Compartir
Publicidad
Publicidad
En busca del mejor plano-secuencia de la historia del cine
Otros

En busca del mejor plano-secuencia de la historia del cine

Publicidad
Publicidad

¡Hay donde elegir! Desde luego los hay más ostentosos y más discretos, los hay que son complejas obras de ingeniería y los hay que aprovechan todos los trucajes a disposición del director. Los hay que pasan desapercibidos y los hay que son la misma excusa para la existencia de una película. Los planos-secuencia, aquellos que van mostrando distintas acciones sin cortar, son puro cine, y hemos indagado para averiguar cuál es el mejor de todos ellos.

Con ese tema arranca la nueva serie de vídeos de Espinof, 'Todo es mentira en el cine y la TV'. Os vamos a contar todos los secretos que hay en la trastienda de las grandes películas y series: el origen de escenas históricas, como nacieron géneros hoy populares, todo lo que hay que saber de los grandes nombres del audiovisual.

De momento, empezamos con un vídeo en el que sí, está el triciclo de 'El resplandor' y la locura multiescena de 'Hijos de los hombres'. Hablamos de Scorsese y de Brian De Palma, y desmenuzamos lo que caracteriza a un plano-secuencia-perfecto. Y decidimos cuál es el mejor. La respuesta a todo ello, en 'Todo es mentira en el cine y la TV'

Son todos los que están

Pero no están todos los que son, obviamente. Para hacer esta selección hemos ido algo más allá de elegir nuestro favorito de entre todos los planos-secuencia de la historia, sino que hemos escogido un camino intermedio: hemos analizado qué caracteriza a un plano-secuencia, y hemos intentado dar con uno que reuniera todas esas características.

¿Que si eso ha hecho que dejemos cosas fuera? Claro que sí: para empezar, los plano-secuencia de autor, por así llamarlos. Mencionamos en el vídeo a Scorsese y De Palma como dos autores obsesionados con los movimientos de cámara ostentosos y excesivos, pero todos tienen cosas en común entre ellos. Es decir, en realidad son siempre variaciones de un mismo plano-secuencia: el característico de sus responsables.

También es fascinante ahondar en los orígenes del plano-secuencia. El cine clásico está bien trufado de ellos, y desde los tiempos de 'Sed de mal', con el cine negro y sus sinuosos paseos por callejones sin fin. O las superproducciones que querían presumir de escenarios ostentosos, que los usaban a menudo.

Kubrick

Y la prolongación de ellos son los inagotables planos del cine mainstream actual, trucados de forma agotadora con CGI. ¿Qué sería de una buena película de superhéroes sin un largo plano que encadena pelea tras otra sin cortes? En el clímax de 'Vengadores' está la vara de medir de todos los planos-secuencia de ese tipo.

Todos ellos aportan detalles, características, pequeños elementos de lo que podríamos definir como el plano-secuencia definitivo, que es el que hemos escogido. Quizás nos hayamos equivocado, quizás hay alguno más representativo de lo que debería ser el plano-secuencia por definición. Te invitamos a que veas el vídeo y nos des tu opinión, que posiblemente sea tan válida (¡o más!) que la nuestra. ¡Sin cortes!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos