia levanta cabeza.

Susan volvió con Mike, y la primera parte de la temporada se centró en los problemas que ello le acarreó con Katherine, que llegó a perder la cabeza al verse abandonada, así como en su preocupación por saber quién atacó a Julie. Los últimos capítulos se han centrado más en los problemas económicos de Mike y en el famoso "pezonazo", que ha levantado muchas ampollas. Su marcha de Wisteria Lane nos ha cogido a muchos por sorpresa, pero al no anunciarse la marcha de Teri Hatcher de la serie hay que pensar que seguirá teniendo suficiente protagonismo cuando la serie vuelva en otoño. Y, por favor, más líneas para MJ, que cada vez que abre la boca me descojono de la risa.

Gabrielle

Por último, la diva Gabrielle Solís ha sido la que menos protagonismo ha tenido. La falta de una trama sólida en su familia (salvo por la sobrina de Carlos que duró dos telediarios en la serie) ha pesado mucho, ya que Gaby es el personaje que más momentos divertidos aporta. Sin embargo, se ha adueñado de alguno de los capítulos autoconclusivos de la serie, y el momento seducción de unos obreros para venderles chocolatinas queda ya para la historia.

No han tardado en aparecer nuevos frentes para el próximo año. El regreso de Paul Young promete meter en problemas al barrio; la revelación de Bree sobre la verdad de la muerte de la madre de Carlos puede tener muchas consecuencias para su familia y el hecho de que uno de los hijos de alguna protagonista no sea su verdadero hijo cogerá a más de uno por sorpresa. Además, el fichaje de Vanessa Williams traerá de nuevo el espíritu de Edie (que nunca debió haber muerto) a la serie, lo que unido al nuevo misterio de la temporada promete traernos nuevas y mayores dosis de desesperación a Wisteria Lane.

En ¡Vaya Tele! | A mí sí me gusta 'Mujeres Desesperadas'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos