"Convirtamos a Freddy Krueger en el James Bond del terror". Renny Harlin explica los grandes riesgos que asumió en 'Pesadilla en Elm Street 4'

"Convirtamos a Freddy Krueger en el James Bond del terror". Renny Harlin explica los grandes riesgos que asumió en 'Pesadilla en Elm Street 4'
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Este mes de agosto se cumple el 33 aniversario del estreno de 'Pesadilla en Elm Street 4', una secuela bastante querida de la saga protagonizada por Robert Englund como Freddy Krueger. La película fue además la primera gran oportunidad de Renny Harlin, autor posteriormente de títulos como 'La jungla 2: Alerta roja' o 'Deep Blue Sea', para demostrar su talento en Hollywood y ahora ha repasado en Slash Film todos los riesgos que asumió en la misma.

La insistencia de Harlin

Harlin reconoce que consiguió el trabajo por sus insistencia y por "estar en el lugar adecuado en el momento correcto", ya que la huelga de guionistas puso las cosas difíciles a New Line, que tenía que tener la película lista para determinada fecha y corría el riesgo de no llegar a tiempo. Eso fue clave para que acabasen optando por el realizador de 'Máximo riesgo'.

El propio Harlin recuerda que el productor Bob Shaye no estaba nada convencido con sus locas ideas, basadas en cosas "que había visto en mis locas pesadillas", pero parece que "no había ninguna opción mejor en ese momento y así fue como conseguí el trabajo". A partir de ahí fue todo contrarreloj en la que cada día escribían la parte de guion que se iba a rodar más tarde.

La gran duda estaba en cómo orientar la cuarta entrega de una saga que el público ya conocía a la perfección, porque "no podemos hacer que diera miedo y esperar que el público lo compre sin más. Ya forma parte de la cultura, así que tenemos que retorcerlo". Y esta fue la conclusión a la que llegó:

Convirtamos a Freddy en el James Bond del terror. Tiene que ser más grande que la vida, un poco como el héroe aunque sea el tipo malo. Tenemos que introducir humor y hacer guiños al público, en plan "Sabemos que lo sabéis, así que vamos a pasárnoslo bien". Eso era lo que más preocupaba a Bob Shaye. Ahora ves la película y piensas: "¿Por qué no se dio cuenta todo el mundo de que iba funcionar?". No fue el caso. Yo tampoco estaba del todo seguro.

Final feliz

De hecho, Harlin recuerda que Shaye ni le dirigió la palabra durante todo el rodaje: "Simplemente estaba en el set mirando enfadado y frustrado de fondo". Eso metió el miedo en el cuerpo al director de 'Memoria letal', y sus dudas no desaparecieron hasta que llegó el momento de enseñar la película al público por primera vez:

En el pase de prueba, cuando la gente empezó a aplaudir, a gritar y a reírse, Bob Shaye me miró y dijo "Dios mio, creo que tenías razón". Nos llevamos una ovación por todo lo alto. Fue el mayor de los alivios.

Y el final feliz fue más allá de eso, ya que 'Pesadilla en Elm Street 4' se convirtió en la entrega más taquillera de la saga hasta la fecha con unos ingresos de 49 millones en la taquilla de Estados Unidos frente a un presupuesto de 6,5 millones.

Temas
Inicio