Compartir
Publicidad
Las 31 mejores películas de miedo en Netflix, HBO, Filmin y Amazon
Otros

Las 31 mejores películas de miedo en Netflix, HBO, Filmin y Amazon

Publicidad
Publicidad

Con Halloween llega la oportunidad y excusa para ver películas de terror que, en realidad, se pueden ver durante el resto del año. La era del streaming nos ha dado en la cara y no crean, a alguno todavía se le hace cuesta arriba. Lo cierto es que en la noche de difuntos es muy cómodo plantarse enfrente de la tv y elegir allí las películas que queremos ver.

Analizamos cuatro plataformas conocidas para echar un ojo a lo que puedes encontrarte allí. Los catálogos son enormes pero en la selección hemos incluído algunas básicas y otras no tan fáciles de encontrar, para dar un poco de variedad a la noche.

Amazon Prime

Su catálogo no es muy amplio, y de terror no hay demasiado, pero entre lo poquito que se puede encontrar allí tienes una buena selección de clásicos imprescindibles, sobre todo para el neófito o el interesado ocasional en el género.

  • Tiburón (Jaws,1975)

Estamos lejos del verano pero todavía hace suficiente calor como para refrescarse un poco en las aguas de Amity. El miedo a los tiburones de muchas generaciones se creó tras la histeria colectiva de la primera obra maestra de Spielberg, un híbrido perfecto de terror y aventura.

  • La Cosa (The Thing, 1982)

El genio que puso de moda el terror en Halloween gracias la película homónima nos trajo la paranoia política definitiva llevada al microcosmos de una estación aislada en el ártico en el que cualquiera puede ser un alien multiforme. Carpenter. Clásico entre clásicos.

  • Abierto hasta el Amanecer (From Dusk Till Dawn, 1996)

Pese a quien pese el dúo Tarantino-Rodríguez siempre da en el clavo cuando se acercan al terror y la serie B. Pocos como ellos entienden el carácter lúdico del cine de género y el espíritu festivo del cine Bis. 'Abierto hasta el amanecer' fue su primera 'Grindhouse'.

  • Amanecer de los muertos (Dawn of the Dead, 2004)

Nadie daba un duro por ella, pero consiguió convertirse en uno de esos pocos remakes que están a la altura del original. Si bien carece del afilado sentido satírico de Romero, sustituyendo el nihilismmo por fiesta y acción sin pausa, fue culpable del verdadero renacimiento zombie del siglo XXI, arreglando los huecos que dejó la pionera, '28 Días después' (28 days Later, 2002)

  • Zombies Party (Shaun of the Dead, 2004)

El complemento perfecto de la anterior, es la versión paródica del cine de Romero, probablemente la más afectuosa y la que mejor ha entendido todo su universo y su poder de sátira. Nos descubrió al dúo Frost-Pegg y al director Edgar Wright, que causaría a su vez una ola de imitaciones e intentos de llevar a buen puerto la difícil mixtura de terror y humor en el cine.

  • Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London, 1980)

Y conectando la mezcla de comedia y terror, uno de los hitos de ese particular subgénero llegó de la mano de John Landis. El clásico dilema del hombre lobo contado con la sensibilidad dramática de la época, apariciones zombie grotescas y una transformación merecedora de Óscar.

  • Scream (1996)

La segunda reinvención del slasher de Wes Craven fue a su vez la tercera vez que ayudó a cambiar el cine de terror. Una divertidísima deconstrucción del género que muy pocos de sus imitadores supieron captar. Dio lugar a una etapa pobre de slashers adolescentes sin sangre pero la original (y primera secuela) son oro puro.

  • La semilla del diablo (Rosemary's Baby, 1968)

Una obra maestra de la paranoia, el descenso a la locura y el terror sobrenatural en los detalles. Pistoletazo de salida del cine satánico, imitada mil veces y nunca igualada. Polanski llevó a Mia Farrow al punto de ruptura durante dos horas agónicas, y con ella, todo el género del terror moderno, que nunca volvió a ser el mismo.

  • Sleepy Hollow (1999)

De todas las películas de Tim Burton en las que juega con el terror, esta es la única realmente merecedora de entrar en el panteón del género con todas las letras, puesto que el resto de acercamientos han sido a través de la comedia, incluso la comedia comercial, incluyendo sus cuentos de hadas tristones. 'Sleepy Hollow' es una deliciosa recreación del terror gótico clásico en la que cada fotograma es arte.

HBO España

Aún pendiente de contenidos de género en largometraje, en HBO lo suyo son las series, no obstante, hay un buen puñado de básicas que no hay que dejar escapar.

  • Babadook (2014)

Aunque se esperaba de ella una especie de ‘Expediente Warren’ con hombre del saco, no significa que el debut de Jennifer Kent no sea una obra cumbre del cine de terror reciente por propio derecho. Una exploración de la depresión a través de la somatización monstruosa, la metáfora de la película es sencilla, pero no por ello menos aterradora. Además ofrece una valiente mirada sobre la maternidad subversiva a contracorriente.

  • Blade (1998)

Divertidísima, sangrienta y muy macarra. Una de las películas comerciales de terror-acción más valiosas de la década de los noventa. Puso de moda los tres cuartos de piel negra, aunque el mérito se lo llevara Neo un año después. Vampiros y superhéroes Marvel, terror y cómic una década antes del boom del género.

  • El Exorcista (The Exorcist, 1974)

Qué vamos a decir. Pues que es una de las mejores películas de terror de todos los tiempos y que si no la has visto, pues ya tardas a ponértela. William Friedkin habla sobre la fe, a través de la descomposición del núcleo familiar y la tranquilidad de lo cotidiano por vía sobrenatural, masturbación con crucifijos y puré de guisantes.

  • Las colinas tienen ojos (The Hills Have Eyes, 2006)

El raro caso de un remake muy superior a la película original. Alexandre Aja consigue su mejor película actualizando la sucia pesadilla survival de Wes Craven en un escenario post-nuclear que acaba tocándose con el fantástico. Esos pueblos plagados de maniquís en donde se esconden mutantes sanguinarios marcan la diferencia.

  • Sinister (2012)

La sorpresa de Scott Derrickson que reenfocó su mirada a lo diabólico, al hombre del saco y el mal puro consiguiendo un drama psicológico que acompaña la espiral de decadencia de su protagonista con las secuencias de terror sobrenatural más espeluznantes de su década.

Netflix

La reina del streaming tiene un pequeño fallo, cojea muchísimo en sus básicos de cabecera. Tiene mucho terror del siglo XXI y, digámoslo claro, la mayoría unos bodrios de cuidado. Pero hemos conseguido rescatar un buen puñado de obras muy notables para dejar la selección elegante.

  • Cabeza Borradora (Erasedhead, 1977)

Una pesadilla en blanco y negro, con lógica de sueño febril e imaginario subversivo y espeluznante. Una alegoría de imágenes kafkianas y fugas oníricas axfisiantes. La primera película de David Lynch No es para todos los gustos pero recomendamos experimentarla al menos una vez.

  • Hellions (2015)

Si hay una película para Halloween que se convertirá en maldita es este pequeño proyecto casi experimental en el que una adolescente sufre una especie de delirium tremens inducido por el samhain en el que es perseguida por un puñado de críos espectrales.

  • Insidious (2010)

El camino marcado en los 2010 por James Wan comenzó en 2007 y su maravillosa 'Silencio desde el Mal' (Dead Silence, 2007), pero con 'Insidious' dio el pelotazo que merecía y con buenas razones. Recuperó el cine de espectros con regusto por lo gótico que seguiría explorando con el 'Universo Warren' para crear tendencia.

  • La mujer de negro (The Woman in Black, 2012)

La respuesta británica al renacer del cine gótico fue una nueva adaptación de la novela homónima que dio lugar a un valioso filme para televisión que conseguía helar la sangre. Sin ser tan rotunda como aquella, la nueva versión con el mismísimo Harry Potter al frente hizo bien los deberes.

  • The Nightmare (2015)

Rara vez, muy rara vez un documental puede funcionar tan bien como una película de terror. Esta exploración del fenómeno de la parálisis del sueño está hecha con mil argucias y trucos para crear atmósfera y horror puro, pero nadie puede refutar que la apuesta funciona.

  • The Crazies (2010)

Otro remake de uno de los clásicos menos valorados de George A. Romero. De nuevo, lo mismo, se elimina cualquier atisbo de sátira y drama humano para convertir la plantilla original en una estupenda película de zombies/infectados. Fue toda una sorpresa y algunos aún no se han enterado.

Filmin

Y nuestro último recurso en la nube para el cine clásico. La verdadera filmoteca de horror de la red se esconde en nuestra plataforma autóctona. Hemos aprovechado, y ya que tienen de todo (muchas más de las que cabrían en dos artículos como este), recomendamos algunas joyitas ocultas que no suelen salir en listados de esta calaña.

  • El mas alla (L'aldilà, 1981)

Fulci debería ser obligatorio en cualquier noche de Halloween que se precie. Zombies decadentes y grimosos, gore brutal a paladas, música ultracreepy épica, sicodelia, dimensiones paralelas, ecos lovecraftianos y tarántulas carnívoras. Un win win.

  • Al final de la escalera (The Changeling, 1980)

Una historia clásica de fantasmas que a muchos nos impactó por su famosa escena de la pelotita, mil veces imitada y reformulada. Peter Medak consiguió un filme atmosférico, inteligente y aterrador, sin recurrir elementos demasiado efectistas.

  • La casa de los horrores (The Funhouse, 1981)

EL año de la muerte de Tobe Hooper sería imperdonable no hacerle un pequeño homenaje en la noche de Halloween. Además merece que recomendemos alguna otra cosa que no se la típica 'La matanza de Texas' (The Texas CHainsaw Massacre, 1974), así que anda mejor que este auténtico tren de la bruja que mezcla el slasher con elementos de american gothic.

  • El día de los muertos (Day of the Dead, 1985)

La noche de homenajes no puede desarrollarse sin hacer memoria de otro grande del horror que nos ha dejado este año. El gran Romero, que cambió las reglas del cine de terror con 'La noche de los muertos vivientes' (Night of the Living Dead, 1968), merece su espacio y nada mejor que la tercera parte de su tetralogía oficial, en la que el festival de efectos de Tom Savini no da tregua.

  • Historia macabra (Ghost Story, 1981)

Hay clásicos reconocidos y clásicos menos reconocidos. Esta adaptación de la novela homónima de Peter Straub merece una posición más alta en el panteón del cine de terror, porque, a pesar de ser una adaptación sui géneris consigue dar miedo de verdad, además de albergar los tremendos maquillajes de un maestro como Dick Smith.

  • En compañia de lobos (The Company of Wolves, 1984)

Cuentos clásicos revisionados por Angela Carter bajo el prisma de un Neil Jordan en estado de gracia. Una pesadilla menstrual con la licantropía en segundo plano, esta película va mucho más allá de su asombrosa y celebre transformación, es un poema visual de horror y belleza tan cargado de detalles que gana y gana en cada revisionado.

  • El viyi (Viy, 1967)

Un clásico ruso sobre le cuento de Gogol que inspiró 'La mascara del demonio' (La maschera del demonio, 1960) de Mario Bava. Importante no solo por que adapta a un pionero de la literatura fantástica y de terror desconocido sino porque es una de las películas de terror visualmente más impactantes de los sesenta. Una joya.

  • Vampyr, la bruja vampiro (Vampyr, 1932)

Si estrenaran hoy esta obra maestra de Dreyer, la mayoría de críticos hablarían de post-horror y no pocos aficionados y opinantes empezarían sus sentencias con un clásico "no es una película de terror". Pero sí, es una película de terror alucinógena, expresionista y oscura que demuestra que antes del 79 la riqueza cultural daba cancha a terrores más experimentales y místicos.

  • Carnival of Souls (1962)

La única película del director independiente Herk Harvey es un prodigio del cine independiente, realizada a nivel local, sin grandes medios, consigue un terror de pesadilla gracias a su trama de visiones y espectros que acosan a una mujer. Pionera en el subgénero que popularizó 'La escalera de Jacob' (Jacob's Ladder, 1990)

  • Las tres caras del miedo (I tre volti della paura, 1963)

Filmin tiene plagado su catálogo de cine de terror italiano y no hay que desaprovechar la oportunidad. Este clásico de Bava es una de las mejores películas de antología que se haya hecho nunca y su juego de atmósferas, colores tétricos y siniestros dan el aroma adecuado para una buena noche de Halloween.

  • Inferno (1980)

Y hablando de Bava, el maestro hizo la fotografía de esta preciosidad de Dario Argento.Siempre a la sombra de 'Suspiria' (1977), esta secuela no desmerece a aquella, es diferente pero comparte el misma afinidad por lo surrealista, los inconexo y la belleza casi teatral del terror. Maravilla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos