Publicidad

Netflix prohíbe el tabaco en sus nuevas series ante las críticas por su uso en 'Stranger Things'

Netflix prohíbe el tabaco en sus nuevas series ante las críticas por su uso en 'Stranger Things'
267 comentarios

Publicidad

Publicidad

Netflix ha decidido dejar de mostrar tabaco en sus series y películas originales. Todo esto después de recibir duras críticas por el uso de cigarrillos en programas dirigidos a un público juvenil como es el caso de 'Stranger Things', cuya última temporada se estrenó hace unos días.

Todo viene por un informe del Truth Initative que denunciaba el continuo uso de tabaco en las series de Netflix, que se ha triplicado en la temporada 2016/2017, como posible causa de un aumento del consumo de cigarrillos entre la juventud. 

De hecho no es la primera vez que se acusa la serie de los Duffer de fomentar el consumo de dicha sustancia, pero parece que esta vez sí que la plataforma va a tomar cartas en el asunto.

Adiós al tabaco en Netflix

Algo a lo que ha respondido Netflix anunciando que de ahora en adelante todas sus nuevas series y películas con calificación TV-14 o PG-13 o inferior estarán libres de todo tipo de tabaco, incluso de cigarrillo electrónico excepto en los casos que requieran precisión histórica. 

Pero esto no solo afecta para las series no recomendadas para menores de 13/14 años, sino que también habrá coto para calificaciones más altas. No se fumará al menos que sea esencial a la visión creativa del artista o sea un rasgo característico del personaje. Además, se advertirá en los carteles informativos (esos que ponen si hay violencia, drogas, sexo) si se usa tabaco.

Tabaco Netflix

Con esta decisión, Netflix entra (quizá demasiado) en el terreno de la autorregulación y las normas que usa la televisión convencional (las networks) y el cine familiar en EEUU, donde son más restrictivos respecto a la descripción del uso del tabaco, violencia, sexo, lenguaje inadecuado... 

Así que es una medida que llama la atención debido al hecho de que nos podemos encontrar con un jardín interesante y que sin duda pondrá en tela de juicio cada decisión sobre "qué mostrar y qué no" en cada serie de una compañía que, hasta ahora, no se plegaba a las normas de la televisión convencional.

Y esto nos puede llevar a cosas un poco extrañas como el hecho de que un personaje de una serie ambientada hace treinta años fume como 'Stranger Things' sea perjudicial, pero que una chica se corte las venas en 'Por trece razones' no. Que, de hecho, hace poco supimos que que se disparó el número de suicidios juveniles durante el mes siguiente a su estreno.

Puede que no sea la comparación más correcta, pero sí que creo que al igual que en el cine y la televisión la clave no es tanto el qué se muestra como el "cómo" se hace... y aquí debería primar en todo momento la visión del creador (y su responsabilidad).

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir